DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 SEP 2000

Microsoft aterriza en Andalucía tras nombrar a Compuspain submayorista OEM en la zona. El mayorista prevé facturar entre 400 y 500 millones de pesetas en productos del "gigante del software"

Marta Madrid.
Paralelamente a la celebración de sus bodas de plata, Microsoft reunía a los medios de comunicación en Sevilla para hacer oficial el nombramiento de Compuspain como submayorista de sus productos OEM en Andalucía. Un acuerdo gracias al cual el gigante del software irrumpe en la zona sur de España de la mano de este mayorista que cumple tres años desde que iniciase su actividad en el sector de la distribución. La firma de este acuerdo coincidía con la presentación en Madrid de la versión española de Windows Millenium Edition, el último sistema operativo de Microsoft destinado al mercado residencial. Informa desde Sevilla Marta Madrid.

Pese a considerarse así mismos como unos "bebes de la informática", Pablo de la Serna, consejero delegado de Compuspain, destacaba la importancia de este acuerdo con Microsoft OEM, fabricante al que bautiza como "el creador de la informática moderna", para consolidar su negocio en Andalucía, una región, con mucho potencial de crecimiento, pero, lamentablemente retrasada en muchos otros aspectos.
El acuerdo que Compuspain sella con Microsoft le permite acercar a los ensambladores andaluces tres gamas diferentes de productos: sistemas operativos, aplicaciones y hardware. De esta forma, Compuspain se convierte en el segundo submayorista de Microsoft (Homework lo es en Valencia), y se une a su canal OEM, integrado por los mayoristas Actebis, ADLI, Computer 2000 (ahora Tech Data), Diode y GTI, que actúan principalmente en las zonas de Madrid y Barcelona.
Los primeros datos dados a conocer por el mayorista sevillano indican que, de los 4.000 millones de pesetas que esperan facturar durante este año, 400 ó 500 provendrán de los productos de Microsoft OEM. El objetivo es vender en un año 50.000 sistemas operativos, 10.000 aplicaciones y 5.000 unidades de hardware, lo que representa un 95 por ciento de software OEM y un 5 por ciento de hardware OEM.

Pésima situación del mercado andaluz
La firma de este acuerdo ha ido precedida de seis meses de estudios, por parte de Microsoft, sobre la situación actual de esta región en el sector de las TI, y cuyos resultados, según Víctor Costa, director de Microsoft OEM, han sido "pésimos". Y es que la cifra que mejor refleja la situación del mercado andaluz es la referente al ratio de piratería, que se sitúa en el 80 por ciento. Por ello, esta cifra, unida a las pocas iniciativas llevadas a cabo para mejorar la situación, según Costa, ha sido el principal exponente para que Microsoft aterrizase en un mercado que, en contradicción a la cifra anterior, posee un altísimo potencial de crecimiento, al representar el 17 por ciento del mercado ensamblador en nuestro país.
Pablo de la Serna iniciaba igualmente su intervención reflejando que el montaje de máquinas en esa región se hace prácticamente sin sistema operativo. "Si queremos ser serios tenemos que acabar con esto. El sistema operativo es necesario y no lo podemos entender como un sobreprecio de la máquina. Además, está demostrado que incluir software en origen abarata las máquinas". Este argumento lo reafirma Víctor Costa, quien señala que "cuando el sistema operativo viene instalado en el PC sale hasta un 50 por ciento más barato".
Y es precisamente el objetivo de acabar con la piratería, a través de ordenadores "listos para trabajar" que integren sistemas operativos y aplicaciones originales, el que llevó en su momento a Microsoft a diseñar un canal de distribución OEM altamente cualificado, compuesto por "aquellas figuras capaces de trasladar al mercado las iniciativas de profesionalización y legalización que el sector necesita, integrándolas en su política de distribución oficial de productos Microsoft OEM", señala Víctor Costa. Por ello, nada mejor que continuar con esta iniciativa de legalidad en esta zona española que, hoy por hoy, representa el mayor nivel de piratería y donde el fabricante cree poder multiplicar por diez la venta de software.
Para ello, muchos aspectos cuentan a su favor. En primer lugar, según los datos dados a conocer por Microsoft, casi el 17 por ciento de la población en España se encuentra en esta región, dentro de la cual 5,5 millones de personas cuentan con más de 16 años, de los cuales 1,8 millones tienen una edad comprendida de entre 25 y 39 años, a priori, el público objetivo. Del mismo modo, el 17,6 por ciento de los PC en España se venden en Andalucía, la base del parque informático instalado allí es del 15 por ciento, y el número de PYMES (con menos de 25 empleados) es de 85.000.

Lucha contra la piratería
Las próximas iniciativas de Microsoft contra la piratería se iniciarán en el siguiente trimestre y dentro de ellas se llevarán a cabo campañas de información a los ensambladores para explicar las ventajas del software legal, a las que le seguirán otras tantas destinadas a los usuarios finales. "Dentro de la campaña de PC desnudo trataremos de hacer ver a los ensambladores los inconvenientes que genera vender PC sin sistemas operativos, como los problemas técnicos que traen consigo, la falta de fidelidad con el cliente y la pérdida de oportunidades para vender más software", señala Costa. Del mismo modo, considera que el hecho de que España encabece la lista de países con mayor índice de piratería no se debe a los precios. Es más, según este directivo, "España tiene los precios más competitivos de software, comparados con las subsidiarias de nuestra compañía en otros países. Es la cultura, y sobre todo la desinformación (no saben que es un delito), lo que provoca esta situación".

Lanzamiento de Windows ME
Otro de los grandes protagonistas en Sevilla fue Windows Millenium Edition, el último sistema operativo de Microsoft para el mercado doméstico. Víctor Costa anunciaba en la rueda de prensa que una de las principales ventajas que va a ofrecer este software es su reinstalación en caso de fallo. Para ello, el usuario que compre un PC con el sistema embebido y que después de un tiempo tenga algún problema podrá ponerse en contacto con su proveedor, señalándole el número de serie del producto, para que éste le indique la forma más fácil de restablecer el mismo en el punto en el que el usuario compró el sistema operativo y sin perder los datos que hubiese almacenado.
La promoción de lanzamiento de Windows ME de Compuspain se centra en un bundle compuesto por el nuevo sistema operativo y una tarjeta de Ovislink, mientras que Homework, el otro submayorista OEM de Microsoft, ofrecerá otro bundle, en esta ocasión junto a la impresora Canon BJC-1000.
Finalmente, Costa destacó el buen funcionamiento de la división OEM de Microsoft, que en la actualidad representa algo más del 30 por ciento del negocio del grupo, y que crece por encima de lo que lo hacen los PC.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios