DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 1999

Memory Set y ARC rompen con CHS, cuyo proyecto se desmorona en España

Por no poder hacer frente a sus obligaciones económicas con los mayoristas
Lo que comenzó como un macroproyecto de una envergadura desconocida hasta la fecha en nuestro país parece haberse quedado en agua de borrajas. La razón no es otra que la compra definitiva de Memory Set y ARC por parte de CHS no ha podido llevarse a cabo ya que el grupo que dirige Claudio Osorio no ha podido cumplir las obligaciones financieras que en su día quedaron fijadas. Hasta el momento, toda la información que circulaba en torno a este asunto no dejaba de ser un rumor. Sin embargo, fue durante los días 5 y 8 de octubre cuando Memory Set y ARC, respectivamente, resolvían ante notario la relación que les unía con CHS. De esta forma, nuevas incertidumbres surgen en torno al plan de negocio de esta multinacional en España, así como sobre los rumbos que emprenderán a partir de ahora tanto ARC como Memory Set.

CHS vino a España con un objetivo muy claro: constituir un grupo de empresas mayoristas que operaran de manera independiente y que, a su vez, fueran capaces de aportar su experiencia en cada uno de los segmentos de mercado en los que debían concentrar su negocio. O lo que es lo mismo, que consiguieran adaptarse a la cultura empresarial de CHS. Las pautas a seguir quedaban, en principio, perfectamente definidas. Memory Set y ARC tendrían la misión de aportar el volumen; Karma quedaría como un mayorista especializado en el área de componentes; y Metrologie como una compañía de valor añadido. No obstante, el mercado nacional se mostraba un tanto escéptico acerca del éxito que podría tener esta iniciativa puesto que, en su opinión, estas empresas podrían chocar en determinadas operaciones de negocio. Sin embargo, ni siquiera ha dado tiempo a que la propia CHS demuestre que su modelo de negocio tiene razón de ser, puesto que el proyecto ha quedado en el aire debido a la situación financiera por la que atraviesa. Parece que el grupo tendrá que replantearse su estrategia, ya que en estos momentos sólo cuenta con un mayorista de componentes (Karma) y otro de valor añadido (Metrologie).

Situación financiera actual
De los resultados financieros del segundo trimestre de este año se desprende que, en seis meses, la liquidez a corto plazo de CHS ha bajado un 50 por ciento, mientras que su deuda a largo plazo ha aumentado en 104 millones de dólares. A 30 de junio de 1999 el resultado de explotación es negativo, valorándolo en 51,668 millones de dólares. Debido a que CHS ha tenido que recurrir a la financiación externa, los gastos financieros casi se han duplicado, por lo que sus pérdidas antes de impuestos durante los últimos seis meses suman 94 millones de dólares, a pesar del incremento en las ventas. Las pérdidas netas, pues, suponen, durante la primera mitad del año, 88,921 millones de dólares, mientras que el año pasado esta cifra suponía una ganancia neta de 26,075 millones dólares. Como consecuencia de esta situación financiera, CHS ha decidido, con el fin de sanear sus cuentas, detener el proceso de adquisición de siete compañías iniciado en 1998, para poder contar así con una mayor liquidez y reducir su deuda externa.

EMEA quiere el control
El equipo directivo de CHS para la zona EMEA (Europa, Oriente Medio, y Africa) quiere adquirir protagonismo en la crisis que padece la compañía. Así, la cúpula directiva de esta región ha realizado una oferta formal por el 51 por ciento de las acciones de todas las operaciones en EMEA, quedando en manos de la corporación el otro 49 por ciento. Esta operación financiera ha sido denominada MBO (Management Buy Out).
Puestas así las cosas, el 25 de octubre era la fecha elegida por la directiva de la compañía para celebrar una reunión en la que se tenía que tomar una decisión sobre la oferta, que expiraba el 29 de octubre. La importancia de la oferta reside en el hecho de que, según los últimos resultados de la corporación, fechados el pasado 30 de junio, EMEA representó en el primer semestre del año alrededor del 84 por ciento del volumen total.
De los 4.813,346 millones de dólares de ventas netas que anunció la corporación, 4.070,152 pertenecían a la región EMEA y Asia, desglosándose en 3.233,201 en Europa Occidental, 487,629 millones en Europa Oriental, y 349,322 millones en la zona de Oriente Medio, Africa y Asia. Además, según las previsiones de la compañía, el negocio EMEA puede proporcionar a las arcas del mayorista alrededor de 7.000 millones de dólares al finalizar el año.
Si la directiva corporativa acepta la oferta, el equipo directivo europeo pretende tener el control financiero y ejecutivo formando una entidad independiente, lo que facilitaría la recapitalización de la firma.
Esta entidad quedaría en manos de Mark Keough, actual COO (director de operaciones) a nivel mundial de CHS, quien ha señalado que durante estas semanas ha mantenido contactos con diferentes proveedores "que ven con buenos ojos este movimiento" y que parecen dispuestos a apoyar a la nueva compañía que, según el propio Keough, "se mantendría como el principal mayorista de EMEA y una fuerza dominante en varios países europeos".
En esta misma línea se ha manifestado Ross Mullins, que pasaría a ser CFO (director financiero) de la nueva entidad, al manifestar que "ya hay, al menos, tres compañías dispuestas a invertir dinero en el proyecto, lo que nos facilitaría la refinanciación de la compañía. Este negocio podría generar una liquidez de unos 300 millones de dólares al año". Dealer World habló en este sentido con Jean Beaufort, director general de CHS en EMEA, el cual comentó que “el nombre de los inversores es confidencial, aunque sí puedo comentar que son compañías de capital riesgo, que no hay ningún mayorista, y que en dos semanas podremos dar más datos al respecto”.
Asimismo, como parte de esta transacción, las operaciones de comercio electrónico de EMEA serán transferidas a una nueva entidad que estará participada por CHS en un 51 por ciento y los gestores de EMEA en el restante 49 por ciento. Esto permitiría a CHS liberar su foco de negocio del comercio electrónico. El desarrollo de este área del negocio quedaría en manos de una empresa totalmente focalizada, lo que le permitiría obtener un desarrollo más rápido. El negocio de distribución dejaría en manos de esta empresa las actividades electrónicas en una relación que podría ser definida como contrato de servicios.

CHS planea vender dos de sus tres subsidiarias en Inglaterra
Según los rumores que circulanron en la feria EuroChannel, celebrada en Berlín, CHS en Reino Unido podría haber declarado suspensión de pagos. A pesar de que este extremo no ha podido ser confirmado al cierre de este número, lo cierto es que CHS ha reconocido que está pensando vender dos de sus tres filiales británicas (CHS Electronics Plc, Karma y Metrologie) y que debe hacer frente a una obligación de pago de más de 5.000 millones de pesetas por un contrato no cumplido. Además, y hablando de rumores, algunos analistas señalan que la propia Karma podría estar pensando en romper la relación que le une a CHS, para lo cual necesita, inexcusablemente, un inversor externo que le permita recomprar a CHS el valor de la compañía. Preguntado al respecto, Beaufort manifestó a Dealer World que “en absoluto, esa informaci&

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios