DISTRIBUCIÓN | Noticias | 16 MAR 2005

Maxtor intenta remontar los resultados de 2004

El año pasado, la compañía obtuvo unos ingresos de 3.800 millones de dólares, mientras que en 2003, estos fueros de 4.100 millones de dólares. Este descenso en su facturación ha provocado cambios y reestructuraciones en la firma. Didier Trassaert, vicepresidente para EMEA de Maxtor, ha valorado estos números, también en función de los canales con los que trabaja la compañía.
Paula Bardera
A pesar de estos resultados, Didier Trassaert, vicepresidente para EMEA de Maxtor, afirma que su compañía tiene una participación del mercado mundial de discos duros del 30 por ciento, de hecho, declara que Maxtor es líder en el segmento retail. Sin embargo, esto no les ha servido para incrementar sus ingresos en 2004, por eso ahora se encuentran invirtiendo en nuevas plantas de fabricación en China que les permitan ahorrar costes y en Estados Unidos la compañía va a despedir a 200 empleados.

“Se trata de medidas con las que esperamos volver a ser rentables”, explica Trassaert. A pesar de estos cambios, siguen apostando “por desarrollar productos de calidad y seguir dando los mejores servicios”. Para lograr estos nuevos objetivos, la firma sigue confiando en su canal, que divide en cuatro segmentos diferenciados: OEM globales, esto es, grandes fabricantes de PC de todo el mundo; OEM locales; canal de distribución tradicional y, por último; canal de distribución retail.

En lo que se refiere a EMEA, la región supone el 37 por ciento de los ingresos de la multinacional. De hecho, en la zona se vendieron más de 19,4 millones de discos duros el año pasado, lo que se traduce en unos ingresos de 1.400 millones de dólares.

Las perspectivas para los próximos ejercicios son optimistas, pues aunque no participan en el negocio de los discos duros de 2,5 pulgadas, sí tienen previsto ampliar su catálogo hacia dispositivos más pequeños, que son los que mayores crecimientos están experimentando en los últimos tiempos. Por otro lado, Maxtor continuará con su orientación hacia el mercado de empresa, por lo que también apuesta por la transición a la tecnología Serial ATA.

Por otro lado, la firma ha lanzado una nueva solución para pequeñas oficinas y redes domésticas. Se trata de Shared Storage, que combina un sencillo sistema de almacenamiento en red con el uso compartido de la impresora. Además destaca por su fácil instalación, gracias a la función de configuración automática de red, así como por la tecnología Drag and Sort, que ayuda a organizar datos en la red. Shared Storage se comercializa con capacidades de almacenamiento de 200 y 300 GB.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios