DISTRIBUCIÓN | Noticias | 24 MAR 2009

Los mayoristas buscan afianzar sus posiciones en el mercado europeo

¿Cómo está afectando la crisis económica al sector mayorista? Según IT Europa, aunque éstos entraron en la recesión en una posición fuerte, nos encontramos en un momento en el que el sector se encuentra en plena reorganización, con figuras luchando por aumentar la productividad y los ingresos, mientras reducen costes, y en el que Europa se ha convertido en un "campo de batalla" para los mayoristas globales.
Bárbara Madariaga

El sector mayorista europeo entró en esta crisis económica con una posición más fuerte que otros segmentos. A la hora de realizar tal afirmación, la consultora se basa en los datos registrados en 2007, “último año del que se tienen resultados financieros completos”, donde  la facturación de los 750 mayoristas de Europa creció un 11,8 por ciento, alcanzando los 88.500 millones de euros. Asimismo, los principales grupos superaron a los independientes al crecer, los primeros, un 13,07 por ciento, frente al 10,32 por ciento de los segundos, en parte gracias a la actividad de fusiones y adquisiciones registradas por este sector en los últimos dos años.

No obstante, durante los últimos seis meses la tendencia del sector mayorista ha sido a la baja, ya que, muchas compañías, han registrado descensos en sus ventas en 2008. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio de IT Europa “Mayorista en Europa, los Top 750”, que además, asegura que las diferencias entre los mayoristas generalistas y los especialistas se están incrementando. Los primeros confían en el alcance y en una menor competencia, mientras que los segundos apuestan por la especialización y por aportar valor para así diferenciar y proteger sus negocios.

Otra de las conclusiones que se desprenden de este estudio es que la importancia que, para algunos mayoristas, sobre todo generalistas, ha adquirido Europa. En momentos como los que se están atravesando, estos confían en continuar con las políticas de adquisiciones en áreas que les pueda suponer márgenes elevados.  

En términos geográficos, los mayores ratios de crecimiento en los últimos dos años se registraron en los países bálticos, con Letonia, Estonia, Lituania y Finlandia por delante de Bosnia y Serbia. En cuanto a los grandes mercados, tales como Reino Unido, Alemania y Francia, los crecimientos fueron modestos, mientras que en otros países, como Bélgica e Irlanda, el sector de la distribución ya se ha contraído.  

“El resultado de este informe muestra la evidencia de la importancia de que exista un gran jugador en el mercado de la distribución europeo, o de que éste tienda con mayor claridad hacia la especialización”, señala Alan Norman, director de gestión de IT Europa, que continúa afirmando que “durante 2007 y 2008 se produjeron un gran número de fusiones y adquisiciones que derivaron en lo que desde el mercado se conoce como consolidación. No obstante hay que tener en cuenta que no sólo fueron los mayoristas grandes los que compraron a figuras independientes. Desde IT Europa se ha observado que el número de multinacionales que operan en el Viejo Continente ha descendido de 43 a 35, dando lugar a una reorganización del mercado. Las figuras buscan ahora obtener una posición más fuerte dentro del mismo. Además, y ante el incremento de la competencia y la presión de lo márgenes, estos se ven obligados a adoptar estrategias que hagan aumentar la productividad e incrementar sus ingresos. Es decir, se decantan o bien por el volumen o bien por el valor, mientras controlan y reducen los costes”.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios