DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 MAY 2005

Lenovo España inicia su andadura con pocos cambios en el canal

Tras completar la compra de la división de PC de IBM
Arantxa Herranz.
Desde el pasado 1 de mayo, Lenovo (empresa de origen chino que compró la división de PC de IBM) opera formalmente en nuestro país. Con 47 empleados, Isla Ramos asume la dirección general de Lenovo en España y ha ofrecido los primeros detalles de lo que va a ser un nuevo jugador en el mercado de PC, así como las primeras implicaciones que, para el canal, van a producirse.

Desde el 1 de mayo, fecha en la que Lenovo completa la adquisición de la división de PC de IBM a nivel mundial, esta empresa posee delegación en nuestro país, al frente de la cual se encuentra Isla Ramos, quien ha explicado que son un total de 47 los empleados que forman parte de Lenovo España, “algunos más de los que pertenecíamos a la división de PC de IBM hasta la fecha”, puesto que ahora, como compañía independiente, se asumen nuevas responsabilidades y tareas operativas.
Uno de los primeros cambios, además del nombre y de la organización, será el enfoque hacia nuevos mercados. Así, la directora general de la firma en nuestro país confirmaba que, hasta el momento, el negocio de PC de IBM se orientaba sólo a una pequeña parte del mercado, la profesional de valor añadido. “Con el nacimiento de Lenovo, mantenemos este enfoque, porque es muy difícil conseguir presencia en la parte alta del mercado. Pero la oportunidad de crecimiento en consumo y pequeña empresa es enorme y, en este área, todo va a ser crecimiento para nosotros”. Eso sí, Ramos también adelanta que el primer paso a dar es “consolidarnos en los clientes en los que ya estamos presentes”.

Los nuevos productos
Sin embargo, no está claro cuándo llegarán los productos conocidos hasta ahora como marca Lenovo a nuestro país ni cuándo se iniciará el desembarco en el mercado de consumo. Isla Ramos sólo se aventuraba a fijar en un año el plazo para llevar a cabo esta estrategia, que se está definiendo en estos momentos. “La marca Think se va a mantener, ahora y siempre. Pero estamos definiendo dónde mantendremos la marca IBM, dónde introduciremos Lenovo y en cuáles habrá una mezcla”. Eso sí, lo que nunca se va a hacer es competir con dos productos, bajo distinta marca, de la ahora Lenovo en un mismo mercado. En cualquier caso, esta responsable aseguraba que hay muchas ganas por empezar toda esta nueva andadura, pero que se quiere ir sobre seguro. “Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto”, señalaba para insistir en que no hay una fecha definida para este desembarco. “Es algo que todavía estamos definiendo y estudiando, porque cada mercado y cada país es diferente”.
En cualquier caso, y en lo que a los productos se refiere, a corto plazo (unos 18 meses), se mantiene el calendario previsto de productos, tanto de IBM como de Lenovo. A largo plazo, “se elegirán las mejores características de cada una de las marcas para seleccionar los productos y posicionarlos en el ámbito profesional y de consumo”.
Igualmente, Isla Ramos confirma que el soporte para los productos que, bien bajo la marca IBM, bien bajo el nombre de Lenovo, sean adquiridos por los clientes durante este año y medio que queda por delante, dado que ya serán todos pertenecientes a Lenovo, seguirán teniendo garantizado el soporte por parte del fabricante.

Lenovo en el canal
¿Cómo afecta la creación de Lenovo España en el canal de distribución? La directora general insiste en que la estrategia que seguía IBM permanece inalterable, salvo en el hecho de querer reclutar más distribuidores para llegar a ese nuevo tipo de cliente con el que, hasta la fecha, no trataba el fabricante estadounidense. De hecho, bajo el paraguas de PartnerWorld se mantiene el negocio de PC, ahora de Lenovo.
En nuestro país, y según las cifras ofrecidas por la corporación, se cuenta actualmente con 400 distribuidores y 5 mayoristas (ARC, Diasa, Ingram Micro, Investrónica y Tech Data). “Queremos que haya más distribuidores y vamos a ir a buscarlos, pero la relación y los procesos con Lenovo son los mismos que se tenían con IBM”, declara Isla Ramos, quien añade que en nuestro país se quiere ser especialmente ambicioso con el canal, por la “tremenda oportunidad de negocio que hay, al haber mucha pequeñas empresa y autónomo, nicho en el que no tenemos presencia”.
Insistiendo en que no se piensa entrar en una guerra de precios, “sino en ser más competitivos por la vía de la innovación y la diferenciación”, la directora general de Lenovo España explica que, de los primeros pasos dados en la estrategia de canal, se observa que, salvo en los grandes núcleos de población (como Madrid y Barcelona), muchos distribuidores combinan el perfil de VAR y retail. “Nada nos impide, pues, empezar a trabajar con ellos en el ámbito de consumo”.
Asimismo, Isla Ramos señala que la fuerza de ventas de IBM, tal y como se establece en el acuerdo de compra firmado, seguirá prescribiendo los ordenadores de la ahora Lenovo, aunque sea finalmente el distribuidor el que finalmente efectúe la venta.
Por último, cabe señalar que Lenovo arranca su andadura en nuestro país con el objetivo de crecer un 12 por ciento en facturación en este primer año.
En cuanto a la estructura organizativa de Lenovo Spain, cabe indicar que, de momento, su dirección postal será la misma que IBM (Santa Hortensia, 26-28; 28002 Madrid) y su teléfono de contacto es el 902 181 449. En cuanto a cargos de responsabilidad dentro de Lenovo, y además de la directora general, el director de marketing es Manuel López Feijó, la dirección de Desarrollo de Nuevo Negocio recae en Pascual Martínez, siendo el director financiero Jesús Raez. Por último, señalar que hay dos direcciones comerciales: de Canal y de Cliente. Al frente de la primera está José María Pérez Carlparsoro, mientras que Elena Mendoza se responsabiliza de la segunda.


IBM eliminará 13.000 puestos de trabajo, principalmente en Europa
--------------------------------------------------------------------------------------------
IBM ha anunciado una reducción de plantilla que ronda los 13.000 puestos de trabajados con el objetivo de reducir los costes. Según el comunicado hecho público, que la mayor parte de esta reducción de personal se llevará a cabo en Europa, donde la compañía ha mostrado un menor crecimiento en sus ventas.
Se trata del mayor recorte de personal desde 2002 y el objetivo es reducir los costes entre 1.300 y 1.700 millones de dólares en el presente trimestre. Con este recorte de personal, la empresa espera ajustar su estructura de costes y hacer frente a la débil subida de sus ingresos y beneficios.
“Tras un inicio fuerte hemos tenido dificultades para cerrar transacciones en las últimas semanas del trimestre, especialmente en países donde las condiciones económicas no son muy sólidas así como en nuestros negocios de servicios”, señaló en esa ocasión el presidente ejecutivo de la empresa, Sam Palmisano.
El anuncio de los despidos coincide con el cierre de la operación de compra por parte del fabricante de ordenadores chino Lenovo de la división de ordenadores personales de IBM por 1.750 millones de dólares.
Fuentes de IBM en España han declarado a esta redacción que, por el momento, se desconoce si estos despidos afectarán

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios