DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 JUN 2008

La web se convierte en uno de los pilares de la comunicación entre los miembros del canal

Evolución de Internet en el canal de distribución
Silvia Hernández.
El futuro de la distribución ya está aquí. Y este futuro pasa por internet, una plataforma que se ha convertido en los últimos años en una de las principales apuestas de fabricantes y mayoristas para mejorar las relaciones y la forma de trabajo entre ellos. A ello se debe el hecho de que, ahora, en muchas de las páginas web de los mayoristas, los distribuidores puedan realizar todas sus gestiones con ellos de forma mucho más sencilla y rápida. Y esta evolución parece que se mantendrá, ya que tantos unos como otros mantienen su apuesta por este medio añadiendo de forma continua nuevas funcionalidades y servicios.

Durante los últimos años, el canal de distribución ha sufrido numerosos cambios, tanto en los miembros que lo componen como en su forma de trabajar. Poco a poco, hemos ido viendo como el número de mayoristas se reducía debido a las compras y fusiones que hemos vivido y como se evolucionaba hacia un modelo de valor añadido en busca de la rentabilidad. Al mismo tiempo, internet ha ido cobrando protagonismo hasta convertirse en uno de los elementos básicos para facilitar las relaciones entre todos los miembros del mismo. Algunos fabricantes y mayoristas han apostado por la web y han invertido para crear páginas que, en ciertos casos, se han convertido en el pilar de sus estrategias.

Una de las piezas clave del futuro
De acuerdo con unas declaraciones recientes de Álvaro Serrano, gerente de ADETI (Asociación de Distribuidores Españoles de Tecnologías de la Información), “el futuro pasa por el comercio electrónico”. Y es que internet ofrece unas ventajas indiscutibles. Mayor rapidez, comodidad y capilaridad podrían ser las que llaman más la atención, pero a éstas hay que añadir otras como la facilidad para acceder a los stocks, a la gestión de pedidos o, simplemente, el acceso a información sobre los productos. Éste es el motivo por el que tanto fabricantes como mayoristas están cada día, añadiendo nuevas funcionalidades a sus páginas web.

Principales servicios
Tal y como mencionábamos, el objetivo de fabricantes y mayoristas es simplificar el trabajo y la relación entre ellos a los siguientes miembros del eslabón. Y, como las necesidades son diferentes en uno y otro caso, las funcionalidades que cada uno de ellos añade a sus páginas web también lo son. Así, en el caso de los fabricantes, estos apuestan principalmente por proporcionar información a los mayoristas, aunque también hay algunos que han dado un paso más allá y han incluido una serie de servicios como configuradores o herramientas para que los mayoristas sepan cómo obtener mayores ventajas de sus productos.
En el caso de los mayoristas, éstos han apostado, ante todo, por simplificar a los distribuidores el acceso a su catálogo y a la realización de pedidos. De este modo, entre los principales servicios que ofrecen, se encuentran el acceso a la información, la posibilidad de realizar los pedidos on-line de forma sencilla, así como la confirmación de pedidos, gestión de facturas, petición de precios especiales e, incluso, herramientas para facilitar el cross-selling y el up-selling. Aun así, las funcionalidades se van ampliando cada día, ya que una de las principales ventajas de internet es su dinamismo. En este sentido, es habitual que los mayoristas, poco a poco, vayan añadiendo nuevos servicios que permitan simplificar su relación con los distribuidores.
Y parece que todos estos servicios y funcionalidades están funcionando, ya que las cifras de distribuidores que compran a través de estas páginas web están subiendo de forma exponencial. De hecho, los últimos números señalan que son aproximadamente el 50 por ciento los que ya utilizan habitualmente internet, pudiendo alcanzar incluso el 85 por ciento en algunos de los mayoristas.

Un futuro prometedor
Ante estos datos, parece claro que la web seguirá evolucionando hasta convertirse en uno de los principales motores del canal de distribución. Aunque no se perderá el contacto humano, según apuntan los actores del canal, internet pasará a ser el modo principal de comunicarse entre unos y otros, para buscar información, realizar pedidos y acceder a muchos otros servicios. Aun así, tal y como decíamos, no parece que se vaya a perder, en ningún caso, la relación interpersonal, bien sea a través de correo electrónico o teléfono.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios