DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2003

La tecnología inalámbrica y de conectividad, ejes del futuro de UMD

Tras facturar más de lo esperado y prever un crecimiento del 18 por ciento en 2003
Arantxa Herranz.
UMD cerraba el año 2002 con 166,6 millones de euros de facturación, lo que no sólo supone un crecimiento, sino haberlo hecho incluso por encima de las expectativas y, además, en un año bastante complicado para todo el sector. Pero las previsiones que maneja la compañía apuestan por crecer un 18 por ciento en 2003. Algo que, según Mario Legorburu, director general de UMD, se va a conseguir, entre otras cuestiones, gracias a la firma de nuevos contratos. Y donde más está poniendo sus miras el mayorista es en todo lo relacionado con la movilidad y con las comunicaciones.

El año 2002 ha sido bueno para UMD. De hecho, ha terminado con una facturación de 166,6 millones de euros, mientras que las previsiones apuntaban a cerrar el ejercicio con 160 millones de euros. “Ha sido un crecimiento superior al previsto y a la media del mercado, lo que nos hace sentirnos muy satisfechos por el trabajo realizado”, reconocía su director general, Mario Legorburu, quien considera que no hay un solo factor que explique este dato, sino que hay muchos. Y es que el mayorista reconoce que se ha crecido en marcas, se han vendido más productos y se ha llegado a clientes y potenciado su presencia “en segmentos donde no estábamos muy bien posicionados, como puede ser electrónica de consumo, donde hemos hecho cosas importantes en 2002 y vamos a seguir potenciándolas en 2003”.
Sin embargo, de las tres divisiones que posee UMD, y siguiendo la tendencia del mercado, la que más ha crecido “sin duda es la de retail”, de la que destacan los periféricos y accesorios, donde “han tenido mucho que ver los monitores (seguimos siendo un referente en este nicho, liderado básicamente por LG), periferia como altavoces, dispositivos de regrabación... Pero ha habido un crecimiento lineal de todas las divisiones”. Dentro de la gama de ordenadores, “donde más hemos crecido ha sido en portátiles, que es donde nos estamos centrando en Acer”.

Futuras firmas
Hablando de monitores, y tras el reciente acuerdo que, precisamente, LG ha firmado con Memory Set, Mario Legorburu, tras considerar que “habrá que esperar a ver qué pasa” antes de entrar a valorarlo, sí reconoce que “no estamos demasiado preocupados”, ya que se tiene la sensación de que al segmento que se dirige Memory Set (corporativo) no va a coincidir con el de UMD (integración). Sin embargo, y pese a que Mario Legorburu adelanta que “vamos a firmar con otros fabricantes en ésta y en otras gamas de producto”, mantiene que la decisión no es, en modo alguno, una respuesta a la entrada de otro competidor en algunas de las marcas con las que trabaja UMD, “sino por el propio devenir y el plan estratégico de nuestra compañía”. De hecho, uno de los puntos estratégicos del crecimiento de UMD reside en la firma de nuevos acuerdos.
Aunque las líneas de producto a ampliar con estos futuros acuerdos son “todas”, el director general del mayorista reconoce que las áreas a potenciar son la tecnología inalámbrica y la de conectividad. “La tendencia es al crecimiento de dos dígitos en todo lo que tenga que ver con la movilidad, en el sentido más amplio de la palabra”, desde portátiles y PDA hasta “cualquier dispositivo, como Tablet PC, que permita la movilidad y todo tipo de comunicaciones sin cables y telecomunicaciones”. Es decir, que el ADSL también va a ser potenciado.
De hecho, se acaba de incorporar una persona que se encargará de potenciar todos los aspectos relacionados con las telecomunicaciones, ya que es en este negocio en el que “basamos grandes esperanzas para este año, porque es seguir la tendencia del mercado”. En este apartado no sólo se incluye la conexión ADSL, sino servicios relacionados, productos relacionados (cámaras de seguridad y videoconferencia, Voz sobre IP, dispositivos de compartición de datos...). En cualquier caso, el apartado de comunicaciones estará centrado en PYMES y SoHo y no en grandes corporaciones.

Cambio de instalaciones
Pero, además, el año 2002 pasará a la historia de este mayorista no sólo por haber conseguido crecer incluso por encima de lo previsto en unas condiciones de mercado no del todo buenas, sino por haber iniciado un cambio de almacenes importante en varias delegaciones y por “haber sentado las bases de la UMD del futuro”. Así, puede decirse que se han puesto los “pilares tanto en Barcelona, con nuevas instalaciones más grandes, cómodas y cercanas al centro de la ciudad y mayor capacidad; como, y sobre todo, de Madrid, cuyo centro logístico se nos había quedado pequeño y nos hemos trasladado a unos almacenes cuatro veces más grandes, que están funcionando a pleno rendimiento y que nos van a permitir seguir creciendo”. Dado que el de Valencia se produjo en 2001, UMD está en proceso ahora de “decisión de cambio de Bilbao”. “Sabemos que nos tenemos que ir”, reconoce Legorburu, “y lo que se está haciendo es buscar el sitio adecuado para movernos este año, porque aquí ya no cabemos”. Pero a día de hoy no hay fecha ni lugar “porque no encontramos lo que necesitamos”.

Previsiones para el próximo año
Como hemos ido viendo, las previsiones de UMD para este 2003 pasan por seguir creciendo. Pero, ¿cuánto? Según los datos que facilitaba Mario Legorburu, la compañía tiene previsto acabar el año con un crecimiento del 18 por ciento respecto a los 166,6 millones de euros facturados en 2002. “No está mal para lo que se espera de año. Somos ambiciosos y somos optimistas. Venimos de unos crecimientos también grandes en años pasados y seguiremos apostando por la misma fórmula: ampliaremos productos, horizontes en cuanto a número de clientes y segmentos a los que dirigirnos... y seguiremos estando cerca de nuestros clientes”.
Pero, además, nuestro interlocutor no tiene dudas de que en este 2003 se va a producir, por fin, la ansiada recuperación, “tanto en el plano macroeconómico como de la micro informática y de España”, entre otras cosas porque “tiene que haber esa revolución, esos cambios, la renovación en los equipos...”, tanto a nivel doméstico como, sobre todo, corporativo.


Un año desde la integración en Fayrewood
-----------------------------------------------------------
Hace ya más de un año que UMD se integró en el grupo británico Fayrewood y “la valoración es buena”. “Estamos en momentos difíciles, se está sufriendo más en Europa que en España, pero el motivo por el que nos unimos a este grupo (encontrar sinergias), está empezando a dar sus frutos, quizá de manera más lenta de lo que fuera deseable por todos nosotros, pero el balance después de un año es correcto”. Quizá por eso, el director general de UMD también señalaba a esta redacción que desde el mayorista se va a trabajar “para que el ritmo se incremente, poniendo personas que hagan de enlace dentro del grupo, entre los miembros del grupo y los proveedores y clientes, y encontrar así sinergias en productos, en la manera de hacer las cosas”.
Además, Legorburu insiste en que la forma de trabajar entre el mayorista con los proveedores y clientes no ha cambiado. De hecho, “una de las cosas que nos decantó a trabajar con este grupo y no con otro

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios