DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 SEP 2011

La revolución en la red

Miguel A. Gómez.
La propuesta de HP para afianzar y hacer crecer su negocio de networking se basa en una revolución, en cambiar las reglas establecidas. Conozca las principales bases de esta propuesta renovadora.

La sencillez es la primera regla. Arquitecturas de red más sencillas protegen la empresa desde el primer día. Por eso, la propuesta de HP se basa en una infraestructura unificada, donde tecnologías cableada, inalámbrica y de virtualización simplifican la totalidad de la red, que es gestionada con una única consola y un nivel total de seguridad.
La segunda es la maximización basada en estándares, que incrementan el rendimiento un 62 por ciento. Para ello, se apoyan en una red basada en estándares; convergente, combinando recursos para reducir los costes y aumentar el rendimiento; y adaptable a las necesidades concretas de cada momento.
La tercera de las reglas es la flexibilidad. En base a esto, la red debe ser avanzada, apoyándose en el rendimiento y la calidad de servicio; virtual, ofreciendo mayor agilidad y eficiencia con una red unificada y virtualizada en toda la empresa; y resiliente, con continuidad garantizada para las aplicaciones y los servicios críticos.
Asequible es otro calificativo de la red. Por eso, HP reduce costes gracias a una gama de productos de núcleo a perímetro que es eficiente energéticamente; escalable, con lo que se adapta a las necesidades futuras; y de confianza.
Optimización es la quinta de las reglas. En este caso, la apuesta pasa por la simplificación, para reducir la complejidad en un 85 por ciento; automatización, dado que la red integrada responde a cambios bajo demanda de los servidores virtuales; y protección, tanto para redes físicas como virtuales.
La seguridad es importante también. Para ello, se ofrece seguridad en tiempo real en el centro de datos reduciendo los costes operativos y protegiendo los datos críticos; versatilidad, porque el despliegue y el aprovisionamiento automático de zonas de confianza proporciona escalabilidad y mantiene el cumplimiento de la seguridad de la red; y cohesión, debido a que la gestión de redes preparada para la virtualización proporciona una protección unificada frente a amenazas virtuales o físicas.
Certificación es la regla número siete. Para ello, se apuesta por un completo desarrollo de conocimientos prácticos para desplegar rápidamente redes abiertas, que son más flexibles y permiten reducir los costes, optando por el dominio de las mejores prácticas de migración de redes para una adopción perfecta de una estrategia de redes de dos proveedores, lo que protege las inversiones y aumenta la flexibilidad.
Y es que la red debe ser estandarizada, como apuesta para reducir el consumo energético. Éste se reduce en un 35 por ciento y el rendimiento aumenta en un 62 por ciento gracias al ajuste automático del uso de energía según el tráfico de la red en tiempo real, mientras la arquitectura abierta permite despliegues de redes rentables y ampliables sin depender de un único proveedor.
Asimismo, la red debe ser ágil. Y es que las redes convergentes simplificadas están diseñadas específicamente para una distribución híbrida en arquitecturas modulares y apilables, y proporcionan conexiones directas de servidor a servidor de alto rendimiento, con una gestión de amenazas preparada para la virtualización y para la nube, con protección desde el primer día y gestión de redes con políticas de conexión basadas en VM dinámicas.
Con todo, se incrementa la productividad, con una red fácil de implementar, utilizar y gestionar con conectividad unificada cableada e inalámbrica gestionada a través de una única consola, apoyándose en hardware, software y seguridad totalmente integrados para aumentar el rendimiento y simplificar el mantenimiento.
En lo que a movilidad se refiere, la propuesta de HP mejora el rendimiento en un 50 por ciento con una conectividad de cliente de hasta el doble, gracias a esta movilidad, admitiendo hasta un 50 por ciento más de usuarios gracias a tres flujos espaciales pioneros, y todo basado en estándares, dado que la nueva gama MSM46x es compatible con las tecnologías inalámbricas heredadas .11a, b, g.
La red debe ser también adaptable, escalable, modular y ampliable para poder crecer con la empresa y adaptarse a las necesidades cambiantes; segura, con detección del doble de amenazas gracias al cortafuegos integrado, la prevención de intrusiones (IPS), la limitación de virus y la seguridad de la identidad; e interoperativa, diseñada, probada y optimizada para funcionar sin problemas con las inversiones ya realizadas en sus redes.
La escalabilidad se ofrece mediante el modelo de gestión de servicios compartidos, que acelera la estandarización, reduce los costes operativos y acelera los resultados empresariales, ampliando la flexibilidad para satisfacer las demandas de los centros de datos y mantener un alto rendimiento. Y todo ello aplicando de forma automatizada políticas de seguridad con gestión centralizada que protegen los datos críticos en todo el centro de datos.
Asimismo, la red debe ser convergente y flexible para adaptarse a entornos heterogéneos e híbridos, apostando por la innovación empresarial y la eficiencia de la red.
Por último, eficiente, porque las soluciones de HP Networking e ISS permiten la gestión y la reasignación automatizadas de la infraestructura, según las necesidades de procesos, mejoran la utilización de recursos, y optimizan el rendimiento de la red, ofreciendo una red virtualizada, de alto rendimiento y baja latencia, lo que consolida varios protocolos en un solo tejido para reducir la complejidad y el coste de la red. Mientras, Secure Virtualization Framework de HP TippingPoint proporciona un modelo de seguridad que puede automatizarse y ampliarse en los entornos físicos, virtuales y de nube, y HP Virtual Connect optimiza y simplifica la configuración del lado servidor y optimiza el flujo de tráfico de la red.


Arquitectura FlexNetwork
------------------------------------
FlexNetwork es una arquitectura de red convergente que se extiende desde el centro de datos hasta el lugar de trabajo para la gestión de servicios en la nube, multimedia y móviles con soluciones de seguridad integradas. Consta de tres bloques modulares gestionados por una capa de gestión común: FlexFabric, diseñado para simplificar la infraestructura de centros de datos con redes convergentes y recursos de almacenamiento a través de entornos físicos y virtuales operativos con modelos cloud híbridos; FlexCampus, que permite la colaboración y el acceso a contenido multimedia a través de la convergencia de redes tradicionales e inalámbricas para los campus; y FlexBranch, que reúne tecnologías mejoradas de red y seguridad en las sucursales para optimizar la entrega de servicios.
Todos estos módulos se gestionan desde un único panel, HP FlexManagement, que proporciona una gestión unificada de toda la arquitectura.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios