DISTRIBUCIÓN | Noticias | 01 JUL 2013

La Policía se marca como prioridad mejorar la seguridad del comercio minorista

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, destacó, durante la presentación del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, el "compromiso de la Policía Nacional por ofrecer a los comerciantes los mayores niveles de seguridad, un servicio más próximo y una atención policial más eficaz".
Ignacio Cosidó director general de la Policía Nacional
Bárbara Madariaga

La semana pasada se presentó el Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, que tiene como objetivo paliar los resultados que, mes a mes, va cosechando uno de los sectores clave para la economía española y que peor lo está pasando con la crisis económica.

En este sentido, la Policía Nacional va a ayudar a que el comercio minorista mejore sus resultados garantizado su seguridad, tal y como anunció el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en la presentación del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista.

Así, y según palabras de Ignacio Cosidó, la Policía Nacional tiene un “especial compromiso” por ofrecer “a los comerciantes los mayores niveles de seguridad, un servicio más próximo y una atención policial más eficaz”. Así, el director general de la Policía explicó que el comercio minorista constituye “un sector esencial para nuestra economía”.

Cabe recordar que el Plan que se acaba de presentar tiene el objetivo de consolidar el empleo en el comercio minorista, impulsar las ventas, incorporar nuevas tecnologías y mejorar la gestión.

“La Dirección General de la Policía colaborará activamente en este Plan luchando contra la venta ilegal y de productos falsificados, mediante el denominado Plan de Comercio Seguro. Ignacio Cosidó ha afirmado que "la seguridad económica, y muy especialmente la del comercio, se ha convertido por primera vez en un objetivo estratégico para la Policía Nacional. España es uno de los países más seguros de Europa y, en términos generales, la evolución de la delincuencia en los últimos años ha sido decreciente”. Ignacio Cosidó ha señalado la intención de reforzar esa seguridad y hacer frente a los nuevos retos y desafíos en el ámbito de la seguridad comercial. "La estrecha vinculación entre negocios legítimos e ilegítimos por las organizaciones criminales, el aprovechamiento fraudulento de las tecnologías de la información y la comunicación para cometer nuevas modalidades de delincuencia económica, las estafas, las falsificaciones de todo tipo y el impacto negativo de la crisis actual" son algunos de esos retos que ha destacado el director de la Policía en su intervención.

Entre las acciones que se van a desarrollar está el impulso del "Plan Comercio Seguro" para incrementar la seguridad en los espacios de mayor riesgo, con el apoyo de los 215 delegados de participación ciudadana que, de forma periódica, establecen contactos con el sector para conocer su problemática, y la difusión de consejos y guías prácticas de seguridad con los principales consejos preventivos dirigidos a los comerciantes.

El director ha asegurado que hay que "proteger a la economía frente a la amenaza de la delincuencia organizada internacional, especialmente del denominado crimen organizado de segunda generación que penetra el tejido social y económico de un país perjudicando gravemente a los intereses del Estado, a la actividad de empresas lícitas, a los consumidores".

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios