DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAY 2000

La intención de compra de informática de los consumidores se doblará en los próximos meses. Fimestic presenta su último estudio de El Observador de la Distribución

Begoña Fernández.
El mercado de las TI goza de un más que notable momento. Ya lo han dicho los datos proporcionados por SEDISI y los resultados extraídos del estudio realizado por la entidad bancaria Fimestic, denominado El Observador de la Distribución, vienen a corroborar esta sensación de crecimiento en la demanda. Este informe ha intentado mostrar los hábitos y las tendencias de compra de los ciudadanos, poniendo el énfasis en el lugar que ocupan los distintos modelos de punto de venta dentro de las preferencias de los consumidores a la hora de realizar sus compras. Este estudio ha abarcado diferentes categorías de producto (electrodomésticos, accesorios, deportes, etc.), entre las que se encuentran los de microinformática. Dealer World se ha fijado en estos últimos, para mostrar las tendencias relativas a la distribución retail y consumo de nuevas tecnologías, conversó con Salvador Maldonado, director de El Observador de la Distribución.

Fimestic, banco especializado en créditos al consumo, ha vuelto a presentar una nueva edición de su informe, El Observador de la Distribución. Los datos ofrecidos por el mismo señalan que el consumo de productos informáticos ha crecido por encima de los demás, existiendo un 8 por ciento de la población consumidora con intención de comprarlos en los próximos meses, lo que supone el doble que el año pasado. Este hecho se ha producido, según este estudio, por la difusión de Internet, existiendo en España ya 3,6 millones de internautas.
Por sexos, son los hombres los que más interesados se encuentran en la adquisición de nuevas tecnologías, representado un 12 por ciento de la población. Mientras, las mujeres sólo suponen un 3 por ciento. La investigación de Fimestic concluye que el boom que se está produciendo en el mercado de las TI se verá irremediablemente reflejado en la venta de productos informáticos, situándose la intención de compra de estos artículos en segundo lugar de importancia, por detrás del cuidado de la imagen.
El estudio realizado por Fimestic se ha centrado en diferentes mercados. Por esta razón, Dealer World conversó con el director de El Observador de la distribución, Salvador Maldonado, para conocer los aspectos descubiertos por dicho informe en relación al consumo de TI. La visión global de todo el estudio concluye que los aspectos más valorados por los compradores son la atención al cliente, la calidad y el precio, por este orden. Sin embargo, preguntado por las características del consumidor de informática español, Maldonado manifestaba que éste busca, ante todo, "sencillez. Esto es especialmente relevante en aquellos compradores que abordan la compra de su primer equipo. No obstante, Internet ha hecho que el consumidor esté cada vez más informado. Por eso, busca en el vendedor a alguien que le resuelva sus dudas y que le asesore, y no que le incite a comprar el PC donde se va a llevar más comisión, sino el producto que más se adapte a sus necesidades. Esta será una de las claves para la fidelización del cliente".

Tendencia hacia la concentración
El Observador también incluye un apartado en el que se analizan los procesos de concentración que están teniendo lugar entre los puntos de venta. Así, se señala que la globalización desencadenará procesos de concentración empresarial en la distribución y que las empresas se están viendo obligadas a obtener economías de escala. Trasladando estas conclusiones al mercado informático, cabe preguntar cuál es la tendencia que vamos a ver en los próximos años. A este respecto, Maldonado señalaba que la globalización de las economías nacionales es un fenómeno de nuestros días y que la concentración empresarial va irremediablemente ligada a ella.
En su opinión, el sector de la distribución informática no escapa a este proceso y un ejemplo reciente es la compra de Ei System por parte del grupo británico Dixons. Este entendido considera que las asociaciones de pequeñas tiendas de informática también tienen posibilidades de sobrevivir con éxito siempre y cuando actúen como centrales de compra a la hora de hacer sus pedidos y como una red unida en la venta en cuestiones de marketing e imagen de cara al público. Maldonado añade que estas redes de pequeñas tiendas deberán disponer de "un tamaño adecuado en cuanto a potencial de compras y a red de ventas, así como ofrecer una oferta adaptable a sus clientes en cuanto a servicios, precios y gama de producto. Cabe decir que los problemas de una tienda en la que no puede estar presente toda la oferta pueden solucionarse, por ejemplo, combinando los productos en exposición con un vendedor que enseñe otros artículos a través de un PC".

La fuerza del pequeño comercio
Según el estudio de Fimestic, España e Italia son los dos países europeos donde el pequeño comercio acapara porcentajes mayores de venta. Centrándonos en el mercado informático y, más concretamente, en el segmento retail, El Observador concluye que cerca del 95 por ciento de los productos son distribuidos por estas pequeñas tiendas. Eso sí, este dato ha sido extraído del libro de José María Sainz de Vicuña, "Marketing estratégico en el pequeño y mediano comercio" de 1999, donde cadenas como Ei System o Jump son consideradas como pequeños comercios. Además, y frente a la cuota de mercado que están alcanzando estos grandes hipermercados, hecho que, según algunas consultoras, puede acabar con el pequeño comercio, Maldonado señalaba que "también en España hemos visto campañas de precio en hipermercados, pero la tienda de barrio consideramos que tiene armas para contrarrestrar este tipo de ofertas".
Asimismo, Dealer World quiso conocer el análisis que Salvador Maldonado hace de la tendencia existente en la actualidad a la venta directa a través de Internet por parte de más de un fabricante. En este sentido, el responsable señalaba que "el distribuidor tradicional también tiene importantes ventajas a la hora de desarrollar sus ventas a través de la Web. Frente a un fabricante puede ofrecer una gama de productos mucho más completa, ya que el primero se ceñirá normalmente a los de su marca, y adoptar un papel asesor, incluyendo análisis objetivos de producto. ¿Por qué no incluir satisfacción o insatisfacción de usuarios como hace Amazon con los libros? Además, frente a las nuevas empresas que se crean desde o para vender por Internet, el distribuidor aporta su imagen y su experiencia concreta sobre los productos a comercializar".

Nuevos datos de mercado
Según los datos aportados por el Observador, las previsiones de ventas totales de PC para este año son de 1.500.000 unidades, habiendo sido en 1999 la facturación total del sector de TI en España de más de un billón de pesetas (540.500 millones en hardware, 448.500 en software y 132.250 en servicios). Con respecto al parque de PC por comunidades, según este estudio, Cataluña cuenta con un 22,7 por ciento, Madrid con el 21,9, Andalucía un 10,8 y la Comunidad Valenciana con un 9,4, cerrando el quinto puesto Galicia, con un 5 por ciento. El Observador indica que el presupuesto medio que cada familia dedicó al consumo de productos informáticos en 1999 fue de 17.871 pesetas o 107 euros, mientras que en F

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios