DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2001

La evolución del canal ante .Net

Arantxa Herranz.
Microsoft está haciendo una apuesta muy fuerte por .Net, su estrategia para los próximos años y en la que está invirtiendo el 80 por ciento de sus recursos en Investigación y Desarrollo (I+D). Sin embargo, y dado quizá los inicios de esta política, centrada en los servicios que van a poder ofrecerse en Internet, existe un cierto desconocimiento sobre qué es .Net, cómo funciona, en qué consiste y qué papel va a jugar el canal en este entramado. Por eso, dedicamos el tema central de Dealer World a .Net, para explicar la visión del canal, los aspectos técnicos en los que se basa la estrategia, así como los resultados obtenidos en las pruebas realizadas a algunos de los productos .Net que ya están disponibles.

Desde que el pasado 22 de junio Microsoft diera a conocer, a nivel mundial, su estrategia .Net, mucho se ha escrito sobre esta nueva visión del software por parte de una de las grandes del sector. Sin embargo, y a la hora de definir qué es exactamente .Net, ni siquiera los propios implicados saben resumir muy bien toda la filosofía intrínseca de esta nueva política. Ofrecer el software como servicio sí; pero mucho más: hacer realidad el ofrecer acceso a Internet desde cualquier sitio, a cualquier hora y en cualquier dispositivo, también; pero .Net es mucho más. Es, al menos, lo que defienden los responsables de esta estrategia en nuestro país.
Como nos explicaba Jesús Pintado, director de la unidad .Net en Microsoft Ibérica, “si .Net es la respuesta, cabría plantearse cuál es la pregunta”. Este mismo directivo considera que .Net no es más que una evolución lógica de la situación del mercado, en el que Microsoft contempla cuatro elementos que influyen, de una manera especial, en la evolución de la tecnología durante los últimos años. En primer lugar, estarían los ordenadores, cada vez más potentes, manteniéndose la Ley de Moore (que establece que, cada 18 meses, se doblaría la velocidad de los procesadores, pero manteniendo el precio). “De hecho, hoy es posible pensar en un centro de datos basado en PC, algo que hace unos años era impensable”. Como segundo eje, se encontraría el factor de la conectividad e Internet, “que aparece en nuestras vidas y lo cambia absolutamente todo, siendo hoy posible, en casi todos los lugares, conectarse a Internet y a un precio razonable”. El tercer elemento sería la aparición de nuevos dispositivos. “Si hace 3 años el dispositivo por excelencia para trabajar y conectarse a Internet era el PC, hoy día la conexión es posible a través de un mayor número de equipos, como teléfonos móviles, PDA, y otros nuevos dispositivos que van a aparecer”. Por último, aunque no por ello menos importante, se encontrarían los estándares, “sin los que esta evolución no sería posible”, en consideración de Pintado.

De dónde y cómo surge .Net
Además, este mismo responsable cree que, para entender .Net (especialmente sus orígenes) hay que ser consciente de las tres etapas por las que, al menos hasta la fecha, ha pasado la telaraña mundial: conectividad y presencia en Internet, que conlleva principalmente la inversión; comercio electrónico (especialmente en negocios del tipo B2C), fase en la que ya se obtienen ingresos de la Web; economía digital o negocios en Internet, etapa en la que ya se obtiene rentabilidad y en la que “aparece la necesidad de integrar todos los aspectos”. Y es en esta tercera etapa en la que surge la estrategia .Net de Microsoft. “Necesitamos una respuesta tecnológica para hacer posible esa tercera generación de Internet. Y eso es Microsoft .Net, un concepto muy amplio difícil de definir en 20 palabras”, continuaba Pintado. Algo que queda claro es que .Net es “la apuesta de Microsoft para los próximos años” o, dicho de otro modo, “es una manera de concebir el funcionamiento de la tecnología y de las propias empresas en Internet”.
Según Jesús Pintado, la base de esta estrategia es un concepto nuevo, el de servicios Web, “que no es necesariamente una aplicación completa, sino que puede ser una parte, una función o parte de una función”, detallaba este directivo, estableciendo como ejemplo, un calendario. Sin embargo, y pese a ser el aspecto más difícil de explicar dentro de .Net, es uno de los puntos clave para entender la estrategia. Según las explicaciones aportadas por nuestro interlocutor, el destinatario de un servicio Web puede ser un usuario final, pero también puede serlo un portal u otro servicio Web, así como una empresa. Por definirlo, un servicio Web sería una “funcionalidad que se expone en Internet y cuyo usuario puede ser un usuario final u otro servicio Web, cambiando nuestro concepto de Internet, puesto que hoy ya es posible ofrecer software como servicios sin necesidad de la estrategia .Net”.
Sin embargo, este mismo directivo señala que .Net, más que algo revolucionario, es una evolución que, además, va a cambiar, no sólo la forma de ver y entender Internet y los negocios relacionados con la Web, sino también va a afectar al software, incluido el de Microsoft, en el sentido de que las próximas generaciones “van a estar orientadas a .Net, lo que supone el 80 por ciento de nuestra inversión I+D”. Evidentemente, y dada la importancia y amplitud del cambio, la compañía asegura ser consciente de que éste no se va a producir de la noche a la mañana, sino que se irá materializando, según los cálculos de la corporación, en los próximos 4 ó 5 años.
Además, una de las características importantes de .Net es que no hace falta estar conectado a Internet para tener acceso a estos servicios Web, “ya que se pueden sincronizar los dispositivos”, pese a que la distribución del software se hará, fundamentalmente, a través de Internet. Por eso, Pintado considera que .Net “no es sólo distribuir el software como servicio, sino también la manera de hacer las aplicaciones”.
Y para que este cambio sea posible, lo que va a hacer Microsoft es “construir las tecnologías, la plataforma, para hacer posible esta visión”.

Los productos que conforman la base
Para ello, es necesario dotar a la plataforma de una serie de aplicaciones. Por un lado, estarían los servidores, donde el círculo ya está cerrado, que al estar basados en XML permitirán una conexión estándar y la comunicación con otros productos que empleen dicho lenguaje. Una vez completada la infraestructura, con toda la familia de servidores al completo, el siguiente paso es VisualStudio .Net (que no estará disponible hasta la segunda mitad del presente año) y .Net Frameworks; es decir, “el modelo de programación de .Net”, para llegar más tarde a una serie de “servicios Web básicos”, que serán “la identidad, autentificación, distribución de software; es decir, servicios imprescindibles para empezar a trabajar”. Ésta será la infraestructura en la que se basarán terceras compañías a la hora de construir las aplicaciones. Por último, y ya de cara al usuario final, se situaría MSN, bCentral para las PYMES, y para los desarrolladores VisualStudio.
Evidentemente, la estrategia .Net no descarta el modelo actual de distribución (o tradicional, según se vea) al que

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios