DISTRIBUCIÓN | Noticias | 24 JUN 2005

La Comisión Europea podría investigar a Dell por presunta competencia desleal

Dell podría tener que hacer frente a una investigación de la Comisión Europea por presunto comportamiento anticompetitivo, después de que la empresa inglesa Compusys visitara la institución europea para protestar y, presuntamente, mostrar pruebas de que el fabricante de venta directa tiene una estrategia de precio "injusta".
Arantxa Herranz
Compusys es un IPP (Intel Premier Provider) que se ha reunido con la dirección general de competencia en Bruselas, después de muchas alegaciones por parte de la empresa británica, en las que aseguraba que Dell estaba vendiendo por debajo del precio de coste con el fin de hacer negocio en cuentas estratégicas.

Gordon Davies, director comercial de Compusys, ponía como ejemplo el caso de un contrato de 650.000 libras en servidores para el centro informático de la Universidad de Manchester. Según se desprende de sus declaraciones, el centro educativo pedía, al menos, 550 servidores. Un objetivo agresivo marcado en el presupuesto, pero que el canal estaba preparado para afrontar, según este distribuidor. Sin embargo, según una fuente de la Universidad de Manchester, Dell ganó el concurso al ofrecer más de mil servidores, lo que podría significar una importante pérdida de dinero para sus arcas.

“No se trata de competencia directa con el canal de distribución. Nosotros siempre hemos dado la bienvenida a los competidores, porque eso nos mantiene vivos y hace que mejoremos. Pero esto excede los límites y roza el abuso de posición dominante”, señala Davies a la revista británica Microscope.

La Comisión Europea se ha mostrado interesada en estas quejas, según el distribuidor, añadiendo que el de la Universidad de Manchester no es un caso aislado. La primera queja del canal contra este fabricante se remonta, al parecer, a junio del pasado año.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios