DISTRIBUCIÓN | Noticias | 12 SEP 2006

Konica Minolta basa su nueva campaña en una leyenda japonesa

Fiel a sus orígenes japoneses, Konica Minolta ha querido basar en una tradición de ese país su última campaña dirigida a sus distribuidores. Se trata de una iniciativa que implica a "Daruma", un muñeco que se considera un talismán y que servirá como medida del cumplimiento de los objetivos del canal de distribución.
Silvia Hernández
Los responsables de Konica Minolta en Japón han querido trasladar a sus distribuidores en las oficinas subsidiarias una campaña basada en una tradición del país del sol naciente basada en personaje conocido como “Daruma”. Dicho personaje alude al monje budista “Bodhidharma” y su representación caricaturesca constituye uno de los amuletos más apreciados entre los japoneses.

De hecho, “Daruma” se considera un talismán de la buena suerte que “ofrece ayuda a quien tropieza por los obstáculos del camino de la vida”. Para los japoneses, esta tradición constituye el emblema para los propósitos para el nuevo año, siendo ésa la razón por la que desde la central de Konica Minolta se ha confeccionado un calendario Daruma para enviárselo a los distribuidores.

Dicho calendario será la forma de medir los objetivos que los distribuidores se marquen, así como su cumplimiento. “A principios de mes, el partner pintará un ojo al Daruma correspondiente formulando la cifra de negocio a la que desea aspirar. Si dicha cifra se alcanza a final de mes, se podrá pintar el según ojo a la figura. De esta manera, si se cumplen los objetivos de todo el año, se podrán pintar también los ojos del Daruma grande, el cual representa el año completo”, afirman desde Konica Minolta.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios