DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 ABR 2000

Kodak afronta el año con la intención de alcanzar el 20 por ciento de la cuota de mercado de fotografía digital. Plantea crear un grupo de distribuidores especializados

Miguel A. Gómez.
Tras un año en el que la fotografía digital parece haberse acercado al mundo del consumo, se espera que 2000 sea el año de su explosión definitiva. De hecho, las previsiones que maneja un fabricante como Kodak pasan por convertir las 40.000 unidades vendidas en el 99 en unas 90.000 a lo largo de este año. A nivel particular, el fabricante espera convertir su 8,5 por ciento de cuota de mercado en alrededor del 20 por ciento. Para ello, la compañía ha pasado a la acción con una serie de elementos. Para conocer más de cerca todos los detalles, conversamos con Conchi Sánchez, responsable para Iberia de Kodak D&AI, quien nos explicó los objetivos y proyectos de este año.

Para comenzar, nada mejor que repasar si se han hecho los deberes. En este sentido, Conchi Sánchez, responsable para Iberia de Kodak D&AI, señaló a Dealer World que el pasado año "ha sido el definitivo en el acercamiento de la imagen digital al público en general. Se estima que las ventas de cámaras digitales en España se situaron en torno a las 40.000 unidades, de las cuales Kodak ha vendido aproximadamente un 8,5 por ciento del total".
Partiendo de estas cifras, las previsiones para este año son sumamente optimistas. Tal y como señala nuestra interlocutora, "las ventas que se esperan rondarán las 90.000 unidades, es decir, las previsiones apuntan no sólo a que se dupliquen las ventas, sino a que se supere esta cifra, dependiendo, principalmente, del último trimestre del año. De este número total, Kodak quiere tener el 20 por ciento".
Estos objetivos autoimpuestos podrían resultar muy sorprendentes, pero los responsables de Kodak quieren ir sobre seguro, y para ello tienen muy en cuenta cómo evoluciona su cuota de mercado con el paso de los meses. Así, Sánchez señala que del 8,5 de finales del pasado año, "hemos pasado ahora a cerca de un 12 por ciento. Nuestro proyecto pasa por incrementar nuestras ventas entre el segundo y tercer trimestre, con el fin de llegar al citado 20 por ciento".
Este plan pasa por una serie de medidas que los responsables del fabricantes ya se han apresurado a tomar. "Tenemos", explica Conchi Sánchez, "seis productos en el mercado, cinco cámaras digitales y una de videoconferencia. Pero para final de año nuestro proyecto pasa por tener en el mercado 10 productos. Estos se dividirán en tres categorías. Primero, consumo, donde tendremos tres modelos muy orientados a este tipo de cliente tan especial; segundo, un nivel de precio medio, entre 90.000 y 150.000 pesetas, donde tendremos otros tres modelos; y los orientados a profesionales, donde la variable precio se deja un poco de lado, y que dará cabida a dos productos. Junto a eso, seguiremos apostando por un producto de videoconferencia, y añadimos a esto una novedad que hemos presentado en CeBIT, una cámara específica para los dispositivos Palm de 3Com. Se trata de una cámara que no funciona de forma independiente, y está diseñada para este tipo de dispositivos de mano".
"El público al que se orientará este último producto", explica Sánchez, "son aquellos usuarios muy centrados en el e-business, y que tienen necesidades de tomar fotos en sus viajes. ".

Ofrecer algo más que productos
Por tanto, el proyecto de Kodak no pasa sólo por ofrecer productos. Tal y como señaló Conchi Sánchez durante nuestra entrevista, "no se trata sólo de cámaras digitales, es algo más. Estamos hablando de opciones de 39.900 pesetas para el mercado de consumo. Queremos ofrecer productos que nos ayuden a masificar el aspecto de las ventas. Queremos llevarles la tecnología, hacérsela fácil. Queremos que los usuarios puedan hacer sus fotos y obtener imágenes en papel. Si podemos conseguir esto, les estamos facilitando la vida. Pero hay más. Dado que a algunas personas les gusta retocar las imágenes, estas cámaras le ofrecen esta posibilidad".
"También ofrecemos opciones para los que quieren imprimir en casa y no quieren perder tiempo", señala Sánchez, quien continúa afirmando que en su catálogo disponen "de impresoras que no precisan de un ordenador personal. La memoria de la cámara se traslada a la impresora y ésta imprime las fotos directamente. Es cuestión de aproximárselo al máximo, de ajustarse a las necesidades del usuario, darle lo que necesita de la fotografía, lo que creemos que ayudará a maximizar el boom de la fotografía".
Pero esto, es evidente, no se puede hacer sin ayuda. Así, y como recalca Conchi Sánchez, "estamos llevando a cabo joint ventures con empresas como Panasonic, Hewlett-Packard, o Lexmark, con el fin de investigar en los diferentes ámbitos de la fotografía y el almacenamiento de las imágenes".
Estas son las premisas principales del mercado de consumo, que es donde Kodak basará su crecimiento que, como hemos podido comprobar, pretenden que sean para alcanzar una cifra que cuadruplique la obtenida anteriormente. En este sentido, Conchi Sánchez explicó que sus novedades apuntan directamente "a las gamas baja y media, Es cierto que tenemos y tendremos productos con unos altísimos niveles de calidad, pero estos están orientados a especialistas. No pretendemos que un usuario medio adquiera estas cámaras, sino que cada uno adquiera la cámara que cubra sus necesidades, porque quizá la que precisa es la más sencilla, o aquella que tenga un zoom óptico más potente. Cada usuario tiene unos gustos y unas necesidades y con una cámara de precio bajo puede hacer todo lo que quiera con una calidad muy adecuada".

Reparto del mercado
Analizar el mercado de las cámaras digitales es poco menos que complicado. En palabras de nuestra entrevistada, "es un mercado muy atomizado, tanto en marcas como en usuarios. Se supone que va a explotar el mercado de consumo, porque el profesional ya está utilizando las cámaras digitales desde hace un par de años, desde que estas cámaras irrumpieron con fuerza en el mercado. Por tanto, llega el momento del usuario de consumo, pero para ello necesita un nivel de precio inferior y una mayor sencillez de manejo. Es quizá uno de los puntos más importantes en la expansión de las cámaras digitales. Es posible que estemos ante un punto de inflexión, porque es posible que hasta un 80 por ciento de los poseedores de una cámara fotográfica se planteen en breve comprarse una cámara digital".
No es fácil, por tanto, saber dónde se sitúa Kodak en una hipotética clasificación por ventas. "Lo único que podemos saber", explica Conchi Sánchez, "es que a nivel europeo estamos situados en la tercera posición, y a nivel mundial estamos en el quinto, sobre todo por el peso de las empresas japonesas en el mercado asiático. Teniendo en cuenta Europa, el puesto es interesante, porque se trata de un usuario que busca calidad, porque no se trata sólo de megapixels, sino de conceptos como el control del color, el flash, o las posibilidades de retoque de las imágenes obtenidas. Valoran, por tanto, todas las capacidades tecnológicas que nos permiten diferenciarnos de otras marcas. No sólo queremos ser punteros en el lanzamiento de productos espectaculares, sino conseguir que el segmento de consumo tenga productos de gran calidad a un precio interesante".
Porque para los responsables de Kodak, "es evidente que la gente tiene ganas d

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios