DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 FEB 2007

Kinyo factura 30 millones de euros en 2006

El mayorista sigue fomentando las acciones solidarias con sus fabricantes y clientes
Paula Bardera.
El comienzo del año ha sido de doble celebración en Kinyo, pues además de los buenos resultados conseguidos por la compañía a lo largo del año pasado, 30 millones de euros de facturación, también se muestran satisfechos de la respuesta que, un año más, han brindado sus clientes a una nueva campaña solidaria del mayorista. En este caso, han donado más de 7.000 euros a una organización de desarrollo en África. Para conseguirlo, han contado con la colaboración de muchos de sus principales proveedores y sus clientes.

Desde su creación en 1994, Kinyo ha estado orientada a la venta de productos informáticos y aunque en un principio se centraba en soluciones para la integración, estos años de andadura han servido para ampliar su oferta y abarcar otras áreas de negocio. La fórmula escogida para hacerlo parece la correcta pues, según datos de Juan Gómez, su director ejecutivo, en el año recién terminado, han conseguido una facturación que gira en torno a los 30 millones de euros. “Y eso, teniendo en cuenta la situación global del mercado y el problema que hay con los márgenes. Este sector no crece dos dígitos excepto en productos concretos como comunicaciones o sintonizadoras de televisión digital, por ejemplo”, matiza este responsable, quien continúa detallando los factores que han influido en estos buenos resultados dentro de su compañía. “Durante el primer semestre de este año tuvimos que absorber la parte comercial de Morex, fabricante taiwanés de cajas, lo que hizo que aumentaran también nuestras cifras”. De hecho, según sus datos, Morex ha aportado más del 37 por ciento del beneficio del pasado ejercicio en Kinyo.

Seguir creciendo
Así las cosas, de cara a este año, el director ejecutivo del mayorista afirma que se daría por satisfecho consiguiendo un crecimiento del 10 por ciento. Para lograrlo, esperan mantener los actuales niveles de rentabilidad, creciendo por encima del mercado, “lo ideal sería firmar con algún fabricante con productos consolidados y con una cuota de mercado importante en España. A cinco años vista, el volumen marcará la diferencia, y por eso la rentabilidad es nuestro máximo objetivo, aunque es una tarea cada vez más complicada”, declara Juan Gómez.
Desde su punto de vista, crecer en volumen es más sencillo a través de las compras, por eso no descarta futuros movimientos en este sentido en su segmento de mercado. “Entre los mayoristas locales va a haber concentración, ya sea por desaparición de algunos, por alianzas, compras o absorciones. El mercado tal y como está, no es sostenible”. Aun así, aclara que en el caso concreto de Kinyo ni está en venta ni tiene intenciones de adquirir otra compañía.
Eso sí, desde su punto de vista, los últimos movimientos entre los grandes mayoristas “nos benefician, porque nunca dos más dos han sido cuatro y con el tamaño de Esprinet, pretenderlo así sería una locura”. De hecho, considera que muchos clientes no se van a sentir cómodos o incluso no se considerarán “operativos para mayoristas tan grandes”. Por otro lado, en su opinión también habrá fabricantes que se encuentren desplazados por motivos de volumen en este tipo de mayoristas. Todo esto apunta a favor de figuras del perfil de Kinyo, según Juan Gómez, quien incluso ya enumera fabricantes como Shuttle, que “nos ha elegido como mayoristas exclusivos cuando antes trabajaban también con UMD”. En situación similar están otros como BioStar, Novogo o Casio.

Responsabilidad social
Aunque desgraciadamente no es lo habitual, el caso de Kinyo podría servir de ejemplo para otras compañías. Y es que la firma que dirige Juan Gómez considera que existen también otro tipo de obligaciones sociales para las empresas. Así las cosas y desde hace ya seis años, en Kinyo están concienciados al respecto y cada año ponen en marcha, coincidiendo con la campaña de Navidad, una iniciativa de carácter solidario que ya forma parte de su cultura empresarial. En esta edición, la organización elegida ha sido Harambee, que en lengua swahili significa todos juntos y desde la que promueven iniciativas de educación y asistenciales en África a través de proyectos en el área subsahariana y de actividades de sensibilización en el resto del mundo. “Este año hemos elegido una organización de desarrollo más que de ayuda paliativa, porque se trata de buscar y cambiar proyectos paliativos por otros más activos y de desarrollo”, explica Juan Gómez.
Como parte de este aspecto de difusión de sus iniciativas, en esta ocasión, Kinyo organizó para más de 300 de sus clientes una función en un teatro catalán en la que los representantes de Harambee pudieron dar a conocer a su organización, recibir el talón de la compañía y, por último, disfrutar de la obra de teatro “Show del Joan Pera”.
Para participar en esta iniciativa, los clientes de Kinyo simplemente tuvieron que comprar productos de las marcas colaboradoras entre el pasado 20 de noviembre y el 22 de diciembre. El uno por ciento de las compras de los productos seleccionados realizadas en ese tiempo por los clientes de Kinyo se han destinado a este proyecto. En concreto, han sido más de 7.300 euros que se dedicarán a tareas de desarrollo en zonas de Sudán, Kenia, Madagascar y Congo. “Cada año repiten todos los proveedores e incluso se suma alguno más. La verdad es que no es difícil conseguir que los fabricantes participen en iniciativas como la nuestra”, matiza este responsable.


Empresas participantes
en la acción solidaria Kinyo
-------------------------------------
Abit
AG Neovo
Hauppauge
Himel
Infra+
Microsoft
Mitsubishi
Ovislink
Panasonic
PNY
Supergrass
Salicru
Teac


Kinyo
Albert Einstein, 64-66
08940 Cornellà de Llobregat
Barcelona
Teléfono: 933 930 940
Fax: 933 930 949
Internet: www.kinyo.es

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios