DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 NOV 1998

Ingram Micro, mediante el programa HP NetServer a la carta, ofrece al dealer un equipo configurado a medida en 24 horas

Al programa introducido en España el pasado mes de marzo por Hewlett-Packard en colaboración con el mayorista Computer 2000, HP Vectra a la carta, le ha salido un hermano 6 meses menor cuyo elemento diferenciador se llama HP NetServer . De la misma forma en que HP buscó un aliado de la talla de Computer 2000 para llevar a cabo la fabricación de estos equipos, en esta ocasión el fabricante ha seleccionado de entre todo su canal mayorista a otro de los grandes para llevar a cabo su proyecto . Hablamos de Ingram Micro, quien no ha de pecar de principiente en esta nueva aventura mixta fabricante-mayorista, ya que no es la primera vez que realiza un proyecto de estas características y con la misma marca fabricante . Concretamente, en su día fue el mismo tandem HP-Ingram quien dio el pistoletazo de salida al programa de configuración de servidores Unix HP9000 . Así, tres años después, ambas compañías repiten el mismo rol en el programa HP NetServer a la carta .

El proyecto en cuestión ofrece la posibilidad de adquirir los servidores HP NetServer con una configuración hecha a la medida de los requerimientos del distribuidor . La intención pues no es otra que la de flexibilizar al máximo la adquisición de uno de estos equipos . Para ello, el proyecto descansa sobre una configuración que parte de una CPU sin memoria previa instalada, con lo que se pretende eliminar cualquier hecho que limite una futura expansión en la capacidad de almacenamiento . Ante la puesta en marcha de esta iniciativa, Dealer World 15 contactó con Jordi Muñoz, responsable del programa HP NetServer a la carta de Ingram Micro, quien adelantó a este publicación nuevos datos sobre la manera en que se va a llevar a cabo el mismo .

Así, los responsables de Ingram Micro han querido entender la confianza depositada por HP como un reconocimiento a su experiencia . “Ingram Micro cuenta con una experiencia superior a los 3 años en el ensamblado y configuración de Servidores Unix HP9000 . Este hecho ha contribuido decisivamente a la concesión del proyecto por parte de HP, ya que contamos con la experiencia necesaria para acometer este proyecto”, explicaba Muñoz . El hecho de que esta multinacional vaya a comercializar de manera exclusiva los servidores de HP con una configuración a medida a través de este programa puede suponer un empuje importante para que Ingram Micro obtenga un nuevo elemento diferenciador con respecto a su competencia . En este sentido, Muñoz señaló que “Ingram Micro será el único mayorista en España capaz de ofrecer cualquier configuración posible en 24 horas de los modelos disponibles en el programa . Este programa supone una cambio estratégico en la venta, tanto para nosotros como para nuestros dealers . Podremos satisfacer las necesidades exactas del usuario final sin estar condicionados por la disponibilidad de configuraciones cerradas en nuestro stock” .

Para llevar a cabo el proyecto, Ingram Micro cuenta con un centro de configuraciones, certificado según la norma ISO 9000, en Cornellà de Llobregat, al tiempo que dispone, según Muñoz, ”del personal entrenado y certificado por HP que trabaja según los estándares de calidad impuestos por el fabricante” .

Para comenzar, el programa HP NetServer a la carta alberga los modelos HP Netserver LH II y LH III, aunque la voluntad de Ingram Micro es ampliar la gama de modelos, concretamente “a todos los que el ensamblado local aporte un valor diferencial” . De esta forma, las ventajas que esta iniciativa ofrece al distribuidor se centran en las entregas cien por cien configuradas en un máximo de 24 horas . Así, el dealer podrá atender las demandas exactas del usuario final sin necesidad de adaptar su oferta a la disponibilidad de configuraciones cerradas en el stock del mayorista . Asimismo, el mayorista se compromete a que todos los equipos sean analizados y testeados en su centro de configuraciones para evitar posibles problemas en casa del usuario . Además, Ingram podrá entregar, bajo requerimiento del distribuidor, los equipos configurados directamente al usuario final .

Otro de los puntos positivos para el canal de distribución es que la inversión acometida para la puesta en marcha del programa no se verá nunca reflejada en el coste de la mercancía . Con respecto a este último hecho, Muñoz afirmó que el dealer “no pagará más por este servicio . Los precios de las configuraciones básicas vendrán marcados por los precios oficiales de HP . Las configuraciones especiales, fuera de la gama básica, serán presupuestadas a medida” . Asimismo, el responsable del mayorista quiso matizar que Ingram Micro “cuenta, en la actualidad, con un centro de configuraciones plenamente operativo . Las inversiones se centrarán en la formación y certificación de nuevos técnicos para el ensamblado, así como en un esfuerzo adicional por disponer de un amplio stock de componentes” .

El mayorista quiere otorgar al proyecto una importancia especial . Preguntado acerca del papel que la línea de servidores jugaba en la estrategia de la compañía hasta este momento, Muñoz respondió que Ingram Micro “viene realizando un esfuerzo importante por disponer de un stock adecuado a la demanda de servidores . Este proyecto va a contribuir a incrementar la disponibilidad de estos productos . Los servidores suponen el eje central de los proyectos que acometen nuestros clientes y los plazos de entrega de estos equipos condicionan el resto de la instalación” .

El canal mayorista, atraído por el negocio del ensamblaje

Otro de los puntos sobre los que Dealer World 15 quiso conocer la opinión del mayorista fue el referente al interés mostrado en los últimos tiempos por varios grandes mayoristas multinacionales de cara al ensamblaje de equipos . Sin ir más lejos, se puede recordar el caso de la frustrada compra de Vobis por parte de CHS, el acuerdo de IBM con Investrónica para el ensamblaje de los Aptiva o el ya comentado programa de HP y Computer 2000 para la fabricación de los Vectra . Asimismo, hace poco tiempo Ingram adquirió la planta de ensamblaje de Tulip . Por todo ello cabía preguntar a Jordi Muñoz acerca de los beneficios reales que este negocio puede aportar al canal de distribución . En opinión del responsable de Ingram Micro se debe destacar “la voluntad de entrar en nuevas líneas de negocio de valor añadido que aporten nuevas ventajas a nuestros clientes . Por otra parte, este tipo de servicios significan una reducción en los costes de gestión del stock por parte del fabricante . Estos proyectos le permiten poner en el mercado de una manera más rápida y efectiva la gama de productos disponibles” .

Por último, Muñoz quiso dejar claro que el programa HP NetServer a la carta contradice a aquellos que consideran que un mayorista de gran volumen no puede ofrecer el valor añadido que muchos distribuidores necesitan . “Esto es rotundamente cierto . Este tipo de proyectos exige al mayorista una gran inversión, no sólo en el centro de configuraciones, sino que también supone un esfuerzo adicional en cuanto a la disponibilidad del stock de componentes” .



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios