DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 SEP 2000

Informaster y Ofimaster se fusionan bajo el Grupo Informaster para mejorar la atención al dealer. El mayorista opta únicamente por el trato directo con todos sus proveedores

Arantxa Herranz.
Los mayoristas afincados en la zona levantina, Informaster y Ofimaster, han decidido aunar sus fuerzas bajo una única empresa que, a partir de ahora, se denomina Grupo Informaster y con la que se pretende mejorar el servicio y la atención a los distribuidores de toda España. Además, la filosofía de la nueva entidad empresarial descarta aquella relación con el fabricante que no permita un contacto directo entre el proveedor y el Grupo Informaster.

"El objetivo final es obtener los mejores servicios y dar los mejores productos al distribuidor, al tiempo que nos posicionamos como el mayorista que supone la mejor alternativa de suministro habitual para el dealer español". Éste es el espíritu que ha primado a la hora de que los mayoristas alicantinos Informaster y Ofimaster hayan decidido culminar su proceso de fusión, que ha adoptado el nombre de Grupo Informaster, alojándose en una nuevas instalaciones con 10.000 metros cuadrados, de los que 3.000 servirán para el almacenaje de mercancías, 500 de cadena de montaje de equipos, 300 para el servicio postventa y otros 1.200 para oficinas, salas de reuniones y aulas de formación, entre otros aspectos. Según nos comentaba el responsable de marketing del recién estrenado grupo empresarial, Alberto García Romero, la unión de Informaster y Ofimastar va a traer consigo ventajas para los diferentes eslabones implicados en esta cadena comercial: proveedores, mayorista y distribuidores. De esta forma, García Romero confesaba que se "pretende que la gestión sea más eficiente y más eficaz y, al unificarse los procesos, que éstos sean más sencillos. No queremos complicar las relaciones porque empiecen a convivir filosofías y maneras de trabajar diferentes de dos empresas distintas, sino todo lo contrario. Queremos que sea un mismo criterio, y que sea sobre todo mucho más fácil, tanto dentro como fuera de la empresa". Y en este proceso, algo "fundamental" para los responsables del grupo empresarial es mantener la cartera de clientes de ambas empresas. Teniendo en cuenta que la "fidelización va a ser un asunto absolutamente prioritario" y, por otro lado, que se pretende llevar a cabo una mejora en los servicios y en la oferta de productos gracias a "la fortaleza de la unión de ambas empresas", Alberto García Romero también apuntaba como otro de los objetivos "intentar obtener nuevos clientes, con un perfil más específico que anteriormente, más fuertes y fieles" a los que poder ofrecer "el mejor servicio en todos los sentidos, desde la post-venta hasta la pre-venta".
Al hilo de esto, este directivo explicaba de manera más explícita que el rasgo del distribuidor al que se ansía llegar es el de valor añadido, pero de tamaño medio, "ese distribuidor de valor añadido que proporciona servicios a sus clientes. Pero no vamos a focalizarnos en aquellos distribuidores que son asesores y expertos en conectividad y se dedican a la creación de instalación de redes empresariales, porque son un número muy reducido“.

La inevitable evolución a la era digital
Otra de las premisas con las que nace esta nueva entidad empresarial es adaptarse a los nuevos tiempos que corren, con el ofrecimiento de diversos servicios, especialmente en el entorno digital. Así, el Grupo Informaster planea, con el fin de dar un mayor número de servicios y una mayor calidad y agilidad de los mismos, centrarse cada vez más en Internet. "Hablamos no sólo de la posibilidad de realizar operaciones de comercio electrónico, sino también a poder atender cualquier tipo de peticiones a través de Internet", puesto que la corporación está convencida de que "el que no se centre en la era digital no va a tener futuro". De esta forma, Informaster materializa las intenciones que los responsables del mayorista han venido expresando en los últimos tiempos, quienes aseguraban que sería este apartado en el que más inversiones se iban a acometer. Julio Sánchez, director general de Informater, también expresaba hará poco más de un año, que uno de los principales aspectos que diferenciaban a su compañía, por lo que se quería seguir apostando por ello, era una atención muy especializada y personalizada al dealer. Preguntado acerca de si Internet puede reforzar o, por el contrario, anular esta nota diferenciadora, el director de marketing cree que se va a ver reforzada, "porque queremos realizar una comunicación uno a uno". A pesar de que cada vez se está centrándose más en Internet, el director de marketing adelantaba que se va a mantener el trato y la atención personalizada con el canal. "No vamos a disminuir el personal para aumentar el electrónico, sino aumentar, poco a poco pero cada vez más, el segundo de ellos, para dar mayor soporte en todos los niveles".
Así, en el Grupo Informaster se van a aunar los empleados de los dos mayoristas, es decir, unos 60. Una vez asentados en las nuevas instalaciones se irá incrementando el número de empleados. La estrategia no es, a corto plazo, elevar el número de personal "sino a asentarnos con la nueva estrategia de la empresa unificada y, una vez afianzados esos criterios y formado el personal, ir aumentándolo en la medida en que sea necesario durante los próximos años". Antes, y en ese proceso de fusión en el que se apuesta por la digitalización de los recursos empresariales, la compañía está en fase de desarrollar una nueva intranet dentro de la empresa, "mucho más potente, que al final también va a repercutir en la filosofía de trabajo de todo el personal, que va a tener información de todo lo que se mueve en la empresa, para que exista una mayor comunicación interna entre los diferentes departamentos, de manera que haya también una información más globalizada y a la carta", explicaba Alberto García Romero.

La nueva relación con los proveedores
Otro de los aspectos importantes a resaltar de la filosofía del nuevo grupo es la relación que se pretende imponer con los proveedores. El número de proveedores, en principio, "va a ir aumentando". La estrategia en cuanto a proveedores será, por un lado, mantener los actuales y, por otro, aumentar el número de representaciones directas. "Con los que no podamos tener ese trato directo, los vamos a ir descartándo. Es decir, la figura con la que se nos designe (submayorista, mayorista regional, importador) nos da un poco igual, siempre y cuando tengamos un trato directo con el fabricante. Ese es el objetivo final de lo que es el nuevo grupo". Una vez más, el director de marketing considera que el principal beneficiario de esta idea es el distribuidor. "Hay que tener en cuenta que quien se va a ver beneficiado al final son los clientes, al acortar la cadena y haber menos intermediarios. Los márgenes no tienen porqué ser necesariamente mayores, porque lo que se pretende también es ajustar el precio".
Por último, y en relación con el nombre adoptado, Grupo Infromaster, García Romero comunicaba que la decisión no ha sido fácil. "Se ha preferido no adoptar un nombre completamente nuevo y, además, se ha optado por Informaster porque de las dos era la que tenía una mayor presencia, una mayor notoriedad de marca en el mercado y porque lo que es la filosofía de Informaster se acerca más a lo que va a ser la filosofía del nuevo grupo que a la

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios