DISTRIBUCIÓN | Noticias | 13 ABR 2020

HPE promete 2.000 millones de dólares para ayudar a sus clientes a afrontar los problemas de liquidez

La inyección, que forma parte de HPE Financial Services, incluye planes de pago diferido, iniciativas de recompra y alquileres a corto plazo.
financiación dinero
Redacción

Hewlett Packard Enterprise (HPE) ha ofrecido más de 2.000 millones de dólares en financiación para ayudar a sus clientes a superar los problemas de flujo de caja y liquidez relacionados con COVID-19, una medida que forma parte de un paquete de estímulo a escala mundial.

El Programa de Alivio de Pagos, suministrado a través de la división de servicios financieros HPE Financial Services, está diseñado para ayudar a los clientes a adquirir nueva tecnología y, al mismo, tiempo aliviar la tensión financiera mediante planes de pago diferido e iniciativas de recompra.

El movimiento se produce en medio de la creciente preocupación dentro del Canal de que los clientes con dificultades financieras le sigan afectando gravemente. "Todos estamos viendo crecer cada día el impacto global de la pandemia de COVID-19", ha confesado Antonio Neri, presidente y CEO de HPE. "Por eso, estamos haciendo todo lo posible para atender las necesidades y preocupaciones de nuestros clientes y socios", ha querido añadir.

Según Neri, HPE está "trabajando activamente" para mitigar ese impacto desde una perspectiva operacional, centrándose en particular en la racionalización de la distribución a través del Canal. "Mucho antes de COVID-19 tomamos medidas para diversificar nuestra cadena de suministro, y estamos trabajando estrechamente con más de 200 proveedores para optimizar la forma en que construimos y distribuimos nuestros productos", ha añadido, para proseguir: "Nuestro marco de respuesta se centra en la evaluación de los acontecimientos, la atención a las necesidades de nuestro personal y las operaciones comerciales, y la adaptación de nuestras actividades comerciales para ayudar al mundo a hacer frente a esta crisis".

La promesa de financiación multimillonaria se aplicará para garantizar la continuidad de las operaciones comerciales a nivel de los clientes, además de "convertir la infraestructura de la tecnología de la información en nuevas fuentes de capital".

Los clientes también pueden adquirir nueva tecnología y pagar un 1% del valor total del contrato cada mes durante los primeros ocho meses, aplazando más del 90% del coste hasta 2021. Según HPE, a partir de 2021, cada pago mensual equivaldría aproximadamente al 3,3% del valor total del contrato.

"Este es un momento difícil para dirigir un negocio", ha añadido añadió Irv Rothman, presidente y director general de HPE Financial Services. "Hoy más que nunca, los líderes de TI y los directores financieros juegan un papel central para asegurar la salud financiera mientras continúan las operaciones". Asimismo, Rothman cree que los clientes pueden generar dinero en efectivo a partir de los activos existentes mediante la conversión de los activos informáticos de su propiedad en capital, que puede ser aplicado para la compra de nueva tecnología actualizada; y HPE también puede comprar el exceso de tecnología de nueva generación que ya no es necesaria. En los últimos dos años, el vendedor ha reinvertido más de 642 millones de dólares en los presupuestos de los clientes de esta manera, añadió Rothman.

Además, HPE también está habilitando una estructura de pago con 90 días de retraso para ayudar a aliviar las restricciones presupuestarias de los clientes, disponible en las compras de nueva tecnología y elegible para una gama de hardware y software preferente, aparatos de software, servicios y paquetes de instalación.

Otros incentivos incluyen un programa de despliegue por fases que permite a los clientes adquirir capacidad de cálculo y almacenamiento con la flexibilidad de "configurar, probar y poner en marcha" los sistemas antes de pagar, respaldado por la tecnología HPE de segunda mano certificada que viene con una garantía estándar de 30 días, y que se puede elegir para mantenimiento y soporte adicional.

Esto se suma a los planes de alquiler a corto plazo, permitiendo a los clientes alquilar tecnología HPE de segunda mano de 3 a 12 meses, junto con ordenadores nuevos durante 12 meses. Rothman dijo que dicha tecnología está configurada de fábrica según las especificaciones del cliente, disponible con garantía y elegible para el soporte de HPE Pointnext Services.

"En HPE Financial Services, nos comprometemos a ayudar a las empresas a alinear sus prioridades desde una perspectiva económica de la TI y a proporcionarles soluciones concretas para que puedan avanzar", ha añadido Irv Rothman.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios