DISTRIBUCIÓN | Noticias | 12 MAY 2014

¿Hay oportunidad de negocio en los mercados verticales?

En los últimos tiempos, y tras cinco años de crisis, los mercados verticales se han convertido en una oportunidad de negocio. Así, las principales consultoras aseguran que la inversión que van a realizar áreas como la justicia, la sanidad o la educación, va a crecer en los próximos años. Pero, ¿hay oportunidad de negocio para el canal?
microsoft educación estudiantes
Bárbara Madariaga

Justicia, sanidad, educación, finanzas… Éstos son sólo algunos ejemplos de los mercados verticales, sectores que, tras años de crisis, están empezando otra vez a apostar por las tecnologías. Entonces, ¿hay oportunidad de negocio para el canal de distribución? En opinión de Fernando González, director de estrategia y programas de canal de Microsoft Ibérica, la oportunidad existe en todos los segmentos. “En aquellos mercados en los que la racionalización del gasto es una de las prioridades, como sector público, educación, o sanidad, existe una oportunidad clara en los servicios en la nube dado que optimizan las inversiones y mejoran el rendimiento y costes de mantenimiento de los sistemas. En sectores donde se presumen crecimientos, como automoción, en el que las matriculaciones crecerán un 10 por ciento transporte, manufacturas, hoteles-turismo, sector primario o seguros”.

Las nuevas tecnologías, además, ofrecen numerosas oportunidades ya no sólo de negocio para el canal, sino de transformación para estos mercados verticales. Así lo cree Ángel Herrero, director de canal de Samsung Iberia, quien asegura que “tanto la transformación radical que supone la nueva movilidad, desde los tablets y los smartphones a los Chromebooks, como los cambios tecnológicos derivados del almacenamiento de estado sólido o de la comunicación digital mediante pantallas de gran formato transformarán sectores como la educación y la sanidad y afectarán profundamente a ciertos procesos específicos de la hostelería y la justicia”.

 

Situación económica y barreras

Los sectores verticales también se han visto afectados por cinco años de crisis, sobre todo, aquellos que han estado más ligados a la Administración Pública, donde, en los últimos años, la inversión se ha visto reducida. En este sentido, y según Fernando González, “la crisis ha provocado una inversión muy dirigida al mantenimiento de los sistemas más que a la renovación de los mismos y a la transformación del puesto de trabajo”.

Alberto Ruano, director división Enterprise de Lenovo Iberia, destaca que “la principal barrera es sin duda los bajos presupuestos a los que se están enfrentando estos mercados verticales. Y es que cada vez sufren más recortes y, en muchas ocasiones tienen que recurrir a reducir su presupuesto en tecnología. La situación económica que estamos viviendo está haciendo que cada vez se invierta menos en I+D, cuando realmente la innovación es la clave para reducir los efectos negativos del entorno económico actual”.

“Muchas empresas disponen de modelos de trabajo y negocio que les penalizan a la hora de competir”, destaca Fernando González, que además continúa destacando que “los accionistas y propietarios se han dado cuenta que solo con talento no sirve, se necesita sumar la tecnología que permita a cada empleado sacar lo mejor de sí mismo y ganar la partida a una cada vez más dura competencia nacional e internacional”.

En este sentido, y en opinión de Microsoft, “las barreras están en la dificultad que existe en transformar un mensaje tecnológico en un mensaje de negocio, meternos en la cocina financiera y no solo en la cocina técnica, y ser relevantes en la cuenta de resultados de nuestros clientes a través de la tecnología”.

Mención aparte para la administración pública, el sector “que más está sufriendo los recortes, sobre todo si hablamos de España, por lo que es fundamental que los fabricantes les ayudemos a invertir más en tecnología con programas más asequibles y soluciones que supongan una importante inversión de futuro”, destaca Alberto Ruano.

Por su parte, Ángel Herrero considera que “el uso de smartphones con un papel cada vez más multifuncional como herramientas de acceso, de comunicación y de pago empieza a transformar muchas interacciones en el sector público: desde el pago de impuestos al acceso al transporte mediante la tecnología NFC”. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios