DISTRIBUCIÓN | Noticias | 11 JUN 2002

GTI da un nuevo empuje a la transición a la nueva política de licencias de Microsoft

Hasta el 31 de julio, víspera de la entrada en vigor del nuevo modelo de licencias del fabricante, GTI insta a los distribuidores a actualizar las licencias Open 6.0 de sus clientes, argumentando unos ahorros de hasta el 50 por ciento.
Yolanda Sánchez
El próximo 1 de agosto entra en vigor la nueva política de licencias de Microsoft. Un cambio que se ha ido prolongando en el tiempo por las “dificultades” que entrañaba y en el que GTI ha colaborado activamente con la realización de varios cursos en los que se informaba al canal en qué consistía esta nueva política. Ahora, el mayorista acaba de anunciar una nueva acción, por la que todos los distribuidores tendrán la oportunidad de actualizar las licencias Open 6.0 Microsoft con un ahorro de hasta el 50 por ciento.
El plazo de esta oferta finaliza el mismo día en que el actual sistema de ventas de licencias de Microsoft concluye, es decir, el 31 de julio. Es importante mencionar que todas las licencias que no posean un mantenimiento asociado y no se adquieran durante este período de transición no podrán actualizarse, de modo que la siguiente compra que se realice tendrá que ser una licencia nueva. Por eso, el beneficio en coste que se obtiene actualizando ahora las licencias es, en el caso menos ventajoso, de un 50 por ciento.
Otra ventaja que han señalado las propias compañías a la hora de adquirir un mantenimiento es poder presupuestar anualmente el coste de las licencias para la empresa y poder usar cada nueva versión que aparezca sin preocuparse de tener que realizar inversiones adicionales. Además, actualizar las licencias costará la mitad porque sólo será necesario el mantenimiento cada dos años sin preocuparse nunca más por la compra de una licencia nueva.
GTI y Microsoft señalan como especialmente críticos los casos en los que una empresa tenga sus sistemas sin actualizar porque serán los que antes necesitarán ponerse al día, y si no entran en un entorno de actualización ahora, en unos meses tendrán que realizar un desembolso mayor.
Cabe destacar que hasta el próximo 31 de julio de 2002 convivirán ambas políticas. En cualquier caso, la clave está en que los distribuidores conozcan todos los matices de la nueva política de licencias de Microsoft y cómo conseguir el máximo beneficio para sus clientes. Para lograrlo GTI promete cumplir el papel de intermediario informador.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios