DISTRIBUCIÓN | Noticias | 17 MAR 2008

Esprinet aprueba las cuentas del ejercicio 2007

Un mes después del anuncio de las mismas, el mayorista Esprinet ha comunicado la aprobación definitiva de unas cuentas por las que pagará un dividendo a sus accionistas de 0,155 euros por acción, lo que supone un incremento del 10 por ciento con respecto al dividendo de hace un año. Pero, además, los responsables de la compañía han hecho público cómo ven el comienzo del año y lo que nos espera en estos doce meses y, pese a reiterar su intención de seguir realizando compras estratégicas en España e Italia, reconocen que ninguna gran adquisición se va a realizar a corto o medio plazo por la situación actual del mercado.
Miguel Ángel Gómez
Si el pasado 14 de febrero les ofrecíamos los resultados de Esprinet, un mes después ya son cuentas aprobadas por la junta anual de accionistas, que ven cómo el mayorista reparte un dividendo de 0,155 euros por acción, un 10 por ciento más que hace un año. Sin embargo, los datos ofrecidos por Esprinet tienen sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Así, en el lado positivo, el incremento de las ventas en un 9 por ciento hasta los 2.430,1 millones de euros, el mencionado crecimiento del dividendo y el descenso de la deuda neta, que pasa de 151,7 millones a 55,7 millones, lo que supone una reducción cercana al 65 por ciento. En el lado menos positivo, el descenso del 3 por ciento en el beneficio y del 29 por ciento en los ingresos netos.

En definitiva, se trata de unos resultados que no se ajustan a las previsiones recogidas en el plan estratégico del grupo de 2007 a 2009, lo que ha llevado a la compañía a afirmar que coincidiendo con la presentación de los resultados del primer trimestre de este año comunicará unas nuevas líneas maestras de objetivos para 2008. En cualquier caso, este desvío de las previsiones hay que buscarlo en los problemas acaecidos en la integración de las operaciones en España y al clíma general del mercado. Pensando en 2008, y por lo que a España se refiere, las ventas están en línea con las previsiones, lo que la compañía ve como una recuperación significativa de las ventas y de la cuota de mercado. De hecho, el mayorista se muestra confiado, tanto por los resultados del último trimestre del año, de los que informábamos también el pasado 14 de febrero, como por la firma de un importante acuerdo con Acer Ibérica para la comercialización de sus productos de consumo a los seis mayores retailers en España.

Pero, además, una vez concluidos los procesos de consolidación de las operaciones en España, la firma considera que arranca una nueva etapa de normalidad, por lo que espera encontrar oportunidades de optimización de costes frente a 2007. El foco del mayorista ahora estará en gestionar el capital, reducir los inventarios, así como en potenciar el margen de negocio, estabilizando la relación y la selección de objetivos con la mayoría de los proveedores.

En cualquier caso, la compañía no descarta seguir realizando adquisiciones estratégicas tanto en España como en Italia, si bien por las turbulencias del mercado, el mayorista no se plantea ninguna gran adquisición a corto o medio plazo.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios