DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2003

El recorte de los precios saca a flote a duras penas las ventas de PC en EMEA, según IDC. El mercado de PC en Europa Occidental crece a ritmo lento, pero sin pausa, según Context y Canalys

Mª Luisa Melo.
Las ventas de ordenadores se han mantenido estimuladas por una agresiva política de precios y la fuerte competencia en el sector. Así queda reflejado en los resultados preliminares de la consultora IDC que demuestran que las ventas de PC han crecido un 3,5 por ciento en la región EMEA en el último trimestre de 2002, en comparación con el mismo período de 2001, mientras que en Estados Unidos el aumento registrado ha sido de un 6,6 por ciento, y en el resto del mundo de un 1,9 por ciento. Por otro lado, la consultora Context ha reflejado que el crecimiento del mercado de PC en el cuarto trimestre de 2002 ha sido muy débil. De hecho, tan sólo se ha registrado un aumento en las ventas de ordenadores de un uno por ciento en comparación con el mismo período de tiempo de 2001.
Pero, volvamos a las cifras de IDC para analizar en profundidad la situación del mercado. El estudio de la consultora revela que las ventas mundiales de PC han aumentado a lo largo de 2002 un 4 por ciento, lo que supone alrededor de 38,4 millones de unidades vendidas en el mundo durante el cuarto trimestre del año pasado.
Sin duda alguna, la intensa competencia existente entre los fabricantes y la consiguiente bajada de los precios de hardware ha estimulado la demanda y, por tanto, las ventas del mercado, lo que ha repercutido en un crecimiento en los beneficios y en los márgenes de la industria.
En general, se ha percibido, según IDC, un mantenimiento del mercado fruto de la escasa demanda global, mientras que el recorte en los precios de Intel durante el mes de noviembre, junto con una agresiva estrategia en este apartado protagonizada por los fabricantes a través de sus canales de distribución, ha estimulado claramente las compras en el segmento doméstico y corporativo. Sin este hecho, la consultora estima que el mercado podría haber caído y protagonizado una línea de crecimiento negativo.
Si revisamos las cifras con detenimiento podemos evidenciar que, una vez más, el segmento de ordenadores portátiles ha sido el que más ha crecido y ha potenciado la línea de evolución positiva del sector. De hecho, ha crecido un 19,5 por ciento durante el cuarto trimestre del año en comparación con el mismo período del año pasado. Por su parte, en el caso de los ordenadores de sobremesa se ha registrado un descenso del 0,7 por ciento, mientras que las ventas de servidores con arquitectura Intel han aumentado un 4,5 por ciento.

Visión del mercado por fabricantes
HP se mantiene a la cabeza del mercado de PC en la región EMEA durante el cuarto trimestre, si bien ha registrado un descenso en sus ventas del 13,2 por ciento, si las comparamos con las conseguidas en el último trimestre de 2001.
En segundo puesto, destaca la presencia de Dell, que continúa bien posicionado en el mercado inglés y especialmente en el segmento de la pequeña y mediana empresa.
Por su parte, Fujitsu Siemens ha sabido enfrentarse a la difícil situación del mercado con unas fuertes ventas en servidores y portátiles. Acer ocupa la cuarta posición del mercado, si bien sus buenos resultados en el mercado de portátiles le aúpan hasta la segunda posición del mismo.
Finalmente, IBM en el quinto lugar de la clasificación, sigue ocupando una buena posición en el mercado corporativo.

Tendencias por segmentos de mercado
Los ciclos de actualización de los ordenadores de sobremesa siguen sendo más lentos de lo habitual. Sin embargo, el recorte de los precios de Intel y la fuerte competencia entre los fabricantes han sido los factores que han estimulado la demanda y han salvado ligeramente la situación.
El segmento de la pequeña y mediana empresa continúa absorbiendo la mayoría del volumen de las ventas. Mientras, la demanda en el mercado doméstico se mantiene débil, pese a los atractivos precios que han estimulado sobre todo las ventas de portátiles y dispositivos electrónicos de mano. El denominador común en el mercado es, según la consultora IDC, la agresiva competencia existente.
En lo que respecta al mercado de portátiles, las cifras hablan por sí solas. Ha sido el segmento con mayor crecimiento, más de un 19 por ciento, como veíamos anteriormente. Esta situación se ha visto favorecida por la intensa demanda registrada en el mercado de la PYME y en el segmento doméstico, mientras que en el ámbito corporativo ha sido más lenta.
Finalmente, y en el caso del mercado de servidores, las cifras de IDC demuestran que, si bien ha crecido, la evolución del mismo ha sido lenta, impulsada especialmente por las estrategias de marketing y precios, así como por la demanda de los mercados emergentes.

Previsiones de futuro
Con la vista puesta en la evolución del mercado de PC a lo largo de este año, la consultora destaca que las condiciones seguirán siendo ajustadas, fruto de la situación económica y de las estrategias de ahorro de costes entre las empresas del sector de Tecnologías de la Información y estima que se producirá un crecimiento de un 4,7 por ciento en el mercado mundial de PC.
Se espera que a lo largo del segundo semestre comiencen a llevarse a cabo estrategias de renovación del parque informático en el segmento corporativo. Sin embargo, la precaución y el ajuste en los costes será la tónica dominante. Asimismo, las ventas de portátiles seguirán estimulando el mercado.

Crecimiento lento, pero seguro
Por otro lado, según los resultados del último estudio de las consultoras Context y Canalys sobre el mercado de PC en Europa Occidental, el crecimiento registrado en el cuarto trimestre del año pasado ha sido de un exiguo 1 por ciento si lo comparamos con el mismo intervalo de 2001. Y es que las ventas de ordenadores en el último trimestre de 2002 fueron de 9,74 millones de unidades, frente a las 9,65 registradas en el mismo período de 2001.
Lo cierto es que este escaso margen no es susceptible de suponer grandes celebraciones, tal y como exponen fuentes de las consultoras, pero, al menos, representa el segundo trimestre positivo consecutivo. De hecho, Context interpreta que, excepto en el posible caso de catástrofes, la tendencia es a la mejora de la situación, más que al deterioro de la misma.
Teniendo en cuenta la “pobreza de las ventas en la primera mitad de 2002”, es muy probable que las tasas de crecimiento de dos dígitos comiencen a registrarse durante la segunda mitad del año en curso. La consultora también reconoce que se ha convertido en “muy habitual” lo de predecir la consabida recuperación en la segunda mitad de 2003, sobre todo, si tenemos en cuenta que muchos consultores erraron en la misma para 2001 y 2002.
La incertidumbre política y económica pesa mucho sobre la reticencia a la inversión en los negocios de Tecnologías de la Información y esta situación se puede ver incrementada ante la perspectiva de la posible guerra entre Estados Unidos e Irak.
Las previsiones de incremento del gasto corporativo son poco fiables, y es que la mayoría de las empresas siguen prefiriendo actualizar la infraestructura que tienen antes que invertir en nuevas soluciones.
La seguridad y la recuperación ante posibles desastres informáticos siguen ocupando los primeros puestos en prioridades para los directivos del sector de Tecnologías de la Información. Por otro lado, los gastos efectuados por parte del sector gubernamental, incluyendo sanidad y educación, continúan registrando una tendencia alcista.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios