DISTRIBUCIÓN | Noticias | 05 JUN 2013

El fin de las subvenciones dispara las ventas de móviles en retailers y tiendas de TI

Tiendas de tecnología y grandes superficies han visto aumentar su peso en el mercado de telefonía móvil desde que se anunciara el fin de las subvenciones. Así lo indica un estudio de Kantar Worldpanel, según el cual, el consumidor está cada vez más dispuesto a pagar por su nuevo terminal.
smartphones usuarios
Hilda Gómez

Las tiendas especializadas en TI, cadenas de electrodomésticos y grandes retailers son los principales beneficiados por el fin de las subvenciones a móviles, ya que han logrado atraer a gran parte de los clientes perdidos por las operadoras. A este respecto, la consultora Kantar Worldpanel señala que, sobre todo las tiendas especializadas, como The Phone House, Media Markt y Fnac, han doblado su peso en el mercado de telefonía móvil en el último año, y ya concentran el 24 por ciento de las compras de móviles realizadas, mientras que grandes superficies, como Carrefour o Alcampo, ya representan el 6 por ciento de las compras, frente al 2 por ciento de hace un año. En cambio las tiendas de las operadoras han pasado de realizar el 69 por ciento de las ventas de móviles al 51 por ciento.

Para Hugo Liria, director del área ComTech Spain de Kantar Worldpanel, estos datos demuestran que “el usuario ha asumido el fin de las subvenciones y está cada vez más dispuesto a pagar por su nuevo terminal”. Eso sí, a cambio el consumidor busca una tarifa de móvil más económica, y es en estos establecimientos donde puede comparar mejor entre terminales y operadoras. “De hecho, un 29 por ciento de los teléfonos móviles comprados en una tienda especializada en tecnología se vinculan a operadoras virtuales, las cuales representan un 10 por ciento del mercado total”.

El estudio señala asimismo que el fin de la subvención de terminales, unida a la creciente oferta de smartphones de gama alta, hacen que el consumidor ahora pague el doble por renovar su smartphone, en torno a 99 euros de media, frente a los de 50 de hace un año. Los usuarios que acuden a tiendas especializadas pagan unos 55 euros más, hasta los 154 euros, mientras que aquellos que optan por renovar directamente a través del operador lo hacen a un precio menor, cifrado en 66 euros.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios