DISTRIBUCIÓN | Noticias | 27 JUN 2013

El comercio minorista ante la encrucijada de la crisis

Más de dos años de caídas. Éstos son los resultados de un comercio que está siendo uno de los segmentos más castigados por la crisis. Y el sector tecnológico no se queda atrás. ¿Cómo está afrontando el canal una crisis que ya dura demasiado? ¿Serán efectivas las medidas anunciadas por el Gobierno? Hemos hablado con algunas figuras del sector, quienes nos han dado su visión sobre la situación.
Descenso
Bárbara Madariaga

Decir a estas alturas que el comercio minorista es uno de los que más está sufriendo los estragos de la crisis no sorprende a nadie, y más si tenemos en cuenta los malos datos a los que nos tiene acostumbrado el Instituto Nacional de Estadística que, mes a mes, publica informes en que las ventas de este segmento caen. Atendiendo a estos datos, ¿cómo está afectando estas caídas al comercio TIC? ¿Está resistiendo mejor que otros segmentos? Eduardo Moreno, director general de MCR, confirma que la caída de las ventas también afecta a nuestro sector, algo que se traduce en “una menor facturación por parte de los que formamos parte de él”.

Y es que “la crisis está afectando mucho al comercio minorista porque la retracción en la demanda se está notando especialmente en el mercado de consumo y en la PYME, tradicionales clientes fijos de este tipo de distribuidores”, destaca Francisco Median, director de ventas retail de Tech Data España, que continúa asegurando que la tecnología no es ajena a esta tendencia. “Si a ello le sumamos que la compra de productos por Internet, especialmente de tecnología, cuenta cada vez con más aceptación, es fácil explicarse la situación”, reafirma Francisco Median.

¿La principal consecuencia de este descenso de ventas? “Se palpa un nerviosismo continuo de muchos jugadores, éstos, viendo como disminuyen sus ventas, entran en una guerra de precios creyendo que con esto solucionaran sus problemas”, considera Eduardo Moreno.

 

Nadie se libra

A pesar de lo que pueda parecer, no hay un segmento del comercio minorista que se libre de la crisis. “El alcance es global, tarde o temprano la crisis llega a todos los establecimientos”, considera Eduardo Moreno, quien no obstante puntualiza que “es cierto que algunos de ellos por su potencial pueden intentar reaccionar de una manera más eficiente que otros establecimientos que no lo tienen”.

No hay más que echar un ojo a la situación que está viviendo el comercio retail, donde grandes cadenas como PC City, hace dos años, Saturn o Darty han decidido abandonar el mercado español. A grandes rasgos, y tal y como explica Francisco Median, éste “es un fenómeno interesante, porque en este caso se trata de una regulación entre iguales. Sencillamente, unos pierden la batalla frente a otros. Es consecuencia de un proceso de normalización tras una contracción brutal de la demanda. La desinversión se ve, desde este prisma, incluso como algo inteligente. Y luego están las cadenas generalistas, y también las tradicionales tiendas de informática… está claro que en el mercado retail, como en otros, ya no hay sitio para todos”.

Ante este panorama, hay una realidad, “sólo los más grandes son los que están soportando mejor esta crisis que se está haciendo demasiado larga y está provocando que retailers con mucha tradición en España se estén marchando”, destaca Eduardo Moreno.

El cierre de cadenas de retail, con una importante tradición en España, tiene efectos en el mercado de la distribución. En opinión del director general de MCR, “afectará a corto plazo, sobre todo dándonos una sensación de que este mercado se nos está desmoronando, y que cada vez se está concentrando en figuras más grandes”.

No obstante, Francisco Median va más allá al asegurar que tanto Darty como Saturn son casos diferentes. “Darty viene de un segmento como el electrodoméstico, y de una reconversión que no ha tenido sus frutos. En el caso de Saturn, es una segunda marca de un grupo que tiene sentido en tiempos boyantes, pero no ahora. En cualquier caso, está claro que este tipo de grupos serán los que mejor soporten la crisis”.

 

¿Soluciones?

Entonces, ¿qué hay que hacer para sobrevivir a este panorama? Francisco Median opina que “no hay ninguna receta mágica, me temo. El comerciante tradicional habrá de abrazar la Web como nueva herramienta complementaria para la dinamización del negocio y la reducción de costes. Y, además, las estrategias de diversificación, para abarcar nuevos mercados, son ahora más aconsejables que nunca, pero al mismo tiempo sin perder de vista la especialización necesaria en cada área que se cubra, a fin de no perder competitividad”.

La competitividad es el denominador común para Eduardo Moreno que cree que “después de tantos años de crisis, es complicado encontrar las acciones o medidas para paliarlas dentro de nuestro sector, ya que se han probado todo tipo de acciones durante los últimos años, y al final la realidad económica de España es la que nos marca el rumbo. Lo que tenemos que tratar dentro de nuestras empresas es mejorar nuestra competitividad, ajustar nuestras estructuras y ofrecer servicios cada vez más diferenciadores de los demás, esperando que esta crisis acabe de una vez”.

 

Comercio electrónico…

Desde el Gobierno se apunta a que el comercio electrónico es uno de los grandes salvavidas del comercio tradicional, una percepción con la que tanto Eduardo Moreno como Francisco Median están de acuerdo, aunque, en el caso del directivo de Tech Data, con matices. “Es cierto que el comercio electrónico supone ventajas evidentes, pero también ha tenido que luchar contra un escepticismo que va remitiendo. Supone un seguro de cara a los próximos años, y todos los distribuidores deberían tenerlo muy en cuenta. Sin embargo, no creo que sea un salvavidas para el comercio tradicional que, en mi opinión, camina en paralelo y que, esperemos, volverá a vivir buenos tiempos”.

Independientemente, el canal tiene que apostar por el comercio electrónico. Algo que, en opinión de Eduardo Moreno ya se está produciendo gracias al “fácil acceso a este comercio por parte de los distribuidores y a un posible nuevo y creciente negocio que se abre para ellos”.

No obstante, a pesar de tener que adentrarse en este mercado, también tienen que competir con él. Entonces, ¿Qué debe de hacer un distribuidor para poder competir con el comercio electrónico? Francisco Median considera que “ésta es una situación difícil. Algo importante es poder adaptar la estructura del negocio, en todo momento, a la situación del mercado en cada momento, y eso es algo que no todos estarán en condiciones de hacer. En segundo lugar, será necesario ampliar las miras para diversificar los nichos en los que se trabaja para poder disminuir el riesgo. Y, por último, entender que la política de márgenes debe adaptarse también a la nueva situación. El contexto ha cambiado, y por tanto el modelo de negocio ha de cambiar también”.

“Diferenciarse por dar un servicio que los demás no puedan dar, llegando al cliente y vendiéndole con una atención personalizada que los demás no den”, son los consejos de Eduardo Moreno.

 

…y acceso a financiación

El otro gran salvavidas, según el Gobierno, es el acceso, por parte de los comercios, a crédito, algo que, en opinión de Eduardo Moreno, “es un punto muy importante que reactivaría mucho el pequeño negocio, que hoy en día, debido a la falta de crédito y de liquidez, muchas veces no pueden afrontar operaciones”. En relación a que el Gobierno facilite el acceso al comercio, “tengo que ser optimista y esperar que sea rápido, para el bien del mercado”.

En este sentido, Francisco Median opina que “hemos pasado a un estadio donde el crédito es una herramienta, no un salvavidas. Es decir, más que gestionar la liquidez y el crédito, lo importante es gestionar el riesgo. La cobardía ahora ya no es una opción, pero la audacia habrá que medirla de forma precisa. El crédito es enormemente importante para un comercio, sobre todo si es más generalista que especializado, pero en el caso del dealer tradicional, lo importante es utilizarlo de forma inteligente”.

 

Qué va a pasar en 2013

En definitiva, el comercio está atravesando un año complicado que, a priori, no parece que vaya a mejorar en el segundo semestre de este año. “No creo que veamos ningún punto de inflexión este año. Hemos de alegrarnos de que algunos sectores, como el de la telefonía o el de la electrónica están ofreciendo novedades que ayudan a dinamizar el mercado, pero la crisis afecta a todos los sectores, y éste, desde luego, no es ajeno a ella, ni va a dejar de serlo, al menos a corto plazo”, resalta Francisco Median.

A pesar de esto, Eduardo Moreno se muestra optimista. “Quiero pensar que la segunda la parte de este año sea positiva para todos los ámbitos de la economía, y por consiguiente que nuestro mercado empiece a mejorar y no volvamos para atrás a partir de entonces”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios