DISTRIBUCIÓN | Artículos | 22 JUN 2009

El canal se prepara para la llegada de Windows 7

Encarna González

Es uno de los de lanzamientos más esperados de este año. La llegada de Windows 7 está concentrando gran parte del interés informativo de los últimos meses y, cómo no, el sector TI se ha volcado de lleno en su lanzamiento. Desde Microsoft ya han destacado en no pocas ocasiones la importancia que ha tenido su red de partners en el desarrollo de su nuevo sistema operativo en el que han trabajado, sólo en España, 8.000 partners, 2.000 ensambladores, 1.200 ISV, 100.000 desarrolladores y 225.000 técnicos.

Ante este despliegue y tanta expectación, ¿cómo esta trabajando el canal de distribución para afrontar la llegada de Windows 7? Desvelemos algunas de las claves. 


El canal se prepara para el lanzamiento de Windows 7De lo que no cabe ninguna duda es del anhelo con el que se espera el lanzamiento oficial del nuevo sistema operativo que tendrá lugar a nivel mundial el próximo 22 de octubre. Tal y como apunta Fernando Muñoz, responsable de la división de software de Ingram Micro, “en realidad Windows 7 va a ser la gran alternativa de sistema operativo esperada por millones de usuarios. Windows Vista ha pagado con creces los dimes y diretes de los usuarios, lamentablemente, muchos de ellos falsos mitos. En otras palabras, Windows 7, nos permitirá experimentar un nuevo concepto de sistema operativo, siempre con el indiscutible soporte de Microsoft”.

Unas expectativas no sólo a nivel de los usuarios sino también en el canal de distribución. Por ello, Gisele Moreira, brand manager de Esprinet Ibérica, destaca que “la llegada de Windows 7 causa muchísima expectación en el canal. El lanzamiento repercutirá de una forma notable en las ventas ya que esta versión tiene muchos puntos a favor para conseguir una buena acogida en el mercado. Será una versión más rápida, además de sencilla e intuitiva, unos valores importantes que los usuarios valoran mucho”. Y es que, sin duda, las mejoras que desde Microsoft han apuntado que va a incorporar su nuevo sistema operativo, lo ha convertido en uno de los lanzamientos más esperados. Para Sebastián Pascual, director de marketing broadline de Tech Data España, “se trata de un producto muy esperados porque todo el mundo supone que va a tener lo mejor de Windows Vista y, al mismo tiempo, solventará las diversas reservas que los usuarios han reflejado respecto a su rendimiento o capacidad de integración”. En este sentido, este responsable destaca que, a pesar de la expectación generadas y que, al menos al principio, suponga un impacto importante en ventas “aunque en un panorama como el actual, es difícil prever hasta qué punto será en la medida en que todos esperan”.

Un sistema operativo optimizado

Y es que, al hilo de lo que apunta Sebastián Pascual, no cabe duda de que las mejoras que desde Microsoft destacan que va a incorporar Windows 7, unido a que la acogida de Windows Vista no ha experimentado el éxito de su predecesor, Windows XP, que aún cuenta con una amplia base instalada, ha hecho que la expectación ante la inminente llegada del nuevo sistema operativo esté siendo mayúscula. Y es que, una de las grandes mejoras que Fernando Muñoz, responsable de la división de software de Ingram Micro, destaca es que “es la optimización de los recursos de los equipos, haciendo de él el complemento ideal para cualquier tipo de máquina, ya se sobremesa, portátil, o los cada vez más demandados netbooks”. Cajas de Windows 7

Es por todo ello que, por su parte, Antonio Gracia, director de marketing de GTI, destaca la importancia que va a tener el lanzamiento de Windows 7 para el mercado. “La ansiada llegada del nuevo sistema operativo de Microsoft, en el que ya todo el mercado tiene puestos los ojos, va a suponer un excelente dinamizador para las ventas del canal de distribución del último trimestre de 2009. Y cuando hablamos de acelerador de las ventas no sólo nos referimos a las del propio Windows 7, sino también a todo un conjunto de soluciones tecnológicas, software y hardware, que estimularán su demanda arrastradas por la propia corriente del nuevo sistema operativo”.

Sin duda, como apunta este responsable, ante la actual situación económica y los impactos colaterales que está teniendo en muchos sectores, como sucede en las TI y el descenso que está experimentando en sus ventas durante los últimos trimestres, muchos son los que esperan con los brazos abiertos la llegada de Windows 7 como ese revulsivo que contribuya a impulsar sus ventas. Como destaca desde Diode, Jaime Cajigas, responsable de producto de Visa Computers, “un nuevo sistema operativo de Microsoft siempre crea un clima de gran expectación y, con Windows 7, esto es un hecho, máxime si hacemos caso a los análisis de las versiones beta lanzadas hasta la fecha, que arrojan unos datos muy positivos comparándolos con Windows Vista”. 

Un revulsivo para las ventas del canal

Esta expectación, unido precisamente a otros diversos factores es lo que parece indicar que Windows 7 desempañará un papel clave en la dinamización de las ventas del sector de las TI. “Esto siempre genera nuevas oportunidades para el canal, ya que es el usuarios final quien reclama lo más novedoso y, en este caso, lo más avanzado tecnológicamente con un rendimiento muy superior al que se obtenía con Vista. Por tanto, desde nuestro punto de vista de fabricante, estamos esperanzados en que este nuevo sistema operativo agite un mercado que este año parece estar en recesión”, añaden desde Diode. Un punto de vista también compartido desde otros mayoristas, como es el caso de Megasur, argumentando, tal y como destaca su director de marketing, Antonio Sánchez, que esperan que “el nuevo sistema operativo relance las ventas del fabricante y supere a su predecesor, Windows Vista, cuya aceptación en el mercado ha sido muy limitada” Se trata de una opinión extendida ya que Xavier

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios