DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 MAR 2000

El canal cree que los fabricantes no comunican su estrategia en Internet

Begoña Fernández.
El canal de distribución no ha parado de escuchar los mensajes que llegan desde distintos puntos de la industria en los que se indica que no debe asustarse ante el impacto que Internet pueda tener en la evolución de esta industria. Todo esto al mismo tiempo que lee artículos en los que se anuncia la irrupción de nuevas figuras que nacen precisamente de esta nueva era, véase los ASP, o donde se tratan los nuevos programas cercanos a la venta directa a través de la Web que algunos fabricantes ponen en marcha para no perder cuota de mercado. No obstante, un estudio llevado a cabo por la consultora IDC ha concluido que la mayoría de los mayoristas, distribuidores y VAR no están preocupados por el daño que Internet pueda hacer en sus negocios y que, más allá de tener miedo, están positivamente expectantes ante el impacto que realmente pueda producir esta herramienta en su favor.
Además, del análisis efectuado por IDC se desprende que el canal no tiene por qué temer, ya que las encuestas realizadas a usuarios finales han demostrado que la mayoría de ellos todavía compra a través de los canales tradicionales, quedando Internet, por el momento, como una herramienta de información.
Sin embargo, no todo son flores por parte del canal, ya que una de sus grandes protestas va dirigida a los fabricantes con quienes trabaja, culpándoles de no comunicar sus estrategias con respecto a Internet. Así, los miembros del canal con quienes IDC ha tratado a la hora de elaborar este estudio manifestaban que la comunicación sobre los detalles de sus políticas y de su visión de cómo el canal y la Web pueden combinarse es deficiente.
Por otro lado, entre las oportunidades que los miembros del canal encuestados encuentran en Internet destacan las siguientes: incremento de la capacidad de ofrecer valor añadido, posibilidad de llegar a un mayor número de clientes, reducción de costes correspondientes a la entrada en nuevos mercados, simplificación de la forma de hacer negocios con fabricantes mediante fórmulas de pedidos más sencillas y mejora en la gestión de la relación con los usuarios.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios