DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 1999

"El balance del acuerdo con CHS es muy negativo en todos los sentidos"

Francisco Cazorla, director general de ARC
Juan R. Melara.
En el caso de ARC, por orden cronológico, fue el pasado 8 de octubre cuando este mayorista resolvió ante notario su relación contractual con CHS. Francisco Cazorla comenta a Dealer World las razones de la ruptura, la situación en la que queda este mayorista, y el futuro y planes próximos.

¿Cuándo y por qué se ha producido la ruptura con CHS?
- La rescisión del contrato que teníamos con CHS desde el 18 de diciembre de 1997 se produjo el 8 de octubre, y se ha debido a que CHS nos ha comunicado su incapacidad para hacer frente a las obligaciones de pago asumidas por la situación económica y patrimonial por la que atraviesan en estos momentos.

¿Era un pago único o a cuenta?
- Era un pago único. El acuerdo incluía un pago en metálico y otro más importante todavía en acciones pero, a petición de CHS - en el pasado mes de junio -, acordamos recibir todo el importe en efectivo debido a las dificultades que atravesaban por el valor de sus acciones. Por lo tanto, la transmisión de acciones de ARC no se ha efectuado, tal cual ha quedado ratificado en el documento firmado el pasado día 8 de octubre.

¿Tiene que pagar CHS alguna indemnización a los accionistas de ARC?
- En el citado documento se instrumenta un pago compensatorio por parte de CHS por incumplimiento del contrato. El montante de la indemnización es muy importante y si CHS consigue salir adelante podrá hacer frente a la misma. Lo conseguirá a través de las soluciones financieras que está buscando, y que no tenemos porqué dudar de que lo vaya a conseguir, ya que es un grupo con una estructura formidable en lo que a capilaridad en todos los países se refiere, y a contratos con los mejores fabricantes, y por el hecho de que ser el primer mayorista en Europa y el tercero a nivel mundial. Si esto es así, podrán hacer frente a la indemnización, algo que son incapaces de hacer a fecha de hoy.

¿Cómo valora ARC esta situación?
- La única posibilidad que tenía CHS a fin de mejorar su pasivo era cancelar sus compromisos con aquellos mayoristas con los que estaban en pleno proceso de adquisición. En cuanto a los plazos concretos con ARC, tenía que haber concluido a mediados de junio, fecha tope para realizar el pago. CHS fue demorándolo, alegando una serie de razones que no eran del todo sinceras sino que ocultaban su incapacidad para hacer frente al pago. En agosto firmamos un acuerdo en el que aceptaban todas las condiciones del contrato, determinando incluso el importe que debían pagar por ARC con una fecha que quedaba establecida en el 15 de octubre, pero a fecha del 8 de octubre el acuerdo ha quedado definitivamente roto.

¿Cuál es el balance que se puede hacer después de un año y medio de período de adquisición?
- Hay que señalar que la transmisión de las acciones de ARC a CHS nunca se ha producido, pero debido a que CHS ha manifestado a todos sus fabricantes que ARC era una de las compañías que había adquirido, el resultado era que estábamos siendo perjudicados de forma muy importante con los fabricantes con los que estamos trabajando.

Parece que el balance es que ARC ha perdido con CHS más de lo que ha ganado. ¿Cuál es su valoración?
- El balance es absolutamente negativo en todos los aspectos. Una compañía como ARC que siempre ha funcionado como una empresa flexible, de decisiones rápidas, y sin ningún tipo de reporting, ha vivido desde hace muchos meses sometida a todas las obligaciones que impone una multinacional en cuanto a informes, formación, cambio de sistemas informáticos, etc. y todo ello ha afectado de forma negativa. Aún más negativo ha sido el hecho de que durante 1999, y una vez anunciados los problemas contables por los que ha atravesado CHS, la situación para ARC ha sido aún más complicada. Muchos fabricantes pasaron a reducir los límites de riesgo a CHS, y de forma absolutamente injusta también a ARC por entender que éramos parte del grupo. Y digo injusto con letras mayúsculas ya que, como ARC, teníamos con algunos fabricantes unos límites de riesgo muy altos que, por la situación de CHS, nos redujeron drásticamente, e incluso con garantías bancarias no nos han entregado material. Este hecho ha provocado tensiones importantes, incluso ha afectado a nuestra cifra de negocio. Estamos consiguiendo crecimientos de más del 40 por ciento anual, pero nuestras previsiones eran más altas y se situaban en alcanzar entre el 55 y el 60 por ciento de crecimiento en facturación.

Después de todo este proceso, ¿cuál es la cifra que espera alcanzar ARC?
- Entre Grailandia y ARC pensábamos alcanzar 35.000 millones de pesetas y estimamos que, si noviembre y diciembre se comportan acorde a lo previsto, alcanzaremos unos 32.000 millones.

¿Ha sido menos grave de lo que podía haber sido?
- Bueno, en este negocio 3.000 millones de facturación pueden hacer que tus beneficios, después de pasar el punto crítico, se disparen o se conviertan en algo más modesto. En nuestro caso van a ser buenos, pero no van a llegar a los que teníamos previstos.

¿Qué trabajo le queda ahora a ARC, y qué relación mantiene con sus fabricantes, sobre todo con aquellos como Toshiba o 3Com cuyos contratos se han conseguido dentro del proceso de compra de CHS?
- Afortunadamente, y salvo el contrato de 3Com, todos los demás los teníamos desde antes, cuando éramos independientes. La relación con HP, IBM, Compaq, Toshiba, Microsoft, y la propia 3Com fantástica y siempre han estado informados de la situación por la que pasaba nuestro acuerdo con CHS. Para el futuro esperamos intensificar esa relación con ellos e incrementar nuestras ventas ya que desde el pasado 8 de octubre no tenemos conexión con CHS, y no padecemos los problemas que hemos tenido tanto con los fabricantes como con las entidades bancarias por la afectación de riesgos que existían con otras compañías de CHS en España. A partir de ahora recuperaremos la política de inversión típica de ARC y el foco en nuestros fabricantes, y podremos dedicar nuestros recursos al negocio, en vez de a abogados, discusiones de riesgos con fabricantes y compañías financieras, y las propias discusiones con CHS las cuales me han llevado el 80 por ciento del día a día.

Sin CHS, ¿ARC tiene toda la capacidad logística que necesita?
- Es todo lo contrario, se ha hablado mucho del modelo CHS cuando nadie sabía realmente de lo que estaba hablando. Bueno, en cualquier caso, en julio de este año ARC concentró todos sus almacenes en uno situado en Coslada, de 3.000 metros cuadrados, por doce metros de altura, con una logística absolutamente novedosa. Pudiendo ser parte de CHS, ya estábamos tomando decisiones sobre nuestra logística, a fin de asegurar movimientos óptimos de mercancías.

En cuanto al country manager, ¿qué puede aportar en este asunto?
- Es cierto que hubo una propuesta por parte de CHS para que yo fuera el country manager en España. En algún momento, sobre todo en el proceso de reestructuración de Metrologie, desempeñé esas funciones y fui incluso consejero delegado de Metrologie, hasta mi dimisión en marzo de este año. En cualquier caso, nunca acepté el cargo de máximo responsable en España, ya que no podía hacerlo si no estaban definidas las funciones y los proyectos.

¿CHS no tenía

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios