DISTRIBUCIÓN | Noticias | 21 MAY 2008

Diasa celebra su vigésimo aniversario

El pasado sábado se cumplieron veinte años desde el día en que el grupo Sánchez-Ramade puso en marcha el proyecto Diasa. En este tiempo, la firma, que nació como distribuidor oficial de IBM y Lexmark, ha pasado a convertirse en un mayorista de valor que en 2007 alcanzó una facturación de 236 millones de euros.
Miguel Ángel Gómez

Tal y como señala Álvaro Sánchez-Ramade, presidente ejecutivo de Diasa Informática, el factor de éxito de la firma, que ya representa el 18 por ciento del total del grupo, se encuentra en que durante este tiempo “hemos tratado de buscar factores diferenciales frente a los grandes mayoristas generalistas. Aportamos valor, y el mercado y los fabricantes lo han entendido muy bien, porque había una necesidad en este sentido”.

Con el paso del tiempo, estas dos marcas iniciales se convirtieron en más de quince, “pero todo relacionado con el mundo del valor, donde podemos aportar”.

En la actualidad, Diasa cuenta con una cartera de 3.000 partners, “muy recurrentes, dado que el nivel de confianza es alto. Siempre hemos asumido compromisos con ellos a largo plazo”.

De ahora en adelante, y con el objetivo de alcanzar los 400 millones de facturación en 2010, la firma espera potenciar la oficina abierta en Portugal, así como la nueva división de servicios de integración. Por el momento, en los meses que llevamos de 2008, la firma ha experimentado crecimientos, si bien estos han sido algo menores que en los años anteriores. Aún así, los responsables de la firma confían en que se cumplirá el objetivo de crecer en torno al 18 por ciento este año.

En cuanto a los movimientos de consolidación que se producen en el mercado, Álvaro Sánchez-Ramade descarta cualquier adquisición para crecer, y afirma que, de producirse alguna, sería una compra de nicho y en una operación muy puntual. La estrategia de Diasa pasa por un crecimiento orgánico, y confía en las divisiones de software y almacenamiento para ir creciendo en los próximos ejercicios.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios