DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 DIC 2002

Componentes: un producto clave en la vida y negocio del canal

Arantxa Herranz.
De todos los tamaños, formas, colores y usos, los componentes son, valga la redundancia, un componente clave del negocio del canal de distribución informático, especialmente en España, donde las marcas blancas de PC siguen teniendo un peso significativo en el cómputo global. Sin embargo, también son un grupo de productos que más se ven afectados por los vaivenes del mercado. Por eso, hemos querido conocer de la mano de los mayoristas qué momento atraviesan estos productos y qué expectativas de negocio hay en torno a ellos.

Lo que cuentan los componentes
Antes de entrar a valorar otras cuestiones, y teniendo en cuenta que, según un reciente informe de IDC, éste ha sido el peor año en la historia de las Tecnologías de la Información a nivel mundial, hemos querido conocer cómo ha pasado este 2002 el sector de los componentes.
Según Luis López Peinado, director comercial de Ibérica de Componentes, el mercado de componentes electrónicos, hablando en términos generales, “ha sufrido durante el año 2002 una clara recesión, y en mayor medida en España como consecuencia del débil tejido industrial, principalmente en el sector de la telecomunicaciones”. Un descenso que, según estimaciones de este mayorista, ronda entre el 25 y el 30 por ciento. Por su parte, Alberto García, director de marketing del Grupo Informaster, señalaba que es “ya casi seguro que se cerrará un año con un claro descenso en las ventas de componentes”. Pese a que “no existen estudios demasiado fiables y tampoco los tendremos este año, entre otras cosas debido a los mercados paralelos de importación, los indicadores más refutados apuntan un claro descenso de las ventas de hardware hasta los datos del tercer trimestre y los componentes, como es lógico, son una de las familias más afectadas”.
Pero no todos piensan igual, puesto que desde Ingram Micro, Luis Lourenço, reponsable de la división de componentes, el mercado que ocupa este tema “en relación a los años anteriores va a tener un crecimiento de cerca de 14 por ciento debido a la bajada de ventas de HP y Compaq y que todos los integradores locales aprovecharán”.
Sin embargo, éste parece ser la excepción que confirma la visión negativa que tienen el resto de los mayoristas consultados por esta redacción. Así, Yolanda Trujillo, responsable de marketing de Kinyo, manifestaba que, “teniendo en cuenta que el mercado de componentes representa más del 25 por ciento de las ventas totales en el sector de las tecnologías de la información y que durante el ejercicio 2002 se ha producido una caída en la demanda global del sector y, consecuentemente en el consumo interno, que ha afectado sobretodo al mercado del PC, es lógico esperar que el mercado de componentes termine el año con un ligero descenso en las ventas y en su participación de mercado con respecto al año 2001”. Sin embargo, Trujillo también aporta un halo de esperanza al determinar que los expertos “esperan una recuperación del sector para el 2003”.
Desde Ondamática, José A. Martínez, del departamento de marketing y publicidad, considera que el mercado de los componentes es, “en parte, uno de los sectores más influidos negativamente por la economía de retroceso en la que nos estamos moviendo desde hace un par de años”. Este mismo responsable entiende que la “masiva competencia y la economía mundial son dos de las razones por las cuales los componentes están viviendo una atmósfera de burbuja” y expresaba su deseo de que esa “burbuja no explote”.
Jordi Buireu, responsable de la división de integración de Santa Bárbara, explicaba que el mercado de componentes es “relativamente nuevo” para este mayorista y, por lo tanto, y “teniendo en cuenta que éste ha sido un año difícil desde el punto de vista económico, creo que no podemos quejarnos, ya que para nosotros ha sido un año en primer lugar, de afianzamiento y por otro lado de crecimiento”.
Y es que, tal y como constataba Joan Teixidor, responsable de la división de integración en Tech Data, “para el mercado en general, este año y finales del año pasado no han sido los mejores momentos para el área de integración e, incluso, algunos integradores locales importantes con larga historia en el mercado, han desaparecido”.

Las esperanzas, puestas en 2003
Por todo lo anterior, quizá las esperanzas de recuperación, también en el área de componentes, están puestas en el año próximo. “Esperamos que el año 2003 sea un año similar al anterior, con algo menos de sensación de crisis y con expectativas de mejora a partir del segundo semestre”, confirmaba Teixidor.
Desde Kinyo las previsiones que se manejan para 2003 es “aumentar las ventas de estos productos para que el porcentaje de aportación a la facturación global de Kinyo continúe siendo de más del 40 por ciento”, mientras que en las filas de Santa Bárbara, se espera que el próximo año “sea cuando se produzca un crecimiento que nos permita tener una mayor presencia en el mercado nacional” para lo que se espera crecer “entre un 20 y un 25 por ciento” en esta división. Ondamática, por su parte, defiende que al ser “una empresa “joven” en el sector, y debido al sector informático en el cual nos movemos (Mundo Apple), pensamos que el año 2003 tiene que ser un año de recuperación global y ,al mismo tiempo, personal para nuestras expectativas de expansión en el mundo Mac”.
Desde el Grupo Informaster, mientras tanto, también se limita la valoración de este asunto ya que sólo representan tres marcas. “Esperamos de todos modos un importante crecimiento para los fabricantes Titan, HIS y ANS, dado que sus canales de distribución están siendo ampliados con grandes cuentas e importantes integradores”.
Por su parte, el responsable de la división de integración de Ingram Micro afirma que en 2003 “prevemos que el mercado de integración de componentes va a crecer nuevamente, con unos ratios cercanos al 8 ó 10 por ciento”.
Por su parte, Luis López Peinado entiende que durante el próximo año “consideramos a día de hoy que las perspectivas dependen mucho de los factores que impulsen las inversiones en los sectores que durante el año 2002 han estado en clara paralización o recesión”.

El componente en el canal
Sea como fuere, lo cierto es que habrá que saber qué importancia tienen los componentes dentro del anal a la hora de poder determinar la importancia de los anteriores datos económicos. Según Santa Bárbara, estamos hablando de uno de los mercados más dinámicos en el sector de la informática, “ya que la variación de precios y la rápida obsolescencia de los productos convierten este mercado en uno de los de mayor riesgo. Todo ello obliga a trabajar con unos márgenes muy ajustados buscando el beneficio en el volumen generado”, por lo que “la facturación final cobra una importancia especial, de lo contrario este segmento deja de ser rentable”.
Por poner un dato, Joan Teixedor explicaba que la división de componentes “representa aproximadamente un 15 por ciento del volumen total de facturación de Tech Data, siendo una de las mayores di

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios