DISTRIBUCIÓN | Noticias | 14 ABR 2005

Competencia insta a bajar las comisiones que se aplican al comercio por el cobro con tarjetas

Si, como distribuidor de informática, acepta el pago de las compras mediante tarjeta de crédito o débito, conoce de primera mano las comisiones que cobran las redes emisoras de tarjetas, como Servired, 4B o Euro6000. Pues bien, una sentencia del Tribunal de Defensa de la Competencia podría beneficiar a los pequeños comerciantes que aceptan este sistema de pago al instar a que se reduzcan las comisiones.
Arantxa Herranz
El Tribunal de Defensa de la Competencia ha dictado una sentencia en la que insta a reducir las tasas que se cobran entre las redes emisoras de tarjetas cuando un cliente paga con una tarjeta de la red contraria. Una reducción que podría suponer una rebaja de las tasas que tienen que pagar los comerciantes por cada venta que se les abona con tarjeta.
Cabe señalar que los comercios tienen contratado el aparato a través del que se hace el pago con tarjeta con una entidad bancaria, que puede no coincidir con la que posee el cliente que paga con tarjeta. Precisamente por esto, los bancos y cajas se cobran entre sí por aceptar pagos de clientes ajenos y, en función de ese coste interno, le piden al comerciante un tanto por ciento de las ventas que le han sido abonadas con tarjeta.
Sin embargo, el Tribunal de Defensa de la Competencia ha declarado que esas tasas internas que se cobran unas entidades bancarias a otras no están fijadas según criterios objetivos y que son mucho más caras que en los países de nuestro entorno.
Por eso, exige que las tarifas bajen, lo que podría reducir las comisiones que pagan los comerciantes. El alto tribunal también quiere que se hagan públicas estas tarifas para saber cuál es la diferencia entre unas y otras, y que se dejen de cobrar desde el próximo 15 de julio.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios