DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 MAR 2001

Compaq pone en marcha dos programas que complementan la ley de incentivos fiscales. Los distribuidores, certificados o no, uno de los pilares básicos

Arantxa Herranz.
Desde que se aprobara y entrara en vigor la ley de incentivos fiscales a la hora de que las pequeñas y medianas empresas de este país adquirieran todo tipo de equipamiento informático, tanto para su desarrollo empresarial como para la formación de sus empleados, los principales fabricantes, especialmente de hardware, han querido aprovechar la coyuntura para, de una manera u otra, intentar dar un nuevo empuje a esta normativa. Compaq se ha sumado a esta lista y, además de añadir descuentos adicionales a los contemplados en la Ley 6/2000, sus responsables también han querido enfatizar que el canal de distribución tiene un papel fundamental en estas dos iniciativas, denominadas Plan de Ahorro para PYMES y Plan Tecnología Llave en Mano para Empleados.

El pasado mes de enero, tal y como les informaba Dealer World, entraba en vigor la Ley 6/2000, por la que se regulan una serie de incentivos fiscales que pretenden fomentar la adquisición de equipamiento informático por parte de las empresas españolas cuya facturación no supera los tres millones de euros, así como incentivar la formación, tanto dentro como fuera de las horas y lugar del trabajo, a los empleados de las empresas. Una medida legal que, desde hacía tiempo, se venía reclamando desde el sector de las Tecnologías de la Información en nuestro país. Ahora, y una vez que el marco legal está contemplado, diferentes fabricantes, especialmente de hardware, están poniendo su granito de arena para que el mayor número de empresas posibles se beneficien de esta ley. Compaq es uno de ellos. De hecho, ha presentado dos programas que complementan estas medidas legales y que tienen al canal de distribución como uno de sus pilares fundamentales, puesto que son especialmente el tipo de empresas al que va dirigida la Ley 6/2000 las que confían al distribuidor la instalación, gestión y mantenimiento de sus recursos informáticos.

Los dos programas
Con una inversión de 200 millones de pesetas durante los dos primeros meses de existencia, Compaq ha puesto en marcha estos dos programas. Con el primero de ellos, denominado Plan de Ahorro para PYMES y que estará gestionado por el departamento de PYMES que dirige Jesús Cruz, el fabricante pretende que las empresas compren tanto servidores como ordenadores para su desarrollo empresarial y con un descuento adicional que asume la propia Compaq. En función del producto y del mes en cuestión, el descuento adicional variará. Eso sí, si algo quiso remarcar Javier García Junceda, director de marketing de Compaq, es que se trata siempre de “tecnología punta y de los últimos productos que lanzamos al mercado”, puesto que uno de los principales objetivos de Compaq a nivel corporativo, “y más allá de la mera facturación, es la satisfacción del cliente”. Un aspecto que también se mantiene en el Plan Tecnología Llave en Mano para Empleados, aunque, en este caso, la gama de productos es la familia Presario, tanto en sobremesa como en portátiles. Además, los responsables de Compaq también han explicado que no se trata de equipos cerrados, sino que son, en cierta medida, configurables a la medida de las necesidades de los clientes. Cabe señalar, asimismo, que se han contemplado toda una serie de servicios relacionados con la adquisición de tecnología a través de estos planes, como pueda ser centros de llamadas, garantías, entrega de equipos a la hora que el cliente solicite, entre otros.
Asimismo, Compaq también ha señalado que el fabricante ha llegado a diversos acuerdos con otras compañías, como teleoperadores, ISP o ISV, con el fin de poder ofrecer una solución completa, siempre de la mano del canal, y a la medida de las necesidades de la empresa y sus empleados. En este sentido, cabe mencionar que, para evitar “problemas con las conexiones a Internet gratuitas”, Compaq ha llegado a varios acuerdos para potenciar una buena calidad en las conexiones de las PYMES que se acojan a estos programas.
En opinión de Jesús Cruz, el potencial de estos dos programas es enorme, al igual que la aplicación de la ley, teniendo como referencia los datos estadísticos del mercado español. Así, y según las cifras facilitadas por la compañía, las pequeñas y medianas empresas de menos de 3 millones de euros de facturación (principales beneficiarias de la legislación) suman casi el 99 por ciento de las corporaciones en nuestro país siendo, además, las que menos recursos tienen. Además, estas PYMES son las que emplean al 70 por ciento de la población activa de nuestro país, generan el 64 por ciento de las ventas y el 60 por ciento de ellas aún no está conectada a la telaraña mundial. “Las nuevas tecnologías aumentan la productividad, permiten la adaptación al cambio así como acceder a nuevos mercados. Por eso son un arma estratégica”, opina Jesús Cruz. Por su parte, el director de la división de negocio de consumo, Carlos Martínez, y responsable del segundo de los planes, entiende que es “muy importante incentivar la compra del PC en el hogar, porque supone la formación de las personas, asignatura pendiente de este país”.
Para dar a conocer la puesta en marcha y funcionamiento de estos dos programas complementarios a la Ley 6/2000, Compaq tiene previsto diferentes acciones, desde la información hasta la publicidad pasando por los seminarios informativos y formativos, tanto al canal (que se celebrarán por la mañana) como a las PYMES (a celebrarse por las tardes) en diferentes ciudades españolas algunos de los cuales ya se han celebrado. A estos seminarios están invitados todos los miembros del canal y, cómo no, aquellos que están certificados por el fabricante como especialistas en el ámbito de la PYME. Javier García Junceda explicaba que se va a formar “al máximo” al canal, puesto que el objetivo es alcanzar la mayor cobertura geográfica posible con la puesta en marcha de estos dos planes y, para ello, el arma con el que cuenta Compaq son sus socios de canal.

Una Web especial
Además, y para dar mayor soporte a estas dos iniciativas, Compaq ha desarrollado una página Web especial (http://www.compaq.es/planahorropyme/) en la que la PYME que quiera acogerse a estos programas podrá conocer los productos sujetos a los mismos, obtener respuesta a las preguntas más frecuentes, calcular el descuento del que puede beneficiarse (sumando las ayudas fiscales y la aportación de Compaq), realizar consultas on-line (siendo atendido por cerca de 400 consultores, tanto del canal como de personal Compaq, especializados en el mundo de la PYME) y, cómo no, encontrar a su distribuidor autorizado más cercano.
Por último, cabe señalar que el director de marketing de Compaq en nuestro país se congratuló de la puesta en marcha de estos incentivos fiscales, “durante tanto tiempo reclamados por la industria en nuestro país” y aseguró que, con la puesta en marcha de estos dos programas, su compañía “subraya el compromiso de desarrollo tecnológico en nuestro país”. Sin embargo, y aunque habrá que esperar a la reacción del mercado y a la acogida de estas dos iniciativas, Junceda no quiso dar previsiones sobre los beneficios que estos programas van a reportar.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios