DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAR 2002

Compaq apoya al canal para la distribución de su línea de servidores ProLiant

Mª Luisa Melo.
Bajo el concepto de “Infrastructura Intelligente”, Compaq ha presentado una nueva estrategia basada en la línea de servidores ProLiant BL y herramientas de software, junto con una política comercial de distribución específica para el canal.

La compañía ya ha anunciado que la comercialización será de carácter restringido y se llevará a cabo por los Concesionarios de Sistemas de Compaq y por aquellos dealers incluidos en el Programa Non Stop Channel. “La introducción de herramientas de software específicas para los servidores supone un valor añadido para el canal”, ha destacado Noel Goicoechea, director de servidores estándar, quien también ha apuntado que no buscan un tipo específico de partner, sino que el objetivo “es incrementar la rentabilidad, en ningún caso sustituirla por los beneficios que genere la distribución de hardware”.
Compaq, por su parte, se encargará de poner en práctica una política de formación específica para los Concesionarios de Sistemas, así como líneas de soporte específicos en entornos Microsoft y Linux. Entre los puntos de la política comercial de distribución del fabricante también destacan el desarrollo de seminarios y actividades de gestión de la demanda y el suministro de servidores, a un precio más asequible, a los distribuidores con el objetivo de facilitar el conocimiento de su tecnología.
Compaq, número uno en el mercado de servidores en España en el cuarto trimestre de 2001 con una cuota de mercado del 30 por ciento según IDC, ha hecho una apuesta fuerte en el mercado de infraestructuras abiertas con una línea de servidores ProLiant BL pensados para empresas con problemas de espacio y gestión de sus centros de datos. La batería de aplicaciones que incluye se presenta en cuatro categorías que se comercializan por servidor. Se trata de un software base, que se incluye gratis con cada máquina de la línea ProLiant, uno avanzado para la implantación rápida de servidores, Lights-out, un tercero para la monitorización en remoto, y un último para la gestión de la carga de trabajo.
Asimismo, la compañía ha presentado su nueva estrategia de almacenamiento DtS, que permite el paso instantáneo y protegido de los datos almacenados en una red DAS a una red SAN, y las nuevas cabinas de almacenamiento que se incluyen dentro de dicha arquitectura. Esto permite acabar con los inconvenientes de complejidad, alto coste o elevado riesgo que hasta ahora frenaba a las empresas, independientemente de su tamaño, a implementar este tipo de sistemas de almacenamiento. Los concesionarios de sistemas serán los encargados de recibir formación específica y de distribuir e implantar las redes SAN, que permitirán incrementar en un 300 por ciento la capacidad y recuperar la inversión en un plazo de cuatro meses, según un estudio de KPMG Consulting. Se trata de un producto más de volumen que de valor y esta enfocado a todo tipo de empresas desde PYMES a grandes corporaciones. José Antonio de Paz, director de Enterprise Business Group de Compaq, ha dejado claro que con esta nuevo concepto de arquitectura “seguimos apoyando al canal, de hecho, el 85 por ciento del total de nuestra facturación en 2001 a través del canal, corresponde a la venta de almacenamiento y nuestra idea es que se convierta en el cien por cien”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios