DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 JUN 2007

Cofiman inicia una nueva etapa tras la separación de Cuter y UPI

La compañía quiere doblar su facturación en tres años
Silvia Hernández.
El 1 de enero de 2007 Cofiman iniciaba una andadura en solitario que dejaba atrás la compañía que compartía hasta entonces con Cuter (UPI y TechMicro). Desde entonces, se ha puesto en marcha un plan estratégico con el que Cofiman quiere doblar su facturación en tres años para situarse, tal y como señala Jerónimo Moreno, su director general, en “uno de los primeros puestos del sector tecnológico nacional”. Para lograrlo, la empresa se apoyará en tres pilares está lanzando numerosas iniciativas que incluyen la creación de una división de servidores y almacenamiento o la puesta en marcha de una cadena nacional de tiendas.

Desde el pasado 1 de enero Cofiman es una empresa completamente independiente de Cuter, que englobaba UPI y TechMicro. Una independencia que llegó a causa, tal y como explica Jerónimo Moreno, director general de Cofiman, “de diferencias de criterio entre los cuatro accionistas que formábamos parte del equipo directivo. Los que nos hemos quedado en Cofiman seguimos la misma línea de apertura de mercado, algo que debimos hacer hace dos años en la anterior compañía”.
Así, con esta nueva línea, el objetivo es situarse en los primeros puestos del sector tecnológico nacional. “Para ello hemos creado un plan estratégico a tres años (hasta el cierre de 2009) con el que queremos, no sólo estar en la fabricación, sino tener una faceta global”. Este plan se basa en tres pilares fundamentales: el área técnica, mercado y el departamento financiero.

Tres pilares
Por lo que se refiere al área técnica, Jerónimo Moreno explica que “lo que hemos hecho es potenciar el corazón de la compañía, donde están los ingenieros, donde hacemos los desarrollos y donde estudiamos las configuraciones adecuadas para un sector o para otro. Ahí hemos creado dos laboratorios nuevos, uno de hardware y otro de software. El primero de ellos esta diseñado para homologación de máquinas, controladores y todo aquello que sea necesario de cara a nuestro trabajo con los grandes fabricantes del sudeste asiático y para poder homologar sus productos con máquinas de Microsoft y de software libre”.
De hecho, el software libre ha sido siempre un punto clave en la estrategia de Cofiman y así continuará siéndolo. “Vamos a seguir desarrollando Linux, porque nosotros fuimos los pioneros en España desde el año 2000 y vamos a seguir haciéndolo. Evidentemente, no vamos a abandonar el trabajo con Microsoft porque sería algo absurdo, por lo que también vamos a homologar máquinas con sistema operativo Windows. Al fin y al cabo, el mercado es muy grande y cada sistema tiene su hueco y, aunque Microsoft es hoy el líder indiscutible en el mundo, el software libre cada vez se está abriendo más paso. No podemos dar la espalda a un segmento que cada día está más presente, sobre todo en la administración pública”. Asimismo, otro de los pilares que Moreno se plantea dentro del área técnica es lograr más certificaciones de calidad. “Ya tenemos las certificaciones de Aenor, las de calidad medioambiental y vamos a intentar en este período aproximarnos lo más posible al EFQM, que es el certificado de calidad por excelencia”.

Cinco divisiones
Dentro del área de mercados, Cofiman ha decidido expandir sus redes para poder abarcar nuevos clientes y públicos. “Hemos reinventado la compañía. Hasta ahora estábamos centrados en la Administración Pública, pero ahora hemos creado cinco divisiones de negocio”.
Así, a partir de ahora existirá una división denominada Corporativa, que se dedicará a las Administraciones Públicas. “En este área hemos conseguido ganar un concurso de Red.es de 12 millones de euros para proporcionarles ordenadores de sobremesa. Además, estamos también esperando los resultados de otros concursos”.
Otra división que, además en este caso, representa un nuevo negocio para Cofiman es la de almacenamiento masivo y servidores. “Aquí estamos haciendo una apuesta firme por los grandes servidores. De hecho, acabamos de conseguir una operación con CICA (Centro Informático Científico de Andalucía) que implica la venta de 80 servidores en cuatro armarios, con los que CICA dará servicio, en un principio, a todas las universidades andaluzas para, posteriormente ampliar dicho servicio a otras del resto de España”.
Otra de las divisiones que la compañía ha desarrollado es una centrada en la venta por internet, que comenzará a operar durante este segundo trimestre del año. “Sabemos que es algo que irá lento, porque la gente desconfía todavía mucho de los pagos a través de la red, pero creemos que una empresa que está en el sector tecnológico tiene que tener obligatoriamente una división como esta”, explica Jerónimo Moreno. Dicha división tendrá su base en Sevilla.
La cuarta de las divisiones estará centrada en el mercado de consumo que, tal y como explica el director general de la compañía, “tendrá una doble vertiente, el canal tradicional y los grandes retailers”. En este sentido, Moreno remarca que “se han recuperado muchos de los distribuidores que Cofiman tenía antes de la creación de la marca TechMicro, aunque estamos abriendo más canal, ya que en España existen muchas posibilidades”. A ello habrá que sumar la creación de una cadena de tiendas propias.
Por último, la quinta pata en la que se apoyará el área de consumo será una división internacional. “Queremos que cuando concluya nuestro plan estratégico, entre un 15 y un 20 por ciento de nuestra facturación provenga del exterior. Actualmente ya estamos trabajando en el Norte de África (Túnez, Argelia y Marruecos) y acabamos de abrir delegación en Rusia. Allí hemos firmado un acuerdo con uno de los distribuidores importantes de Moscú por 17 millones de dólares para los próximos cinco años y ya hemos comenzado a venderles nuestros productos. Después queremos ir a Grecia, Italia, Bélgica y Rumanía”. Respecto a la forma de dirigirse a estos mercados, Jerónimo Moreno señala que “todavía no sabemos si iremos nosotros directamente o a través de distribuidores, dependerá de las condiciones de cada uno de los mercados”. En cuanto a las soluciones que se “exportarán”, el catálogo estará principalmente compuesto por los productos de electrónica de consumo de Cofiman englobados bajo su marca Neus, aunque, tal y como apunta Moreno, “también queremos comercializar nuestras soluciones informáticas”.


Unas finanzas saneadas
---------------------------------
Tal y como comentábamos, el área técnica y la de mercado se complementan con el departamento financiero, “ya que para lograr todo lo que nos hemos propuesto debemos tener unas finanzas saneadas. Para ello, está previsto realizar ampliaciones de capital a lo largo de estos tres años e, incluso, dar entrada en la empresa a algún accionista. De hecho, ya se ha producido la primera ampliación de capital, en el primer trimestre, y ya se ha dado entrada a un nuevo accionista, Enrique López, que lleva la dirección general de mercado”.
Con estos tres pilares “nuestro objetivo es colocarnos en los primero

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios