DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 1997

Cofiman acomete una fuerte inversión en infraestructuras y en control de calidad

Con el objetivo de mejorar la calidad de sus equipos y la entrega a los dealers

Cofiman es un mayorista que en los últimos años está obteniendo unos resultados que deben ser catalogados de espectaculares. Este año cerrará el ejercicio con unos 9.000 millones de pesetas, 3.000 más que el año pasado, y son cifras significativas ya que se encuentra afincado en Jaén, fuera de los grandes mercados nacionales. Este mayorista se ha especializado en la venta de componentes para el mercado de la integración, así como en el ensamblaje de equipos para suministrar al canal de distribución, con equipos a medida y con la marca que los dealers le soliciten. Los buenos resultados, la apertura de una oficina en Lisboa para suministrar al mercado portugués, el proceso de consecución de la norma ISO 9000, y las inversiones en nuevas infraestructuras en su central son objeto de la entrevista que Dealer World ha mantenido con el gerente de Cofiman, Diego Fernández.

Ampliación de las instalaciones

Diego Fernández, gerente de Cofiman, comentó a Dealer World que "estamos acometiendo una ampliación de 3.400 metros cuadrados ya que andábamos cortos de espacio no sólo para nuestro almacén y para el área de montaje, sino también para los departamentos de ventas, marketing y administración". Una de las zonas en las que Cofiman está invirtiendo es en la de control de calidad para los equipos, por lo que dentro de esta ampliación de sus instalaciones, el mayorista está potenciando las zonas destinadas a la realización de chequeos de vibración y cámaras de calor para controlar las prestaciones de sus equipos. La finalidad de todo ello, según Fernández, "es potenciar la calidad de nuestros equipos, para lo que además estamos en proceso de obtención de la certificación ISO 9000, con lo que los distribuidores que compren nuestros productos tendrán la prueba oficial de la calidad de los mismos".

La facturación de este mayorista alcanzará este año los 9.000 millones, de los que un 30 por ciento procede del mercado de los ordenadores ensamblados, y el resto del mercado de los componentes. Para Diego Fernández, el secreto de Cofiman es que "somos más agentes de cambio y bolsa que vendedores de informática, y esto se plasma en el hecho de que somos capaces de realizar buenas compras. En un mercado como el nuestro, una buena compra realizada a las 10 de la mañana te asegura unas ventas óptimas a las cinco de la tarde, mientras que una compra errónea se refleja en unas ventas pésimas".

Cofiman, dentro del mercado de los componentes, está especializado en monitores, tarjetería y discos duros, "estos productos representan el 90 por ciento del 70 por ciento restante de nuestra facturación".

El secreto de un mayorista es no quedarse quieto, y buena prueba de ello es Cofiman ya que, en cuanto a las novedades para este final de año, está trabajando en la puesta en marcha de un servicio de pedidos a través de Internet, "cualquier distribuidor podrá pasarnos un pedido desde su tienda, que inmediatamente será facturado y expedido, lo que redundará no sólo en un mejor servicio, sino también en unos precios más agresivos. Otra consecuencia será que podremos dedicar nuestro departamento comercial a cometidos más creativos que sólo atender los pedidos del canal, ya que esto se hará de forma más eficiente mediante un sistema electrónico, en el que además el cliente podrá consultar el stock de forma on-line, y realizar sus pedidos según las reservas que tengamos en el almacén".

El negocio del ensamblaje de equipos

Para Diego Fernández, "el negocio del montaje de equipos es muy importante para nosotros. Nos iniciamos en él en 1995, y desde entonces hemos ido avanzando en lo que a la calidad de nuestros equipos se refiere. La razón del interés es clara ya que el cliente propio de este área es un cliente mucho más fiel que aquel que te compra componentes, que es más oportunista y que sólo lo hace por precio. El distribuidor que trabaja con nosotros y que nos compra los equipos montados busca una calidad, y está dispuesto a pagar un poco más por ella, por lo que es un cliente más fiel y es el que buscamos como mayorista".

En este sentido, y con unas previsiones de Cofiman que apuntan a vender 30.000 equipos montados este ejercicio, su gerente nos comenta que "es ya un negocio muy importante, por lo que el talante de Cofiman es diferenciarse de aquellas figuras que están ensamblando equipos sin ningún control de calidad. Queremos ofrecer un PC de una calidad impecable, con un nivel de errores que ahora mismo oscila entre el 0´30 y el 0´70 por ciento, pero que queremos rebajar más todavía".

La cobertura geográfica de Cofiman es a nivel nacional, "salvo en Teruel, única provincia de España donde no vendemos a ningún distribuidor. Buscamos centrarnos en distribuidores fieles, y el perfil óptimo es un dealer que nos venda en torno a los 20 ó 30 millones de pesetas al año. Ahora mismo, el distribuidor medio nos está vendiendo alrededor de 70 u 80 millones de pesetas al año". Cofiman monta equipos sin marca, "que luego son revendidos por otras figuras a empresas del prestigio de El Corte Inglés o de Continente".

Para optimizar la calidad de los equipos, Cofiman ha establecido una serie de controles, una vez ensamblado el PC, que van desde un chequeo previo de movimiento que detecta la perfecta sujección y colocación de todos los componentes; un control por software de los puertos serie y paralelo, del ratón y el monitor, la CPU y la memoria; en una tercera fase se analiza la salida a la impresora; y una cuarta fase en la que el equipo se somete a una temperatura de unos cuarenta grados y se le tiene funcionando 24 horas. Según el gerente de Cofiman, "con este sistema hemos rebajado mucho el índice de errores, por lo que hemos mejorado la satisfacción de los distribuidores. A pesar de todo, éste tiene su parte negativa, ya que se incrementa en 24 horas el tiempo que se necesita para entregar un equipo, y que se sitúa en cuatro días para un equipo que está sin montar. Para resolver este problema, estamos potenciando el montaje de equipos para tenerlos en stock".

Nueva delegación en Portugal

Cofiman lleva entregando material al mercado portugués ya unos años, pero el suministro se hacía desde España. Según el gerente de Cofiman, "las ventas al mercado portugués significan ya un 30 por ciento de nuestra facturación, y esto nos ha obligado a abrir allí una delegación, ya que es un mercado en el que los distribuidores también precisan un trato más personalizado y que se sintiera un poco más respaldado".

Actualmente, Cofiman está trabajando con unos 300 distribuidores y las previsiones son incrementar un poco más esas ventas y mejorar el trato con los distribuidores que tienen en ese mercado.

COFIMAN

Carretera Nacional 321, km. 37

Polígono Industrial

"Camino Angosto"

Mancha Real (Jaén)

Tel.: (953) 35 02 51

Fax: (953) 35 27 68

Internet: www.cofiman.es



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios