Contenidos digitales | Noticias | 17 MAR 2011

La UE quiere garantizar el control de los ciudadanos sobre sus datos

En su comparecencia, Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión y comisaria de justicia, derechos fundamentales y ciudadanía, defendió "el derecho al olvido" y, para ello, anunció que se va a "modernizar la legislación" con el fin de garantizar el control de los ciudadanos sobre sus datos. Estas declaraciones se realizan en medio de la disputa que mantiene la Agencia Española de Protección de Datos y Google, que ha llegado a los tribunales, y que precisamente tiene como eje el "derecho al olvido".
Bárbara Madariaga

Viviane Reding defendió, en su comparecencia ante la Comisión Europa, el “derecho al olvido” y anunció que la legislación se va a cambiar en los próximos meses, tras 16 años en vigor con el fin de garantizar el control de los ciudadanos sobre sus datos.

La vicepresidenta de la Comisión Europea comenzó su exposición asegurando que “nuestra Carta de Derechos Fundamentales y nuestro Tratado deja claro que cada ciudadano tiene el derecho a la protección de datos”, un derecho que cobra especial relevancia en los tiempos que corren debido a “la rapidez con la que se están produciendo los cambios tecnológicos y que permiten que los ciudadanos puedan compartir información personal de manera pública”. 

Así, y en opinión de Viviane Reading, “ahora es más difícil saber cuándo nuestros datos personales están siendo recogidos”, debido a la aparición de una serie de herramientas “sofisticadas” que permiten “la colección automática de datos”, y que posteriormente pueden ser utilizados por empresas o individuos “para una amplia variedad de objetivos”. 

Parlamento Europeo – Unidad de Medios AudiovisualesAnte este panorama Viviane Reading se definió como “una firme creyente de la necesidad de mejorar el control de los ciudadanos sobre sus propios datos”, y, anunció una reforma de la legislación que se sustentará en cuatro pilares: el derecho al olvido, la transparencia, la privacidad por omisión, y la protección de los datos independientemente de dónde se encuentren ubicados.

En relación al primero de los pilares, el ya famoso derecho al olvido, se garantizará que todos los ciudadanos “tengan el derecho, y no sólo la posibilidad”, de eliminar los datos.  En lo que respecta a la transparencia, la Comisión Europea velará por que los ciudadanos sean “informados sobre qué datos están siendo recogidos, con qué finalidad, cómo pueden ser usados por terceras partes y cuáles son los riesgos para que no pierdan el control sobre su información personal”.

En lo que respecta a la privacidad por defecto, evitará “la recogida de datos a través de aplicaciones de software, por ejemplo. El uso de los datos para cualquier otro objetivo que vaya más allá de los que estén especificados sólo se permitirá con el consentimiento explícito del usuario”.

Para cumplir el último de los pilares, Viviane Reding advirtió que la normativa obligará a “cualquier compañía que opere en el mercado europeo o cualquier producto online dirigido a consumidores de la UE a cumplir con las leyes europeas",  y para ello “a los organismos que controlan la privacidad nacional se les concederán poderes para investigar y participar en procedimientos legales contra los controladores de datos de países que no son de la Unión Europea”.

Polémica entre Google y Protección de Datos

Este anuncio de modernización de la legislación vigente se produce en medio de la disputa legal que mantienen la Agencia Española de Protección de datos y Google, que ya se han visto las caras en la Audiencia Nacional y cuyo caso ha llegado al Tribunal de Luxemburgo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios