Contenidos digitales | Noticias | 08 MAR 2012

La piratería de software en las empresas españolas crece un 17 por ciento

El coste del software ilegal en las empresas aumentó un 17 por ciento en España en 2011. Esto se traduce en unas pérdidas superiores a los 648.000 euros. La BSA recuerda la importancia de erradicar la piratería de software, tanto para las empresas, como para la economía española, y más en tiempos de crisis.
Bárbara Madariaga

La piratería de software continúa causando estragos, ya no sólo al sector, sino también a la economía de los diferentes países. Si miramos al exterior, según la BSA, la piratería de software le costó 12,2 millones de euros a las empresas de EMEA en 2011. 

En el caso de España, y según datos facilitados por la BSA, en 2011, y debido a las acciones adoptadas por el organismo, el coste del software fraudulento detectado en las empresas se incrementó un 17 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 648.589 euros. En 2010, esta cifra superó el medio millón de euros, concretamente alcanzó los 546.213 euros.

"Estas cifras ponen de relieve los grandes riesgos legales y económicos a los que se exponen las empresas usando software sin licencia.  El hecho de que una empresa se vea obligada a indemnizar por daños y perjuicios, además de tener que pagar por las licencias de uso que debería haber adquirido en su momento, puede llegar a poner en peligro su viabilidad", comenta Carlos Pérez, socio de Ecija, la firma legal de BSA en España. 

En este sentido, Carlos Pérez se refiere a una de las acciones más llamativas de 2011, la protagonizada la empresa de ingeniería Cemosa, empresa que, además de adquirir las licencias de programas necesarias para continuar con su actividad, aceptó compensar a las compañías de software perjudicadas con un cote total, entre indemnización y legalización, de 562.000 euros.

Por sectores, y según otro estudio de la BSA, son, son las empresas pertenecientes a los sectores de industria, artes gráficas e ingeniera las más piratas. Por detrás se sitúan las empresas pertenecientes a arquitectura y diseño, ventas y distribución, servicios y publicidad.

Lo más preocupante es, tal y como resaltó en su momento la BSA, que “valor comercial de software sin licencia instalado en España alcanzó una cifra récord de 834 millones de euros en 2010, con una tasa de software ilegal del 43 por ciento”. Esto representó un aumento de un punto respecto al 42 por ciento que se mantuvo en 2008 y 2009, “por lo que volvemos a los niveles de 2007”. Estos datos demuestran que España continúa por encima de la media europea, que se sitúa en el 35 por ciento, y lejos de los países de nuestro entorno.

Una de las principales consecuencias de estos datos, es la pérdida de la competitividad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios