Contenidos digitales | Noticias | 17 MAR 2021

Hibridación: es el momento, no mañana

Nadie podía sospechar que un virus iba a cambiar tanto nuestras vidas; ni tampoco nuestra manera de trabajar. Tanto, que ahora, con el proceso de vacunación masivo en marcha, la sensación general es que lo que conocimos ya no volverá a ser. Señoras, señores, bienvenidos al mundo del trabajo híbrido.
HP TechPulse Teletrabajo
Víctor Manuel Fernández

Habíamos pensado que José Luis Rodríguez González comenzara este reportaje. Y ese quién es, se estará preguntando, lector/lectora escéptico/a con esta entrada tan sorpresiva. Tras darle alguna vuelta al asunto —concretamente, una. Lo teníamos cristalino—, le hemos dicho al tal José Luis Rodríguez González que sí, que adelante.

¿Y qué nos ha dicho? Lo siguiente: «Hibridar, hibridar, viva la hibridación». Y ahora es el momento en que, lector/lectora, cae que aquel José Luis Rodríguez González es el mítico artista también conocido como el Puma —hijo de español y de venezolana, por si gustan de estos apuntes personales—.

Y sí, hibridación. El escenario que tenemos por delante; el resultante de un año de resistir los golpes de un virus que nos ha cambiado la vida por completo. Y la de trabajar también, por su puesto. Tanto es así, que pocos dudan de que regrese lo que conocíamos antes de que aquel virus dijera que todos para casa antes de que la cosa se ponga más fea. Que se puso, dicho sea de paso; y que el asunto podría haber sido peor, también.

 

Bienvenida, hibridación

No vamos a hacer como en Villar del Río, que desplegaron una hermosa pancarta para que los enviados de Míster Marshall pasaran por allí y se llevaran un buen recuerdo de aquella villa, porque no procede. Pero, que la realidad es la que es, tan cristalina como la respuesta que le dio el teniente Kafee al coronel Jessup en el estrado durante el momento cumbre de ‘Algunos hombres buenos’ —si aún no la ha visto, está tardando—.

Bienvenida, hibridación, pues. “El modelo híbrido de trabajo presencial y en remoto será la “nueva normalidad” del trabajo”, nos dice José María García, director general de Esprinet Ibérica. Y es que es así. Aquel ejecutivo es consciente —como la inmensa mayoría de las TI y de otros mercados— que actividades del día a día tales como compartir información, preguntar o dar feedback, hacer seguimiento comercial, actualizar el estado de los procesos, pueden llevarse a cabo a través de videoconferencia, móvil, email, “pero lo más importante es saber lo que supone comunicar en persona”, precisa José María García, para añadir que “lo importante es que la colaboración sea constante manteniendo por las distintas vías, brainstorming de ideas, desarrollo y diseño de planes, resolución de problemas, objetivos”.

Ahora, seguro que se estará preguntando, lector/lectora, que en las TI, pues sí, pero que en sectores en los que la presencia es vital tales como la logística y similares, como que verdes las han segado. Cierto. Pero, como bien nos trae hasta aquí Julio Saíz, BDM Infraestructure and Cloud Services de Alhambra IT, “Bien es cierto que, dependiendo del sector y de la propia organización, se mantendrán en mayor o menor grado, pero la realidad es que todos aquellos que han comprobado que tienen la posibilidad de trabajar en un modelo híbrido, querrán seguir disfrutando de sus múltiples ventajas en el futuro”. Hibridación, hibridación, etcétera.

Y, si hacen faltan datos, estos que nos aporta Eva Arroyo, Marketing manager de Mitel Iberia: “Según el McKinsey Global Institute (MGI), más del 20% de los trabajadores en funciones altamente calificadas, no orientados al cliente (por ejemplo, finanzas, seguros, TI) podrían trabajar de manera remota de manera muy efectiva, incluso de tres a cinco días a la semana. Además, a muchos empleados les gusta la flexibilidad (especialmente si están haciendo malabares con el cuidado de los niños u otros compromisos familiares), y reportan menos estrés”.

Pero, quizás, lo más importante de este nuevo modelo es lo que trae añadido. Ni más ni menos que “una oportunidad para nuevas maneras de trabajar y competir. Cada vez hablamos más de trabajos donde podemos elegir vivir en un sitio mientras nuestros consumidores o clientes están en otra ciudad, país o incluso continente. Para las empresas es también una oportunidad para atraer talento ofreciendo horarios y puestos flexibles, para optimizar costes y para competir mejor. También lo es para ciudades o regiones, para convertirse en alternativa donde la gente quiera vivir, ya que no necesitan estar cerca del centro de trabajo”, apunta aquí Genaro Escudero, Workforce Solutions Principal, Dell Technologies España.

¿Seguimos? Pues venga.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios