Contenidos digitales | Noticias | 19 JUL 2012

El Tribunal Supremo ratifica el canon digital

Según un comunicado de EGEDA, el Tribunal Supremo ha ratificado el conocido como canon digital, suprimido por el Gobierno el pasado mes de diciembre. Y es que, el Tribunal Supremo ha dado la razón a EGEDA en el contencioso que mantiene con Freephone Axarquia a quien ha condenado a pagar más de 200.000 euros a los productores audiovisuales.
Bárbara Madariaga

El Pleno del Tribunal Supremo ha dictado sentencia a favor de EGEDA, entidad de derechos de propiedad intelectual de los productores audiovisuales, en la que condena a la empresa Freephone Axarquia, y a su administradora única, a pagar más de 200.000 euros “por no satisfacer las cantidades correspondientes al canon por copia privada”. 

Según la sentencia, el canon digital, o compensación equitativa por copia privada, “es un concepto autónomo de Derecho de la Unión, que debe interpretarse de manera uniforme en todos los Estados miembros que hayan establecido una excepción de copia privada”, como es el caso de España.

Según EGEDA, a la hora de dictar sentencia, el Tribunal Supremo ha tenido en cuenta otras sentencias que dictó en su momento el Tribunal de Justicia Europeo, como fue la del caso Padawan. En este sentido, y tal y como asegura EGEDA, el Tribunal Supremo “pone de manifiesto  la obligación de los poderes públicos de asegurar a los titulares una compensación equitativa por la copia privada” y ha considerado “adecuado el sistema de compensación que estaba vigente en España hasta el 31 de diciembre del 2011”.

Con la sentencia en la mano, EGEDA critica la eliminación del canon digital, tal y como se conocia anteriormente, hace ya más de seis meses. En su opinión, esta sentencia “pone en evidencia  la falta de necesidad,  como ha hecho el Gobierno,  de un cambio de sistema poniendo el canon a cargo de los Presupuestos Generales del Estado”.

La supresión del canon digital fue una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno de Mariano Rajoy. No obstante, un año antes, la polémica tasa, que no se ha librado de las críticas de diferentes sectores, como el tecnológico, fue moneda de cambio entre PP, PSOE y CiU para que finalmente no se diera carpetazo a la conocida como Ley Sinde y pudiera volver a escena aprobándose en el Senado. La modificación del canon digital se tenía que haber producido antes de junio de 2011. La por entonces Ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, excusó el retraso de la adaptación del canon digital asegurando, en julio de 2011, que  “para cumplir bien la ley, a veces hay que retrasar los plazos establecidos".

Cabe recordar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró la aplicación del canon en empresas indiscriminado y fue la Audiencia Nacional quien  anuló la ya famosa tasa.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios