Contenidos digitales | Noticias | 05 JUL 2012

Adiós al tratado antipiratería ACTA en la UE

Tras meses de debate, finalmente el tratado ACTA (acuerdo comercial anti-falsificación) no se aplicará en ningún país miembro de la Unión Europea. Ayer, el Parlamento Europeo votó en contra del mismo, algo que ya se esperaba tras el rechazo que sufrió por parte de varias comisiones en las últimas semanas. En total, 478 europarlamentarios votaron en contra, por 39 que lo hicieron a favor.
Bárbara Madariaga

Finalmente, el Parlamento Europeo ha votado y ha decidido rechazar el controvertido tratado ACTA (acuerdo comercial anti-falsificación) que busca luchar contra la piratería en Internet. Impulsado por Estados Unidos, 478 eurodiputados votaron en contra, por 39 que lo hicieron a favor. La votación se produjo tras un intento del Partido Popular Europeo de retrasar la misma.

Así, el Parlamento Europeo ha decidido hacer caso a las comisiones que durante las últimas semanas han votado en contra de ACTA.

A finales del mes de mayo, tres comisiones (Asuntos Jurídicos, Libertades Civiles e Industria) se convirtieron en las primeras en poner un clavo en el ataúd de ACTA al votar en contra de la misma. A la hora de tomar esta decisión, las comisiones consideraron que  ACTA no asegura un respeto completo por la vida privada ni protege como se debería la información personal sensible.

La estocada definitiva la dio, a mediados del mes de junio, la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, una de las más influyentes en el Parlamento Europeo.

Tras el rechazo a ACTA, que no se aplicará en ninguno de los 27 países miembros de la UE, los grupos de libertades civiles en Internet mostraron su satisfacción asegurando que ésta es una victoria de los ciudadanos.

ACTA fue firmado el pasado mes de enero por la Comisión Europea y 22 países miembros de la UE, entre ellos España. A pesar de esto, las protestas y las acciones de la comunidad internauta y de los defensores de los derechos civiles han hecho que diversos países hayan dado marcha atrás y se hayan posicionado en contra de la polémica ley. Además, factores como que ACTA fuese negociada en secreto,(no se supo nada hasta que Wikileaks lo sacó a la luz), no gustó a los parlamentarios. Esto provocó la renuncia, en enero, del eurodiputado francés, Kader Arig, encargado de las negociaciones.

En abril, las críticas a ACTA llegaron del supervisor europeo de protección de datos, quien aseguró que el tratado podría atentar contra los derechos de privacidad de los ciudadanos.

A todo esto se unió la decisión de la Comisión Europea, la responsable de negociar el acuerdo con Estados Unidos, de preguntar al Tribunal de Justicia de la UE su opinión sobre ACTA, con el fin de que el Parlamento Europeo la tuviera en cuenta.

Para que ACTA se pueda aplicar necesita ser ratificada por seis países (Australia, Canadá, Japón, Corea del Sur, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur, Estados Unidos y Suiza), además de la UE. Al rechazo de la UE se le une el de México, y las dudas de Suiza y Australia, países en los que todo parece indicar que finalmente no ratificarán ACTA.  Además, Japón, quien ya había firmado el tratado, podría echarse atrás, más teniendo en cuenta que las voces en contra cada vez se oyen más.

Noticias relacionadas



-´Queremos un mundo sin SOPA y sin ACTA´, Neelie Kroes



-Los eurodiputados se oponen al ACTA



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios