Nube
Transformación Digital
Gartner

Nube híbrida: la gran aliada estratégica de la transformación digital en 2023

Gartner ha predicho que, para 2023, el 40% de las cargas de trabajo empresariales se implementarán en la nube y sus servicios de infraestructura. De ahí que no sean pocos los que consideren que la nube híbrida será la gran aliada de la transformación digital en 2023. ¿Lo será?

nube

Predicciones. Interesante tema. Las de Miche de Notre Dame aka Nostradamus son capacea de originar mares de orina; las de Rafael Francisco Payá Pilla aka Rappel están como su primer apellido. Muy. Tampoco vamos a insistir más sobre este particular.

¿Y las de Gartner? A estas sí hay que prestarles debida atención. No anunciarán el fin de la humanidad ni la muerte de tal o cual egregia figura, pero sí son para tener en cuenta en este sector de las TI. Y si esta consultora ha predicho que el 40 % de las cargas de trabajo se implementarán en la nube y sus servicios de infraestructura en este recién estrenado 2023, su análisis no debería caer en saco roto.

Vayamos por partes, que diría el afamado destripador. Al pie y conciso, nada de cabriolas y jueguecitos de artificio. Cholismo puro y duro.

 

Nube híbrida: la gran aliada estratégica de la transformación digital en 2023

¿Lo será? Noel Bravo, director de Servicios Cloud y Alianzas de Kyndryl para España y Portugal —le recomendamos que eche un ojo a la entrevista que le hemos hecho este mes—, dice que sí. “Sin duda”, recalca. En su opinión, la adopción de la nube ofrece a las compañías y a los organismos públicos un camino muy rápido hacia la innovación y mucha flexibilidad.

Y eso hay que ponerlo en el debe de la nube híbrida, que no es más que una fase de transición entre la nube privada y la nube pública. “Este entorno híbrido comienza por la modernización y el mantenimiento de los recursos existentes en el CPD corporativo para su posterior desbordamiento hacia la nube pública que ofrecen los hiperescalares de servicios Cloud. La nube híbrida es una combinación de la nube privada y la pública. Es un movimiento estratégico de cara a la transformación digital de las organizaciones que se ha acelerado a finales de 2022 y que continuará en 2023”, sostiene José Manuel Marina, director general de Crayon España.

De tal manera que Miguel del Moral, Channel Sales director Southern Europe en Vertiv tiene claro que “este 2023, la transformación digital será más consistente que nunca. Las empresas fortalecerán su eficiencia con respecto a años anteriores gracias a la nube híbrida, motivo por el cual, la adopción de esta tecnología seguirá siendo alta. Tendencias como ésta, combinadas con la implementación de tecnologías como el Edge Computing serán la combinación perfecta que ayudará a abordar cualquier tipo de desafío. La nube híbrida ofrece diversas ventajas que se tienen en cuenta en las empresas a la hora de desarrollar e implementar su estrategia en la nube. Desde la facilidad para migrar las cargas de trabajo, la mejora en la escalabilidad y seguridad, facilitar la modernización de aplicaciones e incluso incrementar la utilidad de la nube”.

 

Por qué es clave

Como hemos dicho que vamos a ir al grano, de responder a esta cuestión se encarga Roberto Alonso Martínez, Head of Sales & Marketing Cloud & Software Area en V-Valley, y lo hace así: “La clave es tener una propuesta especializada y de valor para la transformación digital, entendiendo la transformación digital como un recorrido de los clientes en los que tenemos que acompañarlos. En este recorrido, la nube hibrida es crítica. Como Canal, hemos de tener claro cómo apoyar y guiar es esa continua transformación digital. Muchos de los proyectos y pasos de ese viaje se sustentan en un entorno híbrido. Es la tendencia clave, es más el nuevo entorno real de nuestros clientes”.

Y lo es porque, aparte de las ventajas operativas y de consumo que ofrece, permite enfrentarse en mejores condiciones a los actuales retos energéticos y de abastecimiento de hardware. “Esa aceleración se debe, en buena medida también, a que los CPD están sujetos a altos costes energéticos y muy inestables. La nube pública permite ahorrar los gastos en consumo eléctrico de su alimentación y refrigeración. A esta circunstancia, se une que los retrasos en la cadena de suministro global de chips dificultan el reemplazo y la actualización de equipos clave como servidores y recursos de networking en los datacenters corporativos”, regresa José Manuel Marina.

Basta con echar un vistazo a nuestro alrededor para cerciorarnos de esta tendencia, con muchos sectores experimentando grandes variaciones en la demanda de recursos. Un claro ejemplo es el retail, en el que la actividad se dispara antes de las vacaciones de diciembre. “Un modelo de nube híbrida proporciona la capacidad de responder de manera elástica ante picos de demanda, un entorno donde las aplicaciones pueden captar recursos cuando se requieran y liberarlos cuando ya no sean necesarios. La nube híbrida es flexible y, bajo un modelo de pago por uso, reduce la inversión en infraestructura y centros de datos”, apunta Jorge Vázquez, director general de Nutanix Iberia.

Y no hay que olvidar, como recuerda Miguel del Moral, que la nube híbrida incluso permite la mejora del uso de la nube a través de la nube pública que, en momentos de picos de demanda, sirve como una infraestructura adicional.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Revista Digital

Portada DW 433 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones



Otros Contenidos

transformacion digital Fabricantes
Registro:

Eventos: