Cloud Computing
Nube
Inteligencia artificial
Google
Microsoft
AWS

Microsoft supera a AWS y a Google Cloud en gasto en la nube de las empresas

Los tres principales proveedores de nube -AWS, Microsoft Azure y Google Cloud- crecieron colectivamente un 24% en el primer trimestre de 2024, lo que representa el 66% del gasto total del mercado.

Nube

El gasto mundial en servicios de infraestructura en la nube creció un 21% interanual en el primer trimestre de 2024 hasta alcanzar los 79.800 millones de dólares, lo que supone un aumento de 13.400 millones de dólares, según datos de Canalys.

Los tres principales proveedores de nube -AWS, Microsoft Azure y Google Cloud- crecieron colectivamente un 24%, lo que representa el 66% del gasto total. Hay que indicar que los tres hiperescalares experimentaron un aumento de la tasa de crecimiento, al acelerarse el gasto en nube de las empresas.

Como novedad, Microsoft superó tanto a AWS como a Google Cloud, con un aumento de las ventas del 31% interanual, casi el doble de la tasa de crecimiento de AWS (17%), mientras que Google Cloud creció un 28% interanual. A pesar de ostentar la mayor cuota de mercado, AWS se enfrenta a una competencia cada vez mayor por parte de sus competidores de rápido crecimiento. A esto hay que añadir el reciente anuncio de la salida de su CEO, Adam Selipsky, después de tres años en el cargo. 

Según explica Canalys en su análisis, “la IA es un motor de demanda cada vez más importante para la inversión en la nube pública. La nube satisface eficazmente la creciente demanda de computación y almacenamiento en aplicaciones de IA. La demanda mundial de integración de la IA con las tecnologías de nube está motivando a los hiperescalares a integrar funciones habilitadas para la IA en sus ofertas de nube y a crear sólidas asociaciones con empresas a la vanguardia del desarrollo de la IA”.

La consultora también advierte de que las empresas están dejando de centrarse en la optimización de los presupuestos de la nube para invertir en nuevas iniciativas, impulsadas por una posible integración de la IA. En este sentido, los tres principales hiperescalares experimentaron un aumento en el número de compromisos plurianuales de clientes empresariales, lo que sugiere que muchas empresas se están preparando para un aumento a largo plazo del consumo de la nube.

En opinión de Yi Zhang, analista de Canalys, “hay una variación significativa en las estrategias de los tres principales hiperescalares, que se refleja en sus diferentes tasas de crecimiento. “La cartera integral de Microsoft está demostrando ser un fuerte elemento competitivo, mientras que la fortaleza de Google en IA le está dando un fuerte viento de cola. Sin embargo, la reciente inversión de 4.000 millones de dólares de AWS en Anthropic para la IA generativa y su continua integración de la IA en sus servicios en la nube subraya la determinación de mantenerse a la cabeza del pelotón a medida que las prioridades empresariales cambian hacia la IA”, añade.

Asimismo, Canalys también destaca que las empresas están reevaluando toda su pila tecnológica impulsadas por la revolución de la IA, lo que señala un punto de inflexión significativo para la computación en la nube. A medida que las organizaciones adoptan iniciativas impulsadas por la IA, precisa el último análisis de la consultora, existe una necesidad potencial de transferir sus cargas de trabajo y datos a plataformas en la nube para disponer de capacidades esenciales de computación y almacenamiento. Sin embargo, el proceso de transición a la nube puede ser intrincado y económicamente oneroso, lo que potencialmente obstaculiza la adopción de la IA. Abordar estos costes de transición para permitir una migración fluida a los servicios en la nube será clave para liberar todo el potencial de la adopción de la IA.

Por eso Alex Smith, VP de Canalys, cree que la convergencia de la IA y la nube representa una coyuntura transformadora, que reconfigura la forma en que las empresas abordan la tecnología para la innovación y el crecimiento. En su opinión, las empresas deben navegar por las complejidades de la optimización de los costes asociados con la infraestructura de IA, incluidos los recursos informáticos, el almacenamiento y el procesamiento de datos, al tiempo que garantizan que las inversiones en tecnologías de IA produzcan retornos tangibles. “De cara al futuro, los proveedores de servicios en la nube en su conjunto se esforzarán por capitalizar esta tendencia integrando la IA en sus productos y soluciones, haciendo que la integración de la IA no sea algo novedoso, sino la norma”.



Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: