Cloud Computing
Almacenamiento
Nube
IDC

La nube sigue tirando con fuerza del gasto de las empresas

Según IDC, el gasto en productos de infraestructura de computación y almacenamiento para despliegues en la nube, incluidos los entornos de TI dedicados y compartidos, aumentó un 22,4% interanual en el segundo trimestre de 2022 hasta los 22.600 millones de dólares.

cloud
Créditos: Marek Piwnicki (Unsplash).

El gasto en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube aumentó de manera notoria en la mayoría de las regiones en el segundo trimestre de 2022 según el Worldwide Quarterly Enterprise Infrastructure Tracker: Buyer and Cloud Deployment de IDC.

En concreto, dicho gasto, incluidos los entornos de TI dedicados y compartidos, aumentó un 22,4% interanual en el segundo trimestre de 2022 hasta los 22.600 millones de dólares. El gasto en infraestructura en la nube sigue superando al segmento no relacionado con la nube, aunque este último también tuvo un fuerte crecimiento en el 2T22, aumentando un 15,2% interanual hasta los 17.300 millones de dólares.

Entre los causantes de tal incremento hay que destacar el ciclo de renovación de la infraestructura, el aumento de los precios, los envíos de sistemas hacia los atrasos acumulados de trimestres anteriores y la anticipación de unas condiciones económicas más duras, que podrían afectar al gasto en TI en los próximos trimestres.

 

Gasto en infraestructura de nube

El gasto en infraestructura de nube compartida alcanzó los 15.600 millones de dólares en el trimestre, lo que supone un aumento del 18,9% en comparación con el año anterior. IDC espera ver una fuerte demanda continua de infraestructura de nube compartida, con un gasto que se espera que supere el gasto en infraestructura no relacionada con la nube en 2023. El segmento de la infraestructura en la nube dedicada creció un 30,9% interanual en el segundo trimestre de 2012 hasta alcanzar los 7.000 millones de dólares. Del total de la infraestructura de nube dedicada, el 46,3% se desplegó en las instalaciones del cliente.

Para todo el año 2022, IDC prevé que el gasto en infraestructura en la nube crezca un 17% interanual, hasta los 88.900 millones de dólares, lo que supone un notable incremento respecto al 10% de crecimiento anual de 2021. Se espera que la infraestructura no relacionada con la nube crezca un 6,1% hasta los 66.400 millones de dólares. Se espera que la infraestructura de nube compartida crezca un 15,1% año tras año hasta los 61.000 millones de dólares para todo el año, mientras que el gasto en infraestructura de nube dedicada se espera que crezca un 21,4% hasta los 27.900 millones de dólares para todo el año.

Además, hay que destacar que IDC hace un seguimiento de varias categorías de proveedores de servicios y de la cantidad de infraestructura de computación y almacenamiento que compran estos proveedores de servicios, incluyendo tanto la infraestructura en la nube como la que no lo es. La categoría de proveedores de servicios incluye proveedores de servicios en la nube, proveedores de servicios digitales, proveedores de servicios de comunicaciones y proveedores de servicios gestionados. En el segundo trimestre de 2022, los proveedores de servicios como grupo gastaron 22.600 millones de dólares en infraestructura informática y de almacenamiento, un 19,7% más que en el mismo periodo el año anterior. Este gasto representó el 56,7% del mercado total. Los no proveedores de servicios (por ejemplo, empresas, administraciones públicas, etc.) aumentaron su gasto a un ritmo igualmente elevado -un 18,5% interanual- estableciendo otro trimestre récord de crecimiento en este segmento impulsado por los despliegues de nubes dedicadas, además de los desarrollos mencionados anteriormente. IDC espera que el gasto en computación y almacenamiento de los proveedores de servicios alcance los 88.300 millones de dólares en 2022, con un crecimiento del 13,9% interanual.

 

El aumento, por regiones

Sobre una base geográfica, el gasto interanual en infraestructura en la nube en el segundo trimestre de 2022 aumentó en todas las regiones excepto en Europa Central y del Este (ECE), que sufre la guerra entre Rusia y Ucrania. El gasto en ECE disminuyó un 42,9% interanual. Oriente Medio y África (MEA), y Asia/Pacífico (excluyendo China y Japón) (APeCJ) fueron las que más crecieron, con un 41,6% y un 40,0% interanual respectivamente. Todas las demás regiones mostraron un crecimiento de entre el 10% y el 25%, lo que hace que el periodo medido por IDC sea uno de los trimestres más fuertes para el crecimiento de la inversión en infraestructura en la nube en todo el mundo. Para 2022, se espera que el gasto en infraestructura en la nube crezca en todas las regiones, excepto en Europa Central y del Este, con tres regiones, APeCJ, MEA y Europa Occidental, que esperan registrar un crecimiento anual en el rango del 20-25%.

A largo plazo, la consultora predice que el gasto en infraestructura en la nube tendrá una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 12% durante el periodo de previsión 2021-2026, alcanzando 134.000 millones de dólares en 2026 y representando el 67,9% del gasto total en infraestructura de computación y almacenamiento. La infraestructura de nube compartida representará el 71,9% del importe total de la nube, con un crecimiento del 12,7% CAGR. El gasto en infraestructura de nube dedicada crecerá a una CAGR del 10,4% hasta los 37.700 millones de dólares. El gasto en infraestructura no relacionada con la nube crecerá un 0,2% CAGR, alcanzando los 63.400 millones de dólares en 2026. El gasto de los proveedores de servicios en infraestructura de computación y almacenamiento se espera que crezca a una CAGR del 10,9%, alcanzando los 130.200 millones de dólares en 2026.



Revista Digital

Portada DW 431 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: