Cloud | Noticias | 04 ABR 2012

La defensa de Megaupload afirma que el caso podría afectar al almacenamiento en la nube

Según uno de los abogados que se está encargando de llevar el caso de Megaupload, Ira P. Rothken, un veredicto en contra de Megaupload significaría que otros proveedores de almacenamiento en la nube podrían ser también encontrados responsables de almacenar contenido ilegal de sus clientes en sus redes.
Bárbara Madariaga

Los abogados de Megaupload ya están preparando la defensa. Así, Ira P. Rothken ha destacado que ésta es la primera vez que un proveedor de servicios de almacenamiento en la nube es acusado de infringir los derechos de autor en Estados Unidos por la vía penal. Los casos contra Grokster y Napster fueron civiles, recuerda el abogado, lo que significa que fueron llevados por las partes agraviadas (en este caso, discográficas). Los casos civiles requieren un menor número de pruebas, lo que hace que éstos sean más fáciles de demostrar.

Cabe recordar que el caso Grokster llegó a la Corte Suprema de Estados Unidos, la cual dictaminó en 2005 que la compañía  era responsable de inducir a los usuarios finales a cometer una infracción contra los derechos de autos, o de responsabilidad subsidiaria contra los derechos de autor.

El caso de Megaupload difiere del de Grokster en el hecho de que, al ser procesado penalmente no existe un estatuto de “infracción secundaria”. Eso significa que los fiscales tendrán que demostrar que los acusados sabían lo que estaban haciendo y que violaron la ley deliberadamente.

Para Ira P. Rothken, el caso contra Megaupload es “impresionante. No se nombra las obras específicas que han sido infringidas, ni a los responsables de la distribución de esos trabajos. En cambio, la acusación responsabiliza a Megaupload y sus operadores de la conducta de los usuarios”. 

El abogado defensor de Megaupload asegura que esta postura es “incompatible con el funcionamiento de los servicios en la nube. Las leyes de privacidad de Estados Unidos no permiten a los proveedores de almacenamiento en la nube que vean el contenido almacenado de los usuarios”.

A pesar de estas declaraciones,  los abogados de Megaupload todavía no han desvelado de qué manera va a llevar a cabo la defensa. Julie Samuels, miembro del gabinete de abogados de la Electronic Frontier Foundation, asegura que, probablemente Rothken se base en las disposiciones del Digital Millennium Copyright Act, que salvaguarda a los ISP de la conducta de sus usuarios en sus redes. No obstante, no está claro si esta protección se extiende a los proveedores de servicio de almacenamiento. 

Rothken sostiene que Megaupload disponía de un “robusto programa” para eliminar el contenido protegido bajo derechos de autor con la DMCA.  Esto significa que Megaupload no tiene por qué cumplir con la “premeditada” obligación de demostrar la infracción penal de copyright.

Asimismo, el abogado defensor de Megaupload criticó la manera en que Estados Unidos cerró el servicio de almacenamiento, señalando que el Gobierno dejó a los usuarios sin información que legalmente es suya. Ira P. Rothken va a presentar un recurso ante el tribunal para solicitar que estos datos sean conservados. Ésta no va a ser la primera petición que se formule. La Electronic Frontier Foundation también ha manifestado su apoyo a que los datos de usuarios no infractores de Megaupload sean conservados, algo que no está de acuerdo la Motion Picture Association of America, quien ya ha manifestado su temor ante la posibilidad de que Megaupload controle la información, ya que, en su opinión, de ser así el contenido pirateado puede volver a circular por la Red.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios