Cloud Computing
SaaS
Nube

5 áreas clave para diseñar una estrategia eficaz de computación en la nube

La computación en la nube afecta a todos los aspectos de las TI y del negocio, por lo que las organizaciones necesitan una estrategia y un proceso de decisión para gestionar sus impactos.

cloud
Créditos: Jeremy Perkins (Unsplash).

La computación en la nube se está convirtiendo en el enfoque por defecto de muchas organizaciones, pero hay múltiples variables en las decisiones implicadas. Es importante considerar un enfoque para navegar por ellas y producir una estrategia exitosa para gestionar sus impactos.

Los responsables de TI encargados de establecer una estrategia en la nube deben abordar cinco áreas clave para disminuir los riesgos de la nube de su organización y optimizar sus inversiones. En general, cuanto más pueda una organización "pensar como un proveedor de la nube", más oportunidades descubrirá.

 

1 - Desarrollar un marco de decisión sobre la nube

En primer lugar, hay que desarrollar un marco de decisión sobre la nube que aborde a la empresa como consumidor de servicios. En este nivel, las evaluaciones consideran cuándo y cómo la organización consumirá los servicios en la nube.

El objetivo principal es proporcionar un marco coherente que determine cuándo la organización consumirá o no servicios en la nube, utilizando consideraciones coherentes de factores como la seguridad, los riesgos, los costes y los beneficios.

Es preferible dejar que los equipos individuales y los grupos de planificación decidan las cuestiones relativas a los servicios en la nube de forma ad hoc, utilizando sus propios criterios, cada vez que surja un nuevo proyecto. Asegúrese de que un marco de decisión común impulsa de forma coherente la estrategia de la organización sobre dónde debe y no debe consumir servicios en la nube.

 

2 - Establecer las mejores prácticas de operaciones en la nube

Mientras que el marco de decisión sobre la nube se centra en casos de uso específicos, las operaciones en la nube se centran en las mejores prácticas en todos los casos de uso. Estas dos cuestiones crean un bucle de retroalimentación dinámico. Los casos de uso específicos plantearán problemas para abordar la seguridad, la gestión y el gobierno de los servicios en la nube.

A medida que las organizaciones implementan las mejores prácticas para abordar estos problemas en múltiples casos de uso, se crea una base de mejores prácticas y los riesgos para futuros casos de uso de la nube tienden a disminuir.

Las estrategias operativas de mejores prácticas para la computación en nube no deben crearse de forma aislada. Deben alinearse con las estrategias de arquitectura y tecnología existentes para cada área operativa.

 

3 - Evaluar el potencial de despliegue de la nube híbrida

La siguiente cuestión desplaza la atención de la empresa que consume servicios de nube pública centralizados a la implementación de servicios de nube de forma híbrida. Un modelo híbrido consiste en utilizar una combinación de servicios de nube pública con otras opciones locales, como la nube privada y la nube distribuida.

Si la organización empieza a utilizar múltiples servicios en la nube internos y externos junto con la infraestructura y las aplicaciones tradicionales, el resultado será un entorno híbrido y multinube, pero esto plantea problemas únicos de seguridad, gestión y gobernanza.

Una motivación clave para que una organización se plantee el desarrollo o la implantación de servicios en la nube en las instalaciones es la posibilidad de obtener las principales ventajas de la prestación de servicios en la nube (como una mayor adaptabilidad, flexibilidad y elasticidad) dentro de su propio entorno de infraestructura controlado.

La nube privada ofrece el mayor control sobre la plataforma de nube interna, pero a un coste, incluyendo el coste y la complejidad de implementar y luego mantener los servicios completos de una nube privada.

 

4 - Explorar la migración y el desarrollo de aplicaciones en la nube

Hay varias opciones disponibles, incluida la de volver a poner en marcha la aplicación simplemente trasladándola a la nube con un cambio mínimo. Aunque este es a menudo el movimiento más sencillo, con frecuencia no proporciona todos los beneficios de la nube y puede plantear problemas adicionales de seguridad y funcionamiento.

La refactorización o reconstrucción realiza cambios más significativos que aprovechan las capacidades y plataformas de la nube. Aunque requiere más esfuerzo, generalmente ofrece mejores resultados.

La reingeniería de la aplicación es una reconstrucción/refactorización más amplia que construye la aplicación desde cero para aprovechar la nube y ofrece el mejor rendimiento y seguridad de la aplicación.

Otra opción es sustituir la aplicación por una oferta SaaS que no requiere ningún desarrollo de la aplicación.

Cuando se combina con las mejores prácticas y las nuevas tecnologías adoptadas por otros grupos funcionales de TI, una arquitectura de aplicaciones consciente de la nube crea un proceso DevSecOps consciente de la nube y optimizado para la nube para modernizar, transformar o reemplazar las aplicaciones y los procesos heredados. Es importante asegurarse de que se examinan todas las opciones relacionadas con las aplicaciones en la nube y sus implicaciones en un marco coherente.

 

5 - Pensar como un proveedor de servicios en la nube

El último aspecto importante de una estrategia global de la nube tiene que ver con la posibilidad de que la organización obtenga importantes beneficios convirtiéndose en un proveedor de servicios en la nube, lo cual es, ante todo, una cuestión empresarial.

La mayoría de las grandes organizaciones con las que se encuentra Gartner ya se están convirtiendo en proveedores de la nube de una forma u otra. Cualquier empresa que utilice la web para ofrecer aplicaciones, servicios de información y servicios de procesos empresariales está prestando esencialmente un servicio en la nube, si estas ofertas se ofrecen como servicios elásticos, en un entorno compartido, con los detalles técnicos ocultos tras una capa de abstracción con una interfaz de autoservicio.

Cada vez más, el proceso de convertirse en una empresa digital de éxito implicará pensar como un proveedor de la nube.

 



Revista Digital

Portada DW 431 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: