| Artículos | 15 OCT 2004

Soluciones de voz para la empresa

Tags: Histórico
Ramón A. Fernández.
Los recursos y como optimizarlos en aquellos entornos o momentos en que son limitados, es la máxima de cualquier empresa, ya sea pequeña, mediana o grande. Por este motivo, cualquier tecnología que les permita reducir en alguna manera sus costes es siempre bien recibida en los entornos empresariales, y la Telefonía IP no iba a ser una excepción, porque, tal y como exponemos en las siguientes páginas, la inversión realizada en esta tecnología se amortiza, dependiendo de las instalaciones y de las realidades de las empresas, en pocos meses. En este cuaderno tecnológico les mostramos los secretos del coste de propiedad en un caso real.

El primer paso en este cuaderno tecnológico es establecer como punto de partida la diferencia entre lo que se entiende por Voz sobre IP y lo que son las tecnologías NBX y SIP. La VoIP sólo ofrece una solución para dirigir las comunicaciones de voz a través de una red IP. Evidentemente, esto proporciona un importante ahorro de costes, que procederemos a cuantificar posteriormente, y ya de por sí puede constituirse como una razón de peso para justificar el cambio. Pero la aportación de la tecnología va más allá, y las tecnologías NBX y SIP proporcionan una alternativa para crear una infraestructura de comunicaciones integral que permita a las empresas algo más que ese significativo ahorro de costes telefónicos.

¿Qué es Telefonía IP?
Quizá lo más sencillo sea empezar por el principio y establecer claramente qué es la Telefonía IP. En pocas palabras, se trata de una tecnología que trata la voz sobre redes IP de la misma manera que lo hace con los datos, es decir, en base a paquetes. Si durante años los sistemas PBX copaban las centralitas telefónicas, la llegada de los sistemas IP PBX ha cambiado la situación, estableciendo una diferencia fundamental, y es que mientras que los tradicionales sistemas PBX se basan en la conmutación de circuitos, los sistemas IP PBX se basan en la conmutación de paquetes, algo que viene ocurriendo desde hace años en las redes de datos. Con este paso, la nueva tecnología permite la integración de las comunicaciones telefónicas en la red tradicional de datos en vez de necesitar una red específica.

Nuevas posibilidades para la empresa
Pese a lo que podrían opinar algunos, las instalaciones de Telefonía IP no son algo de futuro, sino de presente. Las empresas tienen hoy planteadas unas necesidades que es posible satisfacer con esta tecnología, si bien ésta sigue evolucionando hacia estadios más avanzados, de los que daremos cuenta más adelante.
Pero, comenzando con las necesidades actuales de la empresa en el terreno de las comunicaciones, independientemente de su tamaño, hemos de indicar que éstas pasan por:
- Mayor necesidad de integración.
- Mejor control de costes.
- Tecnología basada en estándares que no condicione sus inversiones futuras
- Adecuada preservación del capital invertido
- Mayor facilidad de uso y de formación de los empleados,.
- Nivel de servicio incremental.
- Estrategia unificada de seguridad.
- Implementación de comunicaciones telefónicas en diferentes ubicaciones.
- Soporte dinámico.
- Uso de la red en virtud de las necesidades de los usuarios.
En base a estas líneas, podemos deducir que todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector de actuación, presentan un diagnóstico similar, y frente a esto es donde se posiciona la tecnología que nos ocupa en estas páginas. Pensando en las empresas, las principales ventajas que aporta son:
- Significativo ahorro de costes en llamadas entre los diferentes centros u oficinas de la compañía, así como en llamadas a teléfonos móviles.
- Posibilidad de pagar la inversión a través de un renting, con lo que los pagos mensuales se pueden realizar con los ahorros en teléfono indicados en el punto anterior.
- Redundancia del sistema telefónico gracias a la línea ADSL de backup, con lo que la empresa no se quedará incomunicada en ningún momento.
- Seguridad, gracias al router securizado que se utiliza para las comunicaciones con las sucursales y al empleo de Redes Privadas Virtuales (VPN).
- Un único número para todas las sucursales, permitiendo que los clientes sean atendidos incluso cuando la delegación a la que llaman esté saturada o no se encuentre disponible.
- Doble ancho de banda, por lo que cuando las comunicaciones de voz no empleen toda su capacidad, se incrementa el espacio para las comunicaciones de datos;.
- Ampliaciones, movimientos, y cambios, a coste cero, con lo que se siguen reduciendo los costes asociados al mantenimiento y mejora de las comunicaciones.

Pero si no queremos hablar sólo de reducción de costes, podemos afrontar el cambio desde una perspectiva más optimista, ahondado en el incremento de productividad de la compañía.
Porque no se trata sólo de redirigir las comunicaciones telefónicas por la misma red que circulan los datos, sino de aportar un nuevo grado de integración de estos servicios con las aplicaciones de la compañía con el objetivo de mejorar la productividad de los empleados. De ello se pueden aprovechar servicios de la empresa tales como los de atención al cliente, que pueden automatizarse en pos de ofrecer una mayor calidad de servicio, las comunicaciones con los trabajadores móviles, o el aprovechamiento de estas instalaciones para aplicaciones tales como la videoconferencia, o la educación a distancia (e-learning).

Soluciones para la empresa
Para plantear los cambios, hay que detenerse en cómo están las comunicaciones de las empresas actualmente. Éstas cuentan con una red de datos y otra para la voz, con lo que los niveles de integración y seguridad en las comunicaciones de voz son nulos. Además, y dependiendo de los casos, pueden contar o no con soporte para comunicaciones inalámbricas y remotas. Con la Telefonía IP, todos estos elementos quedan incorporados a una misma red, con lo que la seguridad pasa a ser un elemento global que afecta a todas las comunicaciones, ya sean de voz o de datos, y ya sean cableadas o inalámbricas. Esto sin olvidar que, a su vez, las comunicaciones pueden integrarse con las aplicaciones de la empresa y son gestionadas desde un único punto, facilitando así esta labor.
La tecnología ofrece una plataforma flexible que dé solución a las comunicaciones de la empresa, independientemente de su tamaño y número de ubicaciones, pero esta evolución debe ser gradual, pasando, primero, por la integración de las posibilidades que da la gestión de Voz sobre IP, para pasar, posteriormente, a un estado más avanzado de gestión, integración y control.
Esta integración y control se realiza bajo un mismo paraguas de seguridad y gestión, con lo que se salvaguarda la integridad de las comunicaciones y se facilita la gestión posterior de las mismas, así como la integración entre los diferentes elementos.


Soluciones de telefonía IP
------------------------------------
Sistema de Telefonía IP 3Com NBX 100
El sistema 3Com NBX 100 de Telefonía IP proporciona un conjunto de funcionalidades de procesamiento de llamadas, y una gama de aplicaciones de telefonía sobre la red. Está diseñada para oficinas de hasta 200 dispositivos, e incorpora el software de NBX de cuarta generación 3Com NBX (R4.3) que simplifica la integración de aplicaciones
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios