Cliente/Servidor

SAIS, una protección indispensable en la empresa

La información crítica que día a día manejan las empresas, así como la necesidad de mantenerla protegida ante posibles pérdidas por fallos en los sistemas de suministro eléctrico, ha llevado a que los SAIS (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) se hayan convertido en un dispositivo indispensable en las infraestructuras de cualquier compañía. En concreto, los de potencia de 1.500 VA ya integran tecnología y características que dotan a los sistemas de una seguridad cada vez mayor.

No cabe duda de que la necesidad de tener protegidos los sistemas informáticos ha llevado a una constante evolución del mercado de los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAIS). Cada vez más, los usuarios están más concienciados de la necesidad de proteger sus sistemas frente a posibles fallos en el suministro eléctrico. Sin embargo, esta premisa para la que en un principio estaban pensados estos sistemas, también ha evolucionado de tal forma que cada vez crece más su demanda, no sólo para protegerse de averías por alteraciones eléctricas, sino también para la protección de la información y la disponibilidad de los sistemas, negocios o empresas de manera ininterrumpida, y para la optimización de la inversión. Así, como ha detectado desde Altervac, Pere Blanché, director técnico de la firma, “el mercado de los SAIS está en constante evolución y crecimiento, tanto los equipos de 1.500 VA de potencia como los de las demás potencias”. Aunque bien es cierto que algunos usuarios siguen interesándose por estos productos a través de la experiencia, sobre todo tras haber sufrido una incidencia sin disponer de la protección adecuada, cada vez son más conscientes de la importancia de disponer de este tipo de protecciones y contar con suficiente presupuesto para ello.

Las ventajas de los SAIS
Hoy en día, los SAIS cuentan con una tecnología muy desarrollada que les permite ajustarse a las necesidades requeridas. Ante la amplia oferta existente en el mercado, es necesario estudiar bien las características de estos sistemas para ver qué modelo cubre las necesidades requeridas en lo que a energía, rendimiento del equipo y servicio del proveedor se refiere. Vicente Chiralt, director de marketing y comunicación de APC by Schneider para España y Portugal, señala que se puede hablar de tres tipos de topologías que ofrecen diferentes prestaciones y que se diferencian básicamente en el recorrido que sigue la energía primaria. En este sentido, el responsable diferencia entre los SAIS con tecnología Off-Line (Standby), la Line-Interactive y la On-Line de Conversión Doble. “Es importante conocer bien todas estas diferencias antes de comprar un SAI para conseguir así la protección eléctrica más adecuada a las necesidades de la empresa”. No obstante, para Chiralt, no sólo hay que tener en cuenta estas topologías, sino que también es importante tener en cuenta características propias de los SAIS “como la posibilidad de extender el tiempo de autonomía, la redundancia o las capacidades de gestión, entre otras”. El consumo energético, la superficie ocupada, la fiabilidad del sistema, el nivel de intercomunicación y monitorización, la sencillez de las operaciones de mantenimiento, al tiempo que la capacidad que tiene el fabricante para garantizar un servicio posventa de calidad, son aspectos que Alberto Castella, director de la división de sistemas distribuidos de Chloride, también considera esenciales a la hora de que un usuario u empresa se decante por un modelo u otro.

Asesoramiento del canal
Aunque los usuarios o responsables de los sistemas informáticos de las empresas pueden tener conocimiento de qué tener en cuenta a la hora de elegir un determinado SAI, es en la comercialización de estos equipos en la que el canal de distribución desempeña un papel crucial. Tal y como sostiene Narcís Tarrés, responsable de Eaton-MGE Office Protection Systems para la Península Ibérica, “el usuario desinformado debe consultar al canal de distribución, ya que ellos son los expertos que pueden aconsejar dependiendo de las características, puesto que un usuario doméstico no tiene las mismas necesidades que una PYME o una empresa de servicios. Adquirir un SAI que no corresponda con sus necesidades, le puede suponer un gasto económico y de recursos innecesario. Hay un SAI para cada necesidad, así que sólo hay que saber qué necesita y el canal de distribución es el encargado de diagnosticar estas necesidades”.

Esta importancia del canal no se limita exclusivamente al asesoramiento en el momento de la elección de uno u otro equipo, sino que también resulta crucial ya que, en opinión de Tarrés, “es necesario trabajar conjuntamente con cada uno de nuestros distribuidores para ofrecerles el mayor asesoramiento e información, de manera que puedan ofrecer un asesoramiento global al cliente final aportando la mejor solución para la protección integral de los equipos”. De hecho, la importancia que tiene el canal de distribución para este proveedor es ejemplar tal y como lo constata el hecho de que incluso hayan creado el Energize Partner Program, un programa destinado a dar continuidad a la política de colaboración y proximidad con el canal. “Entendemos que la colaboración mutua entre el fabricante y el distribuidor es esencial para potenciar el conocimiento de las soluciones de protección eléctrica en el mercado final y para que el punto de venta ofrezca el asesoramiento y el servicio que requieren cada vez más los clientes finales”, añade el responsable de Eaton-MGE Office Protection Systems.

Sin embargo, algunos proveedores consideran que la importancia del canal se acentúa, sobre todo, en el segmento de la mediana potencia. Es por ello que, por ejemplo, en el caso de Emerson Network Power, el responsable de canal, Sergio Ferrer, sostiene que, además de comercializar todas sus ventas a través del canal indirecto, “distribuimos la práctica totalidad de los equipos inferiores a 30 KVA a través del canal informático y eléctrico”. Al hilo de esta consideración, el responsable explica que, ante la variedad de mercados a los que se dirigen los SAIS, su comercialización puede realizarse, bien a través del canal informático o del canal eléctrico, lo cual es una interesante oportunidad de negocio para el canal. “Estas soluciones representan un valor añadido que genera interesantes beneficios, ya que ofrece márgenes buenos, permite a los mayoristas entrar en un mercado en crecimiento y diversificar la oferta tradicional de productos”, añade Ferrer.

En la misma línea se pronuncia José

Revista Digital

Portada DW 428 Contenidos digitales

Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

hucha, dinero, financiación Mercado en cifras