| Noticias | 21 JUN 2010

Oki da las pautas para reducir las emisiones de CO2 a través de la impresión

Tags: Histórico
Un estudio del CEBR revela que hasta 1,5 millones de toneladas de dióxido de carbono se podrían ahorrar al año con sólo aplicar una gestión más inteligente de la impresión y servicios bajo demanda.
Hilda Gómez

Oki ha presentado las conclusiones del estudio “Gestión más inteligente de la impresión - control de costes e impacto medioambiental” encargado a la consultora CEBR, que analiza las oportunidades de ahorro de costes en las Administraciones Públicas, empresas y organizaciones a través de todo EMEA, del que se desprende que, tanto a través del ahorro en gastos de impresión como imprimiendo bajo demanda, las emisiones de dióxido de carbono se podrían reducir en 1,5 millones de toneladas al año en la región.

Según el estudio, haciendo uso de una gestión inteligente de sus necesidades de impresión, las empresas españolas podrían reducir las emisiones de CO2 en hasta 83.000 toneladas al año y reducir su consumo de combustible de carbono en hasta 36.000 toneladas al año, lo que equivale a retirar más de 20.000 vehículos de las carreteras españolas.

Para conseguir esta reducción de emisiones de CO2 al medioambiente bastaría con introducir cambios en los actuales modelos de gestión de la impresión de toda clase de documentos en empresas, grandes corporaciones y Administraciones Públicas, imprimiendo sólo lo que se necesita, donde se necesita y cuando se necesita.

Por un lado, para evitar el despilfarro de material impreso, los usuarios de las compañías pueden acceder ahora a toda la documentación corporativa que necesiten a través de la web, donde es fácil que la información a imprimir esté completamente actualizada. Así, gracias a la última tecnología de impresión interna, las empresas pueden imprimir bajo demanda, en el momento más apropiado y sólo el volumen requerido, resolviendo a su vez la problemática del almacenamiento. Además, con los equipos adecuados, se puede imprimir internamente, no sólo en papel normal, sino en una gran variedad de soportes de papel, fomentando la impresión monocromática y a dos caras, lo que genera una reducción del consumo de papel de hasta un 50 por ciento.

Por otro, en lugar de recurrir al envío de documentos por correo tradicional, mediante la adopción de mecanismos de gestión inteligente de las necesidades se puede editar, anotar, crear electrónicamente, e imprimir una copia impresa sólo cuando sea necesaria, lo que contribuye a generar ahorros de tiempo, a evitar un consumo innecesario de papel, y a mejorar los índices de rendimiento y eficiencia.

Al respecto, Juan Pedro Pérez, director de marketing de OKI afirma que “los últimos avances en tecnología de impresión interna permiten a las compañías imprimir bajo demanda, en el momento más apropiado y sólo el volumen requerido, lo que proporciona un coste más efectivo, y contribuye a reducir significativamente las emisiones de carbono que se emiten a la atmósfera”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios