| Artículos | 01 OCT 2001

Magirus incrementa su capacidad de servicio paneuropeo

Tags: Histórico
El mayorista inaugura oficialmente su nuevo centro de integración, soporte y logística en Estrasburgo
Miguel A. Gómez.
En el centro de Europa. Así podría decirse que se ubica el nuevo centro logístico, de integración y soporte del mayorista Magirus. La localidad de Illkirch, en las afueras de Estrasburgo, es el lugar elegido por la firma para situar parte de las actividades internas que hasta la fecha se realizaban desde la ciudad alemana de Stuttgart. Informa desde Illkirch, Miguel Ángel Gómez.

El pasado doce de septiembre el mayorista Magirus cortaba la simbólica cinta de inauguración de su nuevo centro de integración, soporte y logística en la localidad de Illkirch, en las afueras de Estrasburgo. Pese a que las actividades cotidianas de este centro ya habían comenzado unas semanas antes, por lo que, como señalaron a Dealer World fuentes del mayorista, “el nuevo centro ya está funcionando a pleno rendimiento”, la inauguración oficial se produjo en la citada fecha, una vez pasado el período de vacaciones.
Tal y como señaló en la presentación del centro ante la prensa y representantes de los principales fabricantes con los que trabaja Magirus a nivel europeo Fabian von Kuenheim, presidente del consejo de Magirus, “la elección de Illkirch se debe a diversos motivos. Buscábamos un lugar que estuviera en el centro de Europa, y que tuviera una buena infraestructura. Illkirch cumple con estos dos criterios de forma casi perfecta, ya que su ubicación se encuentra muy cerca de las autopistas. Las distancias a Alemania, Francia y Suiza son casi idénticas, de modo que estos tres países con representación de Magirus están cubiertos, mientras que la ruta a Italia no tiene que pasar por el Paso de Brénner, lo cual es una valiosa ventaja.”
Por tanto, se trata de una ubicación desde la que se pueden atender directamente las necesidades de mercados como el alemán, francés, belga, suizo y austriaco. Ésta fue la principal razón esgrimida por los responsables de Magirus para justificar la elección de las afueras de Estrasburgo como sede de su nuevo centro de integración, soporte y logística, que toma el relevo del hasta ahora existente en Stuttgart, si bien se mantendrán en esta ciudad alemana el control administrativo y comercial de la compañía.
Pero, además de las que ya se han citado, la zona industrial de Illkirch tiene otras ventajas, según señaló este mismo responsable de Magirus. Aquí se encuentran numerosas empresas de alta tecnología y genética, además de la Universidad Técnica de Estrasburgo, desde donde Magirus espera “reclutar directamente trabajadores altamente cualificados”.
“De hecho”, prosigue Fabian von Kuenheim, “este nuevo centro tecnológico es un nuevo paso hacia la expansión europea de Magirus.“

Las cifras que rodean el nuevo centro
El nuevo centro, que permitirá albergar un stock valorado en unos 3.500 millones de pesetas en productos de los tres principales fabricantes con los que cuenta el mayorista a nivel europeo, Compaq, Hewlett-Packard e IBM, permitirá a las diferentes delegaciones comerciales de Magirus en los distintos países europeos, incluido España, atender las peticiones de los clientes en un plazo máximo de dos o tres días desde la realización del pedido.
Las capacidades de integración del nuevo centro permitirán al mayorista llevar a cabo la integración de los sistemas de las tres firmas anteriormente reseñadas, uno de los principales valores del mayorista, debido a que tal y como señalaron en la inauguración del centro, “Magirus es el único mayorista que puede integrar las máquinas de estos tres fabricantes”.
El centro, de unos 12.000 metros cuadrados, está situado a las afueras de la ciudad francesa de Estrasburgo, dará empleo a unas 80 personas y ha tenido un coste superior a los 2.100 millones de pesetas.

Los últimos meses del año
La presentación del centro se produjo apenas una semana después del impactante anuncio de la compra de Compaq por parte de HP. En este sentido, Magirus, como mayorista europeo de ambas firmas, tiene una implicación directa en esta decisión. Por ese motivo, quisimos hablar con Antonio Herrero, director general del mayorista en España, quien nos señaló que en los próximos meses se producirá “un movimiento de unificación que llevará a incrementar la profesionalización del canal de la firma resultante”. Evidentemente, y como él mismo señaló, esto va a llevar a que se agudice la separación entre “mayoristas de volumen y los de valor añadido, donde Magirus ocupa la primera posición”, porque, en su opinión, “no se puede llevar los dos negocios con el mismo perfil”.
En cuanto a cómo va a afectar al mercado esta decisión, en su opinión, “el mercado a a esperar a ver qué pasa, se va a ralentizar”. Asimismo, señalaba que el primer paso para el fabricante pasa por “disipar las dudas del mercado”.
Por su parte, Von Kuenheim recalcó “el proceso de concentración del mercado”, pero se mostró optimista porque “somos el único mayorista que tiene este tipo de contratos con ambas a nivel europeo, por lo que creo que incrementaremos nuestra cuota”. Asimismo, señaló que el éxito de su política de valor añadido se encontraba en “centrarse en pocos fabricantes”.
A este respecto, Herrero señaló que no existe ningún proyecto a corto plazo para incrementar la nómina de fabricantes con los que trabajan. En el caso de España, señaló que sólo se ampliaría en base a los contratos que la firma ostenta a nivel continental.
En otro orden de cosas, y centrándonos en lo que afecta a Magirus de manera más inmediata, Herrero señaló que pese a que no hay ninguna nueva adquisición en cartera, “si se puede adquirir alguna división de valor añadido como las adquiridas a lo largo de este año, se intentará”.
Por último, quisimos conocer si los recientes acontecimientos van a afectar a las previsiones de negocio del mayorista en nuestro país. Según Herrero, “estamos consiguiendo los objetivos y las previsiones de 2.500 millones se mantienen”.


Un nuevo concepto de almacén
--------------------------------------------
En el desarrollo del centro los responsables de Magirus han querido aprovechar todas las ventajas tecnológicas que tenían a su alcance.
Así, este nuevo sistema es capaz de gestionar procesos como entrada de mercancías y su almacenamiento, gestión de los pedidos al almacén (expedición/ consolidación de pedidos, embalaje y transporte), ensamblajes (la integración del sistema M-Site está integrado en la gestión del almacén por lo que el estado de trabajo se mantiene visible), pedidos a medida, y gestiones especiales (RMA, devoluciones al fabricante, cambios DOA, pedidos complementarios).
El sistema de gestión de almacenes o LVS, desarrollado conjuntamente con la empresa Kölner Systemhaus, controla todos los procesos en el almacén. Todos los procesos se desarrollan sin papeles, es decir, los trabajadores del almacén reciben todas las instrucciones a través de los llamados sistemas de transferencia de datos móviles (MDE) con escáner integrado. Estos sistemas están unidos al ordenador central y con la red por radio. De este modo, las carretillas elevadoras para reunir y preparar las mer

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios