| Artículos | 15 JUN 2006

Llegan los hospitales sin hilos

Tags: Histórico
El Gobierno comienza con la e-sanidad
Bárbara Madariaga.
Desde estas mismas páginas hemos destacado en innumerables ocasiones los beneficios que las Nuevas Tecnologías aportan a los ciudadanos. Pues bien, uno de los más importantes es el que hace referencia a la salud. Como se suele deci, con la salud no se juega, y el Gobierno ha puesto en marcha una serie de iniciativas orientadas a favorecer y mejorar el Sistema Nacional de Salud (SNS). Pero lo primero, ponerse de acuerdo, y para ello es necesario que todas las Comunidades Autónomas se pongan manos a la obra. La e-sanidad ya está aquí.

Hay pocas cosas en la vida con las que no se pueda jugar y una de ellas es la salud. Desde hace unos años, tanto los organismos públicos como los privados han destacado el importante papel que deben de jugar las Nuevas Tecnologías para modernizar el sistema sanitario, y las ventajas que podrán disfrutar los usuarios.
Es por este motivo, que el Ministerio de Industria Comercio y Turismo, el de Sanidad y Consumo, las Comunidades Autónomas, y la entidad pública Red.es pusieron en marcha, a finales de 2005, un convenio de colaboración que tiene el objetivo de “dar un decidido impulso a la puesta en marcha en toda España de la denominada sanidad en línea”

Enmarcado en el Plan Avanza
Esta actuación, enmarcada en el Plan Avanza del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ayudará a la informatización completa de todo el sistema sanitario español, “garantizando además la interconexión y la interoperabilidad entre los sistemas de información de las Comunidades Autónomas así como con el del Ministerio de Sanidad”.
¿Qué se conseguirá? Según el Ministerio de Sanidad, “se facilitará el desarrollo e implantación en todo el territorio de iniciativas como la tarjeta sanitaria, la receta electrónica, la cita médica por Internet y la historia clínica electrónica”. De esta forma, además, los ciudadanos podrán dejar de quejarse de la sanidad española, al ver cómo se mejora “de forma significativa” la calidad de la asistencia que recibiremos.
Otro importante factor es el hecho de que a través del uso de las Nuevas Tecnologías, también se facilitará “la movilidad geográfica por todo el territorio nacional, garantizando así la cohesión del Sistema Nacional de Salud”, destacó el Ministerio.

Colaboración de las Comunidades
Pero para que este convenio dé sus frutos, es “imprescindible la colaboración de las Comunidades Autónomas”. Y es aquí donde entra en juego Red.es. La entidad pública es el encargado de “suscribir convenios bilaterales específicos en los que se determinarán los compromisos que asuma cada comunidad y las cuantías a aportar, ya que todas las actuaciones que se desarrollen serán cofinanciadas entre el Gobierno central y las correspondientes autonomías”, destacó el Ministerio de Sanidad.
A pesar de esto, no hay que olvidar que cada región ha ido poniendo en marcha sus propios planes e iniciativas para implantar el uso de las Nuevas Tecnologías en el ámbito sanitario. ¿Cómo se traduce esto? “que en la actualidad los niveles de desarrollo son muy distintos e incluso, en algunos casos, se haya evolucionado hacia sistemas no compatibles entre sí”.
Con este convenio se pretende “ayudar con fondos adicionales a las Comunidades Autónomas a alcanzar los objetivos que tienen marcados en este ámbito, garantizando al mismo tiempo la homogenización de todos estos esfuerzos en beneficio de la cohesión del Sistema Nacional de Salud”, puntualizó el Ministerio de Sanidad.

¿Cuánto cuesta?
En lo que respecta a la parte económica, el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero ha destinado un total de 141 millones de euros, de los que 140 serán gestionados por Red.es y el millón restante será aportado por el Ministerio de Sanidad y Consumo. Por su parte, la aportación de las Comunidades Autónomas ha ascendido a 111 millones.

Las medidas
Y si nos adentramos en las medidas que ya se están poniendo en marcha, debemos comenzar por el refuerzo de la intranet del Sistema Nacional de Salud. De su gestión se encarga el Ministerio de Sanidad y Consumo. Con ello se permite un mayor y mejor intercambio de información entre el Ministerio y las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas, tanto para la elaboración de indicadores sanitarios como para la gestión y seguimiento de la atención sanitaria de ciudadanos fuera de sus respectivas Comunidades Autónomas así como de los ciudadanos extranjeros. Del mismo modo, servirá también para el seguimiento epidemiológico y la coordinación de actuaciones de alerta sanitaria. “Y todo ello garantizando la seguridad y confidencialidad de la información”.
Para la puesta en marcha de todas las actuaciones contempladas en el convenio, Red.es colaborará con las Comunidades Autónomas, en la dotación de todas las infraestructuras y medios técnicos necesarios, es decir, será el encargado de proporcionar redes de comunicación, equipos informáticos, o programa, entre otros, para permitir el uso de las nuevas aplicaciones y herramientas de gestión que se implanten.

Tarjetas sanitarias
De esta forma, la tarjeta sanitaria, además de garantizar la identidad inequívoca de cada ciudadano dentro del Sistema Nacional de Salud, será la llave que permita, “bajo las normas legales de confidencialidad y seguridad”, acceder a la información clínica de cada paciente que se defina como relevante para su atención en cualquier punto del sistema.
En cuanto a la historia clínica, ésta estará informatizada. “Con ello será posible que los ciudadanos reciban atención en cualquier punto del Sistema Nacional de Salud con las mayores garantías de que aquellos profesionales que van a atenderlos disponen de la información más relevante que, sobre su salud, se encuentra recopilada en el sistema sanitario, lo que redundará en una mayor seguridad de los pacientes”.

Receta clínica: punto clave
La receta electrónica es uno de los puntos clave de las actuaciones gubernamentales. Además, ha sido definida, en más de una y de dos ocasiones, como uno de los factores cruciales para impulsar el uso de las Nuevas Tecnologías en el sistema sanitario.
“Con la receta electrónica se liberará al médico de realizar simples actos administrativos de cumplimentación de recetas para la continuación de tratamientos que, según su criterio, no requieren revisión”.
Así, se podría decir que el objetivo es más que ambicioso, ya que se persigue “poder describir en un solo acto y receta cuantos medicamentos estime necesarios para su paciente y en la cantidad que éste los necesite para cumplir la pauta y duración del tratamiento, algo que es especialmente importante para los pacientes crónicos, que no se verán obligados a acudir a su centro de salud con tanta frecuencia sólo para solicitar las recetas”.
Pero los ciudadanos también verán otra ventaja importante: estos podrán obtener sus medicamentos en cualquier farmacia, independientemente de la comunidad en la que se haya recibido la prescripción.
Por último, la receta electrónica será muy útil “para fomentar el uso racional de los medic
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios