| Artículos | 15 FEB 1998

Las tarjetas aceleradoras gráficas saltan al mundo del consumo

Tags: Histórico

Tradicionalmente, las aceleradoras gráficas han interesado únicamente a científicos y analistas que necesitaban visualizar datos complejos, o a usuarios domésticos interesados en jugar al Doom. Sin embargo, esta tecnología ha abandonado el laboratorio y la sala de juegos para introducirse en la realidad cotidiana, a medida que más usuarios necesitan procesar programas multimedia o basados en la Web.

Así lo confirman también fuentes de distintos fabricantes, al indicar que se observa cada vez más la tendencia por parte de los compradores a poner una mayor atención a la tarjeta gráfica cuando se compra un ordenador nuevo, cuando lo más habitual en los fabricantes era integrar soluciones gráficas baratas en la placa madre.

A continuación se analizan las ocho tarjetas gráficas más vendidas en el mercado, cuatro de ellas de 4 MB: XPERT@Work de ATI Technologies, Millenium II y Mistique 220 de Matrox, Velocity 128 de STB Systems, y otras cuatro de 8 MB: ATI XPERT@Work, Fire GL 1000 y Fire GL 1000 Pro de Diamond, y Revolution 3D de Number Nine.

Para las pruebas se utilizó un índice denominado Viewperf, versión portátil del OpenGL escrito en C, con tres variables: diseño industrial asistido por ordenador (CAID), modelado tridimensional y aplicaciones de visualización de datos, así como el relativo al vídeo MPEG de Intel. Por otra parte, se consideró también la calidad del soporte técnico de cada fabricante, la documentación incluida y el precio.

Mystique 220

Esta tarjeta de Matrox aparece en dos versiones distintas: Mystique 220 y Mystique 220 Business. La primera de ellas está basada en el procesador 1164SG del mismo fabricante, con soporte SGRAM (Synchronous Graphics RAM) de 2 ó 4 MB, y RAMDAC (Random Access Memory Digital to Analog Converter) a 220 MHz. Su memoria es ampliable hasta los 8 MB y también es posible actualizarla a la Rainbow Runner Series para obtener capacidades de edición de vídeo y de conferencia.

La Mystique 220 soporta proceso 2D y 3D, así como vídeo a resolución máxima de 1.600 x 1.200, aunque a dicha resolución con color de 65 K y 3D se necesitan 8 MB de memoria. Sin embargo, para conseguir la máxima resolución en dos dimensiones sólo se requieren 4 MB de memoria.

Las características de instalación y gestión de ambas tarjetas resultaron también de las mejores. La utilidad PowerDesk de Matrox se añade de forma automática al panel del control del sistema y a la barra de herrramientas de Windows NT. Por otra parte, los añadidos MGA al panel de control permiten a los usuarios trabajar con instalaciones de doble buffering 3D, Z-buffering 3D, mapeado de texturas 3D, soporte de diversos monitores y sobremesa virtual.

La Mystique resultó, además, muy competitiva en el resto de áreas, especialmente en la de vídeo MPEG, donde se situó justo a continuación de la Millennium II. En cuanto al índice Viewperf para CAID, resultó tercera al alcanzar un índice de 5,16 cuadros por segundo; primera en el de modelación 3D y de nuevo tercera en visualización de datos.

Por lo que se refiere al precio, la Mystique se ajusta bien a sus resultados y le hace adecuada para aquellos profesionales que necesiten utilizar gran cantidad de vídeo en sus presentaciones, junto con un volumen moderado de gráficos tridimensionales.

Entre los fabricantes que incluyen esta tarjeta en sus equipos cabe destacar AST Research, Compaq Computer, Dell, Digital, Gateway 2000, Hewlett-Packard, IBM y Nec.

Millennium II

Esta tarjeta es la opción de la compañía para los sistemas sobremesa corporativos de dos y tres dimensiones, y como una solución gráfica profesional, aunque su precio le ha llevado a ocupar la segunda plaza en la clasificación final.

Matrox ha incorporado un nuevo motor a la Millennium II, el chip gráfico de 24 bits MGA-2164W. Asimismo, aparece con RAMDAC a 220 MHz, y soporta 16 MB de WRAM de doble puerto.

Las configuraciones base de esta tarjeta incluyen 4 u 8 MB de WRAM y se pueden ampliar hasta 8, 12 ó 16 MB. Dispone también de drivers para Windows NT 4.0, Windows 95, Windows 3.11 y OS/2, y puede soportar resoluciones de hasta 1.920 x 1.200 pixeles.

En resolución máxima 3D necesita como mínimo 12 MB de memoria para poder operar con 65 K color. La instalación y gestión de la interfaz de la Millennium II es similar a la de la Mystique 220.

En cuanto a resultado por pruebas, esta tarjeta consiguió el primer puesto en el test de vídeo MPEG, se situó tras la ATI en el de CAID y, al igual que la Mystique, quedó tras la ATI también en modelación 3D. Por último, los 2,11 marcos por segundo de la visualización de datos la situaron en la segunda posición en la clasificación.

Esta tarjeta se incluye en los equipos de AST, Compaq, Dell, Digital, Gateway, HP, Intergraph, IBM y Nec entre otros.

XPERT@Work

La aceleradora gráfica de ATI se presenta como la solución corporativa de la compañía optimizada para su uso con procesadores Pentium II y Pentium Pro, y con garantía de cinco años.

Está basada en la tecnología de 64 bits 3D Rage Pro, con soporte para 2D, 3D y vídeo completo. Además, incluye aceleración MPEG-2 y RAMDAC 22 MHz. Entre el software compatible cabe destacar Windows 3.1, Windows 95, Windows NT, DOS, OpenGL y Direct 3D.

La memoria estándar es 2 ó 4 MB SGRAM, actualizable a 6 u 8 MB, y soporta resolución máxima de 1.600 x 1.200 pixeles en 2D y 3D con 8 MB. En las pruebas se pudo observar un pequeño problema en el procedimiento de instalación. Tras cargar los drivers de la tarjeta hay que cambiar la resolución de la pantalla, que se encuentra en VGA estándar, a 800 x 600 para activar el botón Apply. En ese momento, hay que reiniciar el sistema y éste reconocerá los nuevos drivers. Sin embargo, si en lugar de activar el botón Apply, se da al OK, Windows NT no será capaz de reconocerlos.

Si la documentación a este respecto fuera más completa se ahorraría bastante tiempo. Pese a ello, la tarjeta de ATI se hizo con los primeros puestos en los tres test Viewperf, aunque sus resultados en el MPEG la relegaron al tercer puesto entre las tarjetas de 4 MB.

Las tarjetas de ATI se incluyen en equipos de AST, Compaq, Gateway, Nec, Toshiba y Sony.

Velocity 128

La Velocity 128 de STB es una tarjeta de 128 bits basadaa en el motor gráfico Real-time Interactive Video and Animation de NVIDIA. Ha sido diseñada para acelerar las aplicaciones basadas en Windows 95, Windows NT, DirectX y OpenGL.

Una de las características vídeo más destacables de la tarjeta es la posibilidad de extraer datos SVGA a pantallas de televisión NTSC y PAL. Además, la Velocity 128 es compatible MPEG-2 y soporta fuentes de datos DVD.

La RAMDAC de 230 MHz incluida en la tarjeta soporta índice de refresco de 160 Hz para la resolución de 640 x 480 pixeles; para la máxima, establecida en 1.600 x 1.200 con color de 65 K, este índice se sitúa en 85 Hz.

Por lo que se refiere a las utilidades de instalación y gestión, resultó la más sencilla con diferencia. Los drivers se instalan en segundos y todo está automatizado, aunque no dispone de opciones extra en el panel de control.

En cuanto a resultados en los test, se mantuvo firme en los Viewperf, aunque quedó algo corta en el CAID, un 25 por ciento menos prestaciones que la Matrox de cabeza, y por delante de la ATI en cuanto al test MPEG.

A la vista de estos resultados, su posicionamiento se orienta hacia la visualización de datos y el modelado 3D.

Las tarjetas de STB se incluyen en sistemas Compaq, Dell, Gateway e IBM.

Fire GL 1000 Pro

El producto de Diamond es la primera de las tarjetas de 8 MB analizadas en este artículo. La misma dispone de un controlador nuevo y más potente, más memoria y un RAMDAC algo más rápido que la de su predecesora, la Fire GL 1000.

Ba

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios